Vía Expresa Sur: en diciembre empezarán expropiaciones
Vía Expresa Sur: en diciembre empezarán expropiaciones
Miguel Neyra

La Municipalidad de Lima desalojó el miércoles a la agrupación musical de un predio de propiedad de esta en Barranco. Este desalojo marca el inicio del plan de expropiación para la construcción de la Vía Expresa Sur, obra que conectará el zanjón del Paseo de la República con la Panamericana Sur, y pasará por los distritos de Barranco, Surco y San Juan de Miraflores.

Fuentes de la comuna metropolitana precisaron ayer a El Comercio que los trabajos de desalojo a gran escala se iniciarán a mediados de diciembre.

Hasta finales del 2014, la municipalidad había calculado que unos 300 predios serían expropiados, de los cuales unos 100 serían viviendas. La comuna metropolitana aún no precisa en qué distritos, después de Barranco, se continuará con los desalojos, así como tampoco cuánto tiempo tomará el proceso expropiatorio.

Esta será la ampliación de la Vía Expresa. Las construcciones que la complementarán estarían listas a fines de 2018, cuando la obra sea entregada.

Esta será la ampliación de la Vía Expresa. Las construcciones que la complementarán estarían listas a fines de 2018, cuando la obra sea entregada.

Lo cierto es que la empresa concesionaria, Vía Expresa Sur S.A.,tiene pautado iniciar los trabajos físicos de la vía en el segundo semestre del 2016.

La Gerencia de Imagen de la Municipalidad de Surco indicó a El Comercio que la comuna mantiene contacto permanente con Vía Expresa Sur y que la empresa les ha informado que en lo que queda del año no habrá expropiaciones en el distrito.

Asimismo, indicaron que han coordinado con ellos la elaboración de estudios del terreno por donde pasará la nueva autopista.

Este Diario recorrió las zonas por donde pasará la vía y comprobó que muchas de las personas que viven allí invadieron terrenos que están en el trazado de la obra. No obstante, muchos de los que serán desalojados afirman ser propietarios, pues compraron los terrenos y edificaron casas o departamentos.

En el contrato de concesión, se detalla que de su presupuesto, equivalente a US$230 millones, se usarán 57 millones para las expropiaciones de inmuebles.

Obra esperada
La ampliación de la Vía Expresa es un proyecto que data de finales de los años 60, cuando Luis Bedoya Reyes era el alcalde de la ciudad. Más de 40 años después, la prolongación de la Vía Expresa fue retomada y declarada de interés y necesidad pública por el Concejo Metropolitano de Lima (2012) y luego por el Congreso de la República (2013).

En agosto del 2013, tras un proceso de licitación pública, la Municipalidad de Lima adjudicó la concesión por 40 años a Vía Expresa Sur S.A. La empresa afirma que las obras se iniciarán a mediados del 2016 y que se concluirán en el 2018.

Se ha calculado que por ahí transitarán unos 75 mil vehículos por día y que el tránsito vehicular se reducirá en las avenidas Tomás Marsano, Javier Prado, Benavides y Angamos.

Las nueva vía nacerá en el distrito de Barranco y llegará a la altura del kilómetro 12 de la Panamericana Sur, en San Juan de Miraflores.

A la altura del cruce del Paseo de la República con la Av. República de Panamá se construirá un intercambio vial de tres niveles. Además, el proyecto contempla la construcción de dos puentes para vehículos y personas en las avenidas Ayacucho y Surco, y dos óvalos a desnivel en las avenidas La Castellana y Próceres, en Surco. También se construirán tres puentes peatonales y 11 rampas: seis de entrada y cinco de salida.

En opinión de Miguel Ángel Torres, arquitecto experto en infraestructura vial, si bien la ampliación de la vía hacia el sur de la ciudad puede ser beneficiosa para algunos distritos, los problemas de tránsito hacía el centro de la ciudad podrían empeorar.

“Se está alimentando una vía que ya está saturada. También debería pensarse su ampliación en el otro sentido”, sostuvo.