Ewan McGregor ha deambulado por galaxias lejanas, cabarets parisinos y viajes en moto por las carreteras de todo el mundo. Su talento histriónico y coral, así como carismática personalidad, lo convierten en uno de los actores británicos más icónicos de la actualidad.  (Foto: VALERIE MACON / AFP)
Ewan McGregor ha deambulado por galaxias lejanas, cabarets parisinos y viajes en moto por las carreteras de todo el mundo. Su talento histriónico y coral, así como carismática personalidad, lo convierten en uno de los actores británicos más icónicos de la actualidad. (Foto: VALERIE MACON / AFP) / VALERIE MACON
Enrique Planas

Nunca entendió a los fanáticos de . Ya en sus primeras entrevistas tras el rodaje de “La amenaza Fantasma”, manifestaba abiertamente lo desesperante y extraño que le resultaban los fanáticos obsesionados con “La Fuerza”, aquellos jóvenes que lo abordaban asumiendo las líneas argumentales de un filme de entretenimiento como un catecismo pseudoreligioso. Años antes que se rumoreara que volvería a ponerse la túnica de Obi-Wan Kenobi, McGregor advertía que, aunque gozó con el rodaje de Star Wars de George Lucas, la única forma en que volvería a interpretar al personaje definido por Sir Alec Guinness en la saga original sería aprovechando el interludio entre el Episodio III (”La venganza de los Sith”) y el Episodio IV (”Una nueva esperanza”), años en que el maestro Jedi aguardó en el desierto de Tatooine la hora del regresar al combate, al lado de un novato Luke Skywalker y sus dos androides.

MIRA: “Star Wars”: ¿Qué podemos esperar de la nueva pelea de Obi Wan vs. Darth Vader? La directora lo cuenta

En un mundo en que pocos actores cuestionan sus papeles o el mismo funcionamiento de la industria del cine, la honestidad del actor nacido el 31 de marzo de 1971 se parece a la del londinense Guinness, quien abjuró del personaje nacido de la imaginación de Lucas y de sus descarados robos a las seriales futuristas de los años 30. Vale destacar el término “parece” pues como buen fingidor, nunca podremos saber si un actor afirma una verdad o se interpreta a sí mismo diciéndola, que no es lo mismo. Digámoslo así: Ewan McGregor sería feliz interpretando un sueño en que Guinness afirma que no volverá jamás a sujetar un sable láser. Al final, esa es la especialización del actor escocés: interpretar personajes que habitan sueños dentro de otros.

La esperada serie tendrá a Ewan McGregor en el papel de Obi-Wan Kenobi 10 años después de su duelo con su ex padawan Anakin Skywalker. La serie también significará el regreso de Hayden Christensen, quien interpretó a Darth Vader en las precuelas. (Foto: Lucasfilm)
La esperada serie tendrá a Ewan McGregor en el papel de Obi-Wan Kenobi 10 años después de su duelo con su ex padawan Anakin Skywalker. La serie también significará el regreso de Hayden Christensen, quien interpretó a Darth Vader en las precuelas. (Foto: Lucasfilm)

Qué otra cosa sino un sueño romántico es “Moulin Rouge” (2001) de Bazz Luhrmann, y “Christopher Robin” la ensoñación amable de un niño crecido que vuelve a encontrarse con su compañero de aventuras de Winnie the Pooh en el Bosque de los Cien Acres. Pero los sueños son diversos: McGregor puede encarnar la pesadilla de Dr. Sueño, otro infante que regresa ya maduro al hotel Overlook, del que sobrevivió en “El Resplandor” de Kubrick. Y muchos más luminosos, son los sueños del entrañable Edward Bloom, el padre protagonista de “Big Fish” de Tim Burton, sobre las fantasías que construyen nuestra realidad.

Ewan McGregor en la película Trainspotting de 1995. (Foto: Miramax)
Ewan McGregor en la película Trainspotting de 1995. (Foto: Miramax)

El viaje de Ewan

Hijo de profesores, desde su infancia McGregor comenzó a manifestar su pasión por el mundo del teatro y el cine. Una pasión que le llevaría posteriormente a abandonar sus estudios en Glasgow para incorporarse primeramente en el Perth Repertory Theatre escocés para después estudiar interpretación en en la Guildhall School of Music and Drama en Londres y en la Morrison’s Academy de Crieff. Inició su carrera con un interesante papel en la serie de la BBC “Lipstick on your Collar”, y su primer papel en un largometraje fue en la cinta “Being human”, junto a Robin Williams, que llamó la atención de Danny Boyle al momento en que preparaba el proyecto que disparó su carrera: “Trainspotting” (1996). El sueño inició con el hipnótico sopor que produce la heroína. Aunque cumpla medio siglo este miércoles 31 de marzo, Ewan McGregor siempre nos recordará a Mark Renton, ese joven adicto y culposo que encarnó a los 24 años bajo la dirección de Boyle.

Se trata de un papel tan icónico e influyente que le dio al actor, como informa recientemente el “Sunday Post”, suficiente autoridad moral como para instar al gobierno escocés a investigar en nuevos tratamientos contra la adicción libres de las drogas tradicionales. Y lo hizo como narrador del documental “The Final Fix”, que traza los exitosos ensayos de las terapias neuroeléctricas en Estados Unidos, los mismos que, según sus partidarios, pueden aliviar a los adictos de la heroína a través de una abstinencia cómoda y sin dolor.

El actor Ewan McGregor interpreta a Danny Torrance en "Doctor Sleep", una secuela de "The Shining", en la que regresará al hotel Overlook. (Foto: Difusión)
El actor Ewan McGregor interpreta a Danny Torrance en "Doctor Sleep", una secuela de "The Shining", en la que regresará al hotel Overlook. (Foto: Difusión)

Sueños de carretera

Quizás el momento en el que el actor se acerca más al mundo real sea, literalmente, sobre el asfalto, en el lomo de una motocicleta. En efecto, además de sofisticado coleccionista, McGregor podría presumir de haberle dado la vuelta el mundo sobre ellas, algo que han registrado tres especiales, filmados en tres momentos distintos de su vida, por la BBC. Acompañado siempre por su viejo amigo, el presentador televisivo Charley Boorman, el actor viajó de Londres a Nueva York cruzando Asia, luego unió Londres con Ciudad del Cabo en África, y en 2019, para el rodaje de la tercera temporada de la serie documental “Long Way Up”, realizaron el exigente periplo sobre dos Harley-Davidson de motor eléctrico, partiendo desde Ushuaia (Argentina) para llegar a California tras recorrer Latinoamérica. Puno, Cusco (con visita de rigor a Machu Picchu), Ayacucho, Chimbote y Huaraz, para luego seguir rumbo a Ecuador, cruzar Centroamérica y México antes de alcanzar su destino final en Los Ángeles. 21.000 kilómetros de aventura sin ninguna huella de carbono, aunque sí muchos problemas para recargar baterías.

'Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable' fue el live-action que reúne a los famosos personajes animados de 'Winnie the Pooh', con el actor británico Ewan McGregor como Christopher Robin de adulto.  (Foto: Disney Studios)
'Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable' fue el live-action que reúne a los famosos personajes animados de 'Winnie the Pooh', con el actor británico Ewan McGregor como Christopher Robin de adulto. (Foto: Disney Studios)

La precisión de la máquina, la emoción del viaje, la vulnerabilidad que se experimenta al no poder controlar lo que le traerá la ruta. McGregor usa la moto incluso para llegar temprano al set de rodaje, cuando las calles vacías de madrugada le resultan especialmente tentadoras.

El actor Ewan McGregor recorríió en 2019 Sudamérica como parte de su programa "Long Way Up". (Foto: Instagram)
El actor Ewan McGregor recorríió en 2019 Sudamérica como parte de su programa "Long Way Up". (Foto: Instagram)

...Y también sueños rotos

La vida privada del actor escocés siempre fue un secreto dentro de un misterio, hasta que en 2017 estalló el escándalo. Eve Mavrakis, la madre de sus cuatro hijas, anunció su separación pocas horas antes de que aparecieran en “The Sun” fotos del actor británico besándose con Mary Elizabeth Winstead, su compañera en la serie “Fargo”, en un local abarrotado del nordeste de Londres (“Crisis de la mediana edad”, describieron los afilados tabloides británicos esta ruptura).

Ewan McGregor es uno de los protagonistas de la tercera temporada de 'Fargo' (Foto: FX)
Ewan McGregor es uno de los protagonistas de la tercera temporada de 'Fargo' (Foto: FX)

Dos años de juicios y negociaciones después, , aunque “justo para ambas partes”. Según la revista People, el actor debió dividir los millones de dólares que ganó por las cuatro películas de “Star Wars”, “Moulin Rouge” y “Christopher Robin”, diversos proyectos en televisión, así como un pago mensual de 50 mil dólares mensuales en manutención conyugal a la mujer con quien estuvo casado por 22 años y para el cuidado de Anouk, su hija menor de edad. Al arreglo se suman cinco autos, su mansión en Los Ángeles, joyas y dinero en efectivo para compensar la división de bienes. Los famosos tienen otras tres hijas: Esther, Jamyan y Clara, todas mayores de edad.

Ewan Mcgregor y Mary Elizabeth Winstead en incriminadora fotografía publicada por The Sun en 2017.
Ewan Mcgregor y Mary Elizabeth Winstead en incriminadora fotografía publicada por The Sun en 2017.

En febrero de 2018, McGregor por primera vez rompió su tradicional reserva y se pronunció en público sobre su situación. Fue durante su discurso al obtener el Globo de Oro como mejor actor por su trabajo en esa serie. “Me gustaría tomarme un momento para darle las gracias a Eve, que siempre ha estado a mi lado durante 22 años, y a mis hijas, Clara, Esther, Jamyan y Anoux. Os quiero”. Pero si comenzó su presentación agradeciendo a la familia, la acabó mencionando a su entonces novia. “Siempre he amado ser un actor” dijo, para después agradecer estar “rodeado de maravillosos actores” y mencionar a Winstead.

Por cierto, pocos días después del premio, Winstead rompió con él. Se dice que no soportó el escrutinio público, las noticias en la prensa rosa, los paparazzi y, sobre todo, los crueles ataques en redes. Sin embargo, la relación nunca se ha enfriado. Poco dados a dejarse ver juntos o a aparecer en eventos públicos o alfombras rojas, los fotógrafos suelen vender a buen precio fotos recientes de la pareja paseando del brazo y besándose por las calles de Nueva York.

Hacerse uno con la fuerza

McGregor cumple 50 años y el mundo le sonríe. Si el papel de Renton (que volvió a interpretar en la prescindible “Trainspotting 2” filmada por Boyle en 2017), le acercó a toda la generación que protagonizó la decadencia de los suburbios londinenses en los años 90, el de Obi Wan Kenobi, le ha convertido en un icono muy distinto al de sus películas de carácter independiente. Esta semana comenzó anunciando el resto del reparto de la serie de Disney+ a través de la cuenta de Twitter de la franquicia: además de McGregor, participarán Hayden Christensen, Moses Ingram, Joel Edgerton, Bonnie Piesse, Kumail Nanjiani, Indira Varma, Rupert Friend, O’Shea Jackson Jr., Sung Kang, Simone Kessell y Benny Safdie. La producción es inminente y este abril empiezan a rodar las cámaras bajo la dirección de Deborah Chow.

Reparto de "Obi Wan Kenobi", compartido por Disney+ en sus redes sociales.
Reparto de "Obi Wan Kenobi", compartido por Disney+ en sus redes sociales.

McGregor ha comentado a la prensa que disfrutará mucho más esta experiencia que su anterior trabajo con Lucas, pues no habrá el abuso de efectos especiales que entusiasmaban tanto al director pero que han envejecido visiblemente. “Creo que nuestra tecnología cuando filmamos ‘La amenaza fantasma y ‘El ataque de los clones’ era muy primitiva comparada con lo que tenemos ahora. Técnicamente, era muy complicado según recuerdo. Todo era pantalla azul y verde. Costaba mucho imaginar. Ahora, las cosas han avanzado mucho y gran parte de lo que ves al final es lo que ya vemos nosotros en el set. Creo que se va a sentir más real para nosotros, los actores”, señaló a la prensa. Una forma de regresar al sueño original.

T0P 10 de películas de Ewan McGregor

El actor británico ha recorrido los más diversos registros y géneros desde que comenzó su carrera. Celebremos su medio siglo de vida recordando diez de sus mejores actuaciones.

1. “Trainspotting”

(Danny Boyle, 1996)

La decadencia del suburbio londinense: La más celebrada colaboración entre McGregor y el director Danny Boyle. 25 años después de su estreno, la adaptación de la novela homónima de Irvine Welsh se mantiene como su película más icónica en su destacada filmografía. El actor escocés siempre será Renton, el joven heroinómano harto de su adicción, que decide abandonar las jeringas aunque para ello deba traicionar a sus amigos (un psicópata alcohólico, un obsesionado con Sean Connery y un fanático de Iggy Pop), por los que siente una profunda dependencia. Para muchos, su secuela resulta innecesaria.

2. “Beginners”

(Dir. Mike Mills, 2010)

Una de sus películas más celebradas lleva una premisa sencilla. A la muerte de su madre, Oliver Fields, desalentado por su repetitiva vida privada, escucha a su padre confesarle que es gay, y que ha decidido gozar su salida del clóset hasta que se lo permita el cáncer terminal que enfrenta. Lo que aparentemente suena a tragedia, es realmente una agridulce comedia sobre la obsesión de la gente por darles lecciones de vida a los demás y la certeza de que siempre seremos principiantes al comienzo de toda relación. Ciertamente, el único realmente lúcido del filme es Cosmo, el perro de la familia, cuyos pensamientos podemos percibir. Y eso es genial.

3. “Big Fish”

(Tim Burton, 2003)

Circo y fantasía, mito y realidad, las historias y lo que ellas esconden. “El gran Pez” no es solo uno de los mejores filmes de McGregor, sino también una de las cumbres de la filmografía de Tim Burton. Lejos del acostumbrado y retorcido cuento de hadas, Burton adapta la novela de Daniel Wallace sobre una familia cuyo padre toda su vida ha intentado darle un toque de fantasía a la mediocre y cruda realidad. El presente y el pasado de Edward Bloom, un hombre sediento de magia, es interpretado notablemente por Ewan McGregor y Albert Finney. William Bloom (Billy Crudup) regresa a su hogar tras serle comunicada la enfermedad terminal de su padre, con quien no mantiene muy buena relación. Obligado a escuchar de nuevo sus interminables historias de juventud, deberá discernir cuánto de realidad hay en aquellos relatos fantásticos con el fin de conocerlo mejor.

4. “La caída del Halcón Negro”

(Ridley Scott, 2001)

Dirigido por Ridley Scott, McGregor se apunta el primer y único filme bélico de su carrera, aunque curiosamente la épica de la película tiene que ver con una misión de paz de las Naciones Unidas. Con un reparto notable que reúne a Josh Hartnett, Eric Bana, entre otros actores de su generación, el filme nos lleva a octubre de 1993, cuando un destacamento de soldados de élite estadounidenses son enviados a Mogadiscio, en Somalia, con el objetivo de capturar al caudillo Aidid y así acabar con la guerra. La misión se complica cuando dos supuestamente invencibles helicópteros Black Hawk, caen a tierra. La misión se convertirá en un desesperado intento por salvar a los soldados atrapados.

5. “Dr. Sueño”

(Mike Flanagan, 2019)

Muchos años después de los terribles sucesos que tuvieron lugar en el hotel Overlook, aquel sobrenatural invierno de 1980 que filmara Stanley Kubrick en “El Resplandor”, el niño que sobrevivió al hacha de su padre conoce a una joven que parece compartir con él sus poderes telekinéticos. Para la crítica, el director y el actor permiten dotar al filme del terror elegante y contenido del filme que la inspira, logrando con ello reconciliar a King y Kubrick, el escritor y su odiado cineasta, al aunar el espíritu de ambos maestros.

6. “Lo imposible”

(Alejandro Bayona, 2012)

El cineasta español convocó a McGregor y a Naomi Watts para interpretar a un matrimonio que, disfrutando de sus vacaciones en Tailandia, tienen que enfrentar un tsunami que los separa a ellos y a sus hijos. Basada en hechos reales que dejaron cerca de 290,000 víctimas, se trata de un drama humano marcado por la incertidumbre, el terror y la desesperación. Una crónica de supervivencia que prohíbe levantarse del asiento. Pocos actores como ellos pueden recorrer tal arco de emociones: del amor al pavor, del dolor a la alegría por el reencuentro.

7. “The ghost writer”

(Roman Polanski, 2009)

Frío, oscuro, sobrecogedor como las mejores intrigas políticas. Mcgregor interpreta a un escritor que acepta terminar las memorias de Adam Lang, ex primer ministro británico, luego que el encargado de iniciarlas haya fallecido en extrañas circunstancias. Para ello deberá trasladarse a una isla de la costa este estadounidense. El actor escocés es ideal para este thriller del maestro Polanski definido por la soledad, en medio de su atmósfera neblinosa, aislados bosques y gélidas almas. Especialmente memorables son aquellas secuencias en las que el escritor se encuentra solo tanto en la casa de Lang (Pierce Brosnan) de fría y minimalista arquitectura, como en la espaciosa playa enmarcada por la ventana, siempre anunciando la llegada de la tormenta.

8. “Moulin Rouge”

(Baz Luhrmann, 2001)

Libertad, belleza, verdad y amor: en el decadente y lúgubre París de inicios del siglo XX, el joven escritor Christian quiere vivir a tope la bohemia del lujurioso Montmartre, barrio seducido por su mayor estrella, la bella y sensual Satine. Enamorarse, sin embargo, obliga a pagar un alto precio en el cabaret Moulin Rouge. El papel reveló al público que McGregor es un actor total, versátil incluso para el difícil territorio del musical. Aunque el filme obtuvo 8 nominaciones al Premio de la Academia (solo obtuvo dos, a mejor dirección artística y mejor diseño de vestuario) al escocés se le obvió en la categoría de mejor actor. Tremenda omisión.

9. “Birds of Prey”

(Cathy Yan, 2020)

Cuanto mejor es el malo, mejor es la película. Y si bien es plausible la simbiosis de Margot Robbie con su delirante Harley Quinn, está claro que uno de los mayores éxitos del filme de superheroínas de la DC es su villano. Ewan McGregor le aporta carisma y frases ingeniosas al personaje de Black Mask. Su selección es similar a la de usar a Liam Neeson para interpretar a Ra’s Al Gul en el Batman de Nolan. Es necesario un actor multifacético y experimentado para hacer verosímil a Roman Sionis, alter ego de Black Mask, habitué al asilo Arkham y aficionado a las máscaras para ejecutar sus crímenes.

10. “Star Wars: La venganza de los Sith”

(George Lucas, 2005)

Hasta quienes odian profundamente los episodios I, II y III de la saga Star Wars reconocen que el personaje de Obi-Wan Kenobi interpretado por McGregor ofrece lo poco de humanidad que sobrevive al abuso del SGI. Definitivamente el mayor baluarte histriónico de la trilogía, el actor ofrece una interpretación especialmente respetuosa del legado de Alec Guinness. Y los fanáticos ya esperan felices el spinoff que narre su larga estancia en Tatooine. Nosotros solo le agradecemos que le haya dado cuenta de Hayden Christensen tras ofrecer una actuación tan amateur como joven Anakin Skywalker. Sin duda, merecía arder amputado en los ríos de lava del planeta Mustafar.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
ACLARACIONESEsta nota salió publicada originalmente en marzo del 2021 bajo el título de "Ewan McGregor cumple 50 años: los papeles que lo hicieron el actor ideal para vivir dentro de los sueños". La republicamos a raíz de la salida de la serie "Star Wars: Obi-Wan Kenobi" este 27 de mayo en Disney+.