Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Cine

¿Shakespeare es el autor de "El rey león"? Hablan los dramaturgos peruanos

Desde Hamlet hasta Enrique IV, dramaturgos peruanos analizan la influencia del Bardo en el popular filme de Disney. Su nueva versión se estrena el 18 de julio

El rey león

El León Scar, hermano del rey, en explícita referencia a Hamlet con el cráneo de un antílope, como lo hace el príncipe danés ante la calavera del bufón Yorick.

Algo se pudre en el Serengueti. Las llanuras ocres y los luminosos verdes de la selva africana tienen una curiosa continuidad con el frío paisaje nórdico donde habita "Hamlet". Desde su estreno en 1994, muchos señalaron que el secreto del éxito de "El rey león" fue haber construido su trama recurriendo a elementos dramáticos de este clásico de Shakespeare.

El rey león

"The lion king", filme animado de Disney estrenado en 1994.

Las comparaciones caen de maduras: si en "Hamlet" Claudio asesina a su hermano, el rey, en la película de Disney, Scar mata a Mufasa para conseguir el trono. Asimismo, si en escena el fantasma del padre puede comunicarse con su hijo, en el filme Mufasa maneja igual línea telefónica. Y en ambos casos, los jóvenes príncipes tienen un par de amigos sinvergüenzas para levantar el ánimo: Rosencrantz y Guildenstern por un lado, Timón y Pumba por otro. Y en ambas, también existen consecuencias morales asociadas a la ilegítima usurpación del poder. Si bien es evidente que las huellas del bardo de Avon son inequívocas en el filme de Disney, hay que desconfiar de las trasposiciones fáciles. En la cinta número 32 de Disney, son muy pocas las referencias directas, sino más bien capas tras capas de referentes culturales.

El rey león

Mufasa y el pequeño Simba, en la versión animada de Disney de 2019.

Para la dramaturga Vanessa Vizcarra, en la mayoría de sus películas animadas Disney ha jugado a lo seguro, versionando historias tradicionales, aligerando sus argumentos y salpicándolo todo con números musicales. "A fines de los ochenta, conscientes de que la formula de la princesa rosa llegaba a su fin, en Disney se animaron a contar la historia de un príncipe. Y existen muchas razones para creer que la historia original detrás de la película es la del Hamlet de Shakespeare", afirma. Para la autora, el cambio más significativo entre una y otra historia es el de la linea de tiempo. "La primera mitad de ‘El rey león’ es la precuela de Hamlet: su infancia y su destino de rey, su relación con su padre, con la mujer/hembra con quien está destinado a emparejarse, y la villanía de su tío, hasta el momento en el que este asesina a traición al rey, dejando a heredero sin saber qué hacer de su vida", explica.

El rey león

Afiches de el "El rey león", con Simba, Nala y Scar.

Para Vizcarra, el argumento de la obra teatral empieza casi con el mismo evento en la película, con la aparición del fantasma del padre reclamando memoria. "A partir de este punto, como en Shakespeare, un adulto Simba resuelve regresar a su hogar, enfrentar a su tío con la verdad y asumir su propia responsabilidad en el Círculo de la Vida", explica.

Y es que, como observa Mariana de Althaus, al público siempre nos emocionará el deseo de un hijo por reparar una injusticia perpetrada contra su padre, por más ausente que este haya sido. "La lucha del padre siempre ha estado rodeada de un velo heroico, no así la lucha de la madre. El sufrimiento del padre es insoportable, la de la madre no suscita tanta rebeldía. Tal vez porque el rol de la madre siempre ha estado ligado al sacrificio hemos normalizado su sufrimiento", observa.

El rey león

El joven Simba y su vida disipada junto a Timón y Pumba, en medio de la selva

Y ya que estamos comparando... ¿Zazu representa al locuaz Polonio, el padre de Ofelia? ¿Nala sería Ofelia, la novia de Hamlet? Las correlaciones empiezan a resultar más difusas, especialmente cuando se le achaca a los relajados Timón y Pumba el papel de Rosencratz y Guilderstein, compañeros de correrías del príncipe Hamlet. En efecto, el peculiar carácter del jabalí y la suricata poco tienen que ver con el referente isabelino, entre otras cosas, porque ambos son, en realidad, espías utilizados por el tío Claudio para deshacerse de su sobrino.

Para conocer la inspiración detrás de Timón y Pumba habría que buscar más profundo en otros textos del Bardo, menos populares. Por ejemplo, más acorde parece ser la historia del joven príncipe Hal, protagonista de "Enrique IV", quien padece un destierro parecido al del Simba. Así como el irreflexivo príncipe tiene como mentor al gordo y juerguista Falstaff, el hijo de Mufasa tiene a Pumba, parecido tanto en físico como en actitud. A propósito, hay que añadir que los guionistas de Disney tomaron prestado el nombre de "Timón de Atenas", otra tragedia shakespeariana, para otorgárselo al simpático suricata.

Pero no basta concentrarse en estas dos obras. Desde el "Edipo rey" de Sófocles, todas las tragedias clásicas han girado en torno al problema de un protagonista que debe descubrir quién es realmente, un camino, llamado por Aristóteles "anagnórisis", siempre doloroso. Y en gran parte de las obras de Shakespeare, ese autodescubrimiento es clave, tanto en sus tragedias como en sus comedias.

Sin embargo, también hay diferencias insalvables. Como advierte el dramaturgo Alfonso Santistevan, a diferencia de Disney, en sus obras Shakespeare está muy lejos de idealizar el mundo como un lugar en el que hay que restaurar la justicia y la armonía. "Por el contrario, para él el teatro es un espejo de lo que somos, no de lo que debemos ser. Esa es su grandeza. El Rey León toma de Hamlet apenas parte de la anécdota", explica.

En un sentido parecido apunta su colega Mateo Chiarella: "Ambas tratan sobre la injusticia y su naturaleza. Pero en el dibujo se hace necesaria la esperanza. Simba triunfa coronándose rey; Hamlet, en cambio, tiene que sacrificarse para apagar la corrupción. El Rey León, es pues el ideal de un mundo justo. Hamlet plantea la dura mirada hacia la realidad", afirma.

El rey león

Dramaturga y directora Vanessa Vizcarra

LO QUE DICEN LOS DRAMATURGOS

Vanessa Vizcarra: "Como la precuela de Hamlet"
Con la mayoría de sus películas animadas, Disney juega a lo seguro realizando su versión de historias tradicionales, transformando argumentos oscuros y complejos en películas con guiones más explícitos y sencillos, salpicadas de números musicales.

Aparentemente para finales de los ochentas, ya conscientes de que la formula de la princesa rosada estaba llegando a su fin, se animan a contar la historia de un príncipe y existen muchas razones para creer que la historia original que está detrás de esta película, es la de la obra más reconocida del habla inglesa, Hamlet de W. Shakespeare (obra que a su vez no se le califica de “original”, pero esa es otra historia).

El cambio más significativo de la versión si dejamos de lado el cambio de especie (quizás hacer una película familiar con un hombre como protagonista era aun demasiado para ellos y había que convertirlo el león) es el de la linea de tiempo.

Si contamos "El rey león", la primera mitad de la película es la pre-cuela de "Hamlet"; su infancia y su destino de rey, su relación con su padre, con la mujer/hembra con quien está destinado a emparejarse, y la villanía de su tío, hasta el momento en el que este asesina a traición al Rey, dejando a joven heredero confundido y sin saber qué hacer de su vida.

Todo este segmento de la película está en la obra en forma de fábula. El argumento de la obra empieza casi con el mismo evento en la película; la aparición del fantasma del padre reclamando memoria. A partir de este punto, Simba- ya convertido en un joven adulto- resuelve regresar a su hogar (tal como en la obra), enfrentar a su tío con la verdad (como en la obra) y principalmente dejarse de Hakuna Matatas y asumir su propia responsabilidad en el Círculo de la Vida.

Posiblemente los puntos más distantes de las dos narraciones son los personajes femeninos. A diferencia de Ofelia, la joven leona entiende y resuelve con mucho más agencia y menos tragedia las circunstancias que se le presentan; y a la leona mayor no se le puede acusar de haber traicionado a su difunto esposo, a pesar de que seguir cazando para el nuevo rey por mandato natural, no dista mucho de casarse con el nuevo rey por mandato socio político.

Hay muchas coincidencias en cuanto a las características de los otros personajes, desde el siniestro y maquiavélico tío villano con la voz más shakespereana del maravilloso Jeremy Irons, hasta el ridículo y ampuloso mayordomo, británico también por supuesto, en el cuerpo de una pequeña y frágil ave; pasando por los dos reyes, el viejo sabio y el joven adolescente, de cuyo camino a la madures trata la historia. Ambas versiones terminan en un apoteósico enfrentamiento, en el que todos los personajes ponen la vida en riesgo, y en el que el villano muere por su propia mano. En "Hamlet" es con veneno, en "El rey león" es masacrado por sus cómplices, las hienas. Los buenos no mueren en la película, por supuesto, a diferencia de la obra. Aparentemente los niños y niñas de Disney no merecen tanta realidad en sus ficciones.

El rey león

Dramaturgo y director Mateo Chiarella

Mateo Chiarella: "El rey león, es el ideal de un mundo justo" 

Es evidente el vínculo entre "El rey león" y "Hamlet". Basta mirar ambos argumentos. Lo interesante sería notar si los elementos esenciales de la tragedia pueden conservarse en la adaptación al dibujo. Pensar que "Hamlet" trata sobre la venganza, es un error. De igual manera, pensar que Simba quiere vengar a su padre. Hay algo más profundo que los subleva. Desde nuestra perspectiva, ambas, tratan sobre la justicia, o la injusticia, y su naturaleza; pero en el dibujo, se hace necesaria la esperanza: Simba triunfa coronándose rey; Hamlet, en cambio, tiene que sacrificarse para apagar la corrupción. "El rey león", es pues el ideal de un mundo justo. Hamlet plantea la dura mirada hacia la realidad.

El rey león

Dramaturgo Gonzalo Rodríguez Risco

Gonzalo Rodríguez Risco: "Shakespeare también se inspiró en otros cuentos"

Aunque es una pregunta con truco, en la que podría bromear que "El rey león" es "Hamlet" si en "Hamlet" pasaran más cosas (no me peguen, amigos teatristas, Hakuna Matata), prefiero afirmar que Shakespeare no escribió "El rey león", como no escribió "West Side Story" ("Romeo y Julieta") o "Una chica en apuros" ("Noche de Reyes"), pero las estructuras de esas y muchas otras películas y obras le deben mucho al bardo, quien a su vez se inspiró en varios cuentos, poemas, leyendas y hechos históricos para escribir sus propias obras. Busquen la inspiración de Shakespeare para Hamlet y verán que la ficción es una máquina del tiempo.

El rey león

Dramaturgo y actor Alfonso Santistevan

Alfonso Santistevan: "Shakespeare no escribe melodramas"

Shakespeare no escribió melodramas, que es lo que es "El rey león". El melodrama es la salvación del bueno y el castigo del malo. Shakespeare no salva a nadie, ni al bueno ni al malo. Lo que le interesa es revelar lo complejo de la naturaleza humana. Está muy lejos de idealizar el mundo como un lugar en el que hay que restaurar la justicia y la armonía. Por el contrario, para él el teatro es un espejo de lo que somos, no de lo que debemos ser. Esa es su grandeza. "El rey león" toma de Hamlet apenas parte de la anécdota.

El rey león

Dramaturga Mariana de Althaus

Mariana de Althaus: "Se basa en toda tradición teatral que aborda vengar la muerte del padre"
 

"El rey león" se basa en Hamlet y en toda una tradición teatral que aborda el tema vengar la muerte del padre. Edipo, Hamlet y Orestes vengan la muerte del padre aun si eso significa matar a la madre. Siempre nos emocionará el deseo de un hijo por reparar una injusticia perpetrada contra su padre, por más ausente que este haya sido. La lucha del padre siempre ha estado rodeada de un velo heroico, no así la lucha de la madre. El sufrimiento del padre es insoportable, la de la madre no suscita tanta rebeldía. Tal vez porque el rol de la madre siempre ha estado ligado al sacrificio hemos normalizado su sufrimiento. Ahora que estamos conociendo nuevas maternidades y paternidades, tal vez surjan Hamlets o Electras que luchen por vengar a su madre de un padre feminicida o agresor, por ejemplo. Por mientras, seguiremos llorando por "El rey león".

El rey león

Dramaturgo y director Alonso Alegría.

Alonso Alegría: "Es un tributo al Hamlet de Shakespeare"

Que "El rey león" tenga constantes atisbos y elementos argumentales del "Hamlet" de Shakespeare es innegable. ¿Están ahí por decisión o por instinto? Pienso que por ambos. El "Hamlet" se le sale por los poros a todo anglohablante educado. El idioma inglés cotidiano está lleno de citas del "Hamlet" cuyo origen ya nadie recuerda. Su trama es tan sólida y conmovedora que uno debería más bien preguntarse cómo así no fue usada antes, queriendo o sin querer. "El rey león" es un tributo al "Hamlet" de Shakespeare. ¡Bien por el autor original, y bien por quienes bien usan su legado!

Tags Relacionados:

El rey león

Contenido Premium


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ