La icónica despedida de Rick (Humphrey Bogart) e Ilsa (Ingrid Bergman) en la conclusión de "Casablanca". (Foto: Warner Bros.)
La icónica despedida de Rick (Humphrey Bogart) e Ilsa (Ingrid Bergman) en la conclusión de "Casablanca". (Foto: Warner Bros.)
/ Warner Brothers
Juan Luis  Del Campo

Un 26 de noviembre de 1942 se proyectó por primera vez en el teatro Hollywood de Nueva York una película que pronto se convertiría en un clásico del cine: “”. Producida por Warner Brothers durante la Segunda Guerra Mundial, la fecha de la ‘premiere’ del filme fue elegida para aprovechar la reciente captura por las fuerzas aliadas del norte de África, y por lo tanto de la locación que le daba nombre a la cinta.

Pero alejado de este propósito azuzar los ánimos patrióticos estadounidenses, “Casablanca” ha sobrevivido los 80 años de su salida para ser considerada por el American Film Institute como , gran honor si se toma en cuenta que compite en la lista con otros clásicos como la épica “Lo que el viento se llevó” y el musical “Singin’ in the Rain”.

Dirigida por el célebre realizador Michael Curtiz, “Casablanca” se basó en un guion de una obra de teatro nunca publicada titulada “Everybody Comes to Rick’s” por Murray Burnett y Joan Alison que fue adaptado al cine por Howard Koch y los gemelos Julius y Philip Epstein, quienes se llevaron un Oscar por el trabajo. Es así que la cinta presenta al galán de cine Humphrey Bogart como Rick Blaine, el cínico dueño de un club nocturno que utiliza su profesada neutralidad como manera de sobrevivir el régimen de Vichy en Casablanca, aquel momento histórico cuando Francia y sus territorios estuvieron bajo el control de la Alemania nazi.

Sin embargo, la actitud de Rick se pondrá a la prueba cuando regresa a su vida su antiguo amor Ilsa Lund – interpretada por una todavía desconocida Ingrid Bergman -, quien busca la manera de escapar de Casablanca a los Estados Unidos junto a su esposo Victor Laszlo (Paul Henreid), un reconocido líder de la resistencia checa buscado por los nazis.

De izquierda a derecha: Humphrey Bogart, Claude Rains, Paul Henreid e Ingrid Bergman en una escena de "Casablanca".  (Foto: Warner Bros.)
De izquierda a derecha: Humphrey Bogart, Claude Rains, Paul Henreid e Ingrid Bergman en una escena de "Casablanca". (Foto: Warner Bros.)
/ Warner Brothers

Completa el elenco Claude Rains como el capitán Louis Renault, la corrupta autoridad policial francesa en Casablanca; Dooley Wilson como Sam, pianista y confidente de Rick; Sydney Greenstreet como el mafioso Signor Ferrari; Peter Lorre como el ladrón Ugarte y Conrad Veidt como el mayor Heinrich Strasser, líder del grupo alemán que busca capturar a Laszlo.

A pesar del elenco estelar, es un pequeño milagro que “Casablanca” resultó tan buena como la conocemos, ya que cuando la película se empezó a filmar en mayo de 1942, el guion todavía no había sido concluido y la película se tuvo que filmar de manera casi secuencial - algo todavía muy raro en el cine - para ganarle tiempo a los escritores.

Mientras tanto, , una serie de normas morales que regían la industria cinematográfica, ataban las manos de los guionistas al hacer casi inevitable la disolución del romance adúltero entre Rick y Ilsa, aunque estas mismas reglas nos dieron el icónico final del filme.

Es interesante notar que Rick incluso se salvó de una peor suerte gracias a la intervención de los ejecutivos de Warner Bros., ya que en el guion original en vez de despedirse de Ilsa en el aeropuerto y unirse a Louis en la pelea contra los nazis, su destino final era un campo de concentración.

“Casablanca” por siempre

A 80 años de su lanzamiento, el poder de “Casablanca” se sigue sintiendo con frases imborrables como “Siempre nos quedará París”, la última despedida de Rick e Isla, o “Presiento que este es el comienzo de una hermosa amistad” con Rick y Louis en la conclusión de la película; pero indudablemente la más célebre de todas es la cita falsa “Tócala otra vez, Sam”. Para ser claros, en la película nadie dice esta oración y lo más cercano que ocurre es cuando Ilsa le dice a Sam: “Tócala una vez, Sam. Por los viejos tiempos”, para luego insistir “tócala, Sam. Toca ‘El tiempo pasará’”. Rick, por su parte, tampoco dice la célebre frase, y en cambio pide a Sam repetir la interpretación diciendo: “La tocaste para ella. Tócala para mí. Si ella la resistió, yo también. Tócala”. A pesar de ser apócrifa, la cita es quizás la parte frase más conocida de “Casablanca”, tanto así que incluso sirvió como título para una comedia de 1972 donde Woody Allen era aconsejado en asuntos del amor por el fantasma de Humphrey Bogart.

Menos conocido es que debido al éxito de la película se intentó realizar una secuela. Titulada (locación que Louis sugiere a Rick como su siguiente destino), la continuación de “Casablanca” fue propuesta por el director y coguionista de “Flash Gordon”, Frederick Stephani, aunque nunca aceptada, para el bien del legado del filme original. Y es que Stephani, quizás en intento de darle un final más feliz a los protagonistas, destruye la excelente conclusión del anterior filme para volver a juntar a Isla y Rick – tras la conveniente muerte de Victor Laszlo- en una nueva y melodramática situación con triángulos amorosos, espías y más acción.

Y si bien esta secuela no se dio, lo que sí hubo fueron una serie de imitaciones de diversos grados de calidad como “To Have And Have Not” (1944), “Tokyo Joe” (1949) y “Sirocco” (1951); filmes donde Humphrey Bogart vuelve a interpretar a un duro expatriado estadounidense viviendo en otras locaciones ‘exóticas’ y cruzándose con damas en problemas, aunque ninguno de estos filmes logró la popularidad de la original. Felizmente, siempre nos quedará “Casablanca”.

Datos curiosos
"Casablanca" en la televisión

Si bien "Casablanca" nunca tuvo una continuación, se realizaron dos series precuelas del periodo en el que Rick regentaba su club antes de la llegada de Ilsa y Victor. La primera fue lanzada por ABC entre septiembre de 1955 y 1956, con Charles McGraw en el papel de Rick. El programa fue un fracaso y solo duró 10 episodios. El segundo intento fue lanzado en 1983 por NBC y presentó un elenco aún más impresionante, contando con la actuación de actores como Hector Elizondo como el capitán Louis Renault, David Soul como Rick Blaine y un joven Ray Liotta como el cantinero Sacha. A pesar de esto, la duración de la serie fue aún más corta, duranto solo cinco episodios. 

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más