Pilar Quintana, es la ganadora de la edición 24 del Premio Alfaguara de Novela, fallado la tarde del jueves en Madrid.
Pilar Quintana, es la ganadora de la edición 24 del Premio Alfaguara de Novela, fallado la tarde del jueves en Madrid.
Enrique Planas
Katherine Subirana Abanto

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Ubicada en la Cali de los años 80, tanto en la ciudad en que creció como en sus montañas neblinosas y enormes precipicios, “Los Abismos”, es una historia narrada desde perspectiva infantil y femenina, la de una niña que se empina para observar a los adultos que le rodean, intentando comprender la conflictiva relación entre sus padres. La tarde del jueves 21 de enero, desde Madrid, con un jurado manteniendo prudente distanciamiento social, se anunció a la escritora colombiana Pilar Quintana (Cali, 1972) como la merecedora de la edición 24 del prestigioso Premio Alfaguara, dotado con 175.000 dólares.

Presidido por el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, y compuesto por las también escritoras Ana Merino e Irene Vallejo, la directora internacional del Hay Festival, Cristina Fuentes La Roche, el periodista y escritor Xavi Ayén, el librero catalán Xavier Vidal, y Pilar Reyes, directora de Alfaguara, el jurado la declaró ganadora la novela por mayoría. Y desde su residencia caleña, donde guarda su confinamiento pandémico, ella se muestra feliz y agradecida.

Ante la prensa internacional, la autora de la aplaudida novela “La perra” confiesa que hay muchas circunstancias de su propia infancia en la novela, sazonadas por otras tantas inventadas. “Hace años que intentaba escribir una historia sobre una niña, pero no se me daba el tono”, confiesa. “A los seis años, supe de la noticia de Nicolasito, un niño que del eje cafetero que murió al caer por un pozo. Allí descubrí que los niños se morían. Y para mí fue una revelación. Los niños tienen un miedo irracional a la muerte de sus padres, es una constante. Y esta novela se trata del miedo a la orfandad”, señala en la conferencia internacional vía zoom.

Se entiende que hablar de la Cali de los 80 implica revisitar su propia infancia. ¿Cómo fue recrear esa época con un enfoque feminista? “Yo creo que, en cierto sentido, necesité desprenderme de lo que sé ahora y cerrar los ojos para volver a lo que fui. Solo así podía narrarlo y volverlo real en la página”, afirmó a El Comercio.

Pilar Quintana nació en Cali, Colombia en 1972. Estudió comunicación social en la Universidad Javeriana de Bogotá. Luego de graduarse trabajó como libretista de televisión y redactora de textos para publicidad.
Pilar Quintana nació en Cali, Colombia en 1972. Estudió comunicación social en la Universidad Javeriana de Bogotá. Luego de graduarse trabajó como libretista de televisión y redactora de textos para publicidad.

Con el telón de fondo de un mundo femenino de mujeres atadas a la rueda de una noria de la que no pueden o no saben escapar, la autora ha creado una historia poderosa narrada desde una aparente ingenuidad que contrasta con la atmósfera desdichada que rodea a la protagonista. Con una prosa sutil y luminosa en la que la naturaleza nos conecta con las posibilidades simbólicas de la literatura, y los abismos son tanto los reales como los de la intimidad”, escribió el jurado en el acta.

Para nosotros, a veces es más fácil reflexionar como hijos que como padres”, señala la escritora. “Hay muchas novelas sobre ser hijo de un mal padre. Creo que ahora estamos reflexionando más sobre la maternidad, quitándole los velos. Las señoras mayores siempre decían que ser madre es lo mejor que puede pasarles a una mujer, que es una especie de realización. Pero nadie hablaba de ese otro lado, de la oscuridad que también conlleva serlo. Hasta hoy está mal visto que una mujer hable de las dificultades, de los sentimientos negativos que emergen al ser madre. Yo creo que es fundamental reflexionar sobre las dificultades de la maternidad, que la desacralicemos. Que no sigamos viendo a las madres como unas santas porque no lo somos. Somos seres humanos, con luz y oscuridad”, afirmó a este diario.

 En telefonferencia en Madrid, el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, presidente del Jurado, hace el anuncio. A su lado, la escritora Pilar Quintana lo observa en línea desde Cali, Colombia.
En telefonferencia en Madrid, el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, presidente del Jurado, hace el anuncio. A su lado, la escritora Pilar Quintana lo observa en línea desde Cali, Colombia.

Por cierto, la escritura confesó que la misma maternidad vivida por ella transformó su proceso creativo. “Yo antes de ser mamá, escribía mucho de sexo. Me interesaba mucho el tema de la animalidad. Nosotros nos creemos diferentes a los animales porque somos racionales. Pero yo sentía que en el sexo no solo nos quitamos la ropa sino las máscaras, viviendo el instinto. Cuando salí embarazada, sintiendo alguien adentro que crecía, que luego parí y le di teta, sintiendo este amor animal, encontré que es en la maternidad donde más animales somos. Y empecé a escribir sobre eso”, explica.

Antes de “Lo Profundo”, Quintana ha publicado cuatro novelas: “Cosquillas en la lengua” (2003), “Coleccionistas de polvos raros” (2007), “Conspiración iguana” (2009) y “La perra” (2017), esta última traduciéndose en catorce países. En 2007 fue seleccionada por el Hay Festival entre los 39 escritores menores de 39 años más destacados de Latinoamérica. En 2011, participó en el International Writing Program de la Universidad de Iowa como escritora residente y en 2012 en el International Writers Workshop de la Universidad Bautista de Hong Kong como escritora visitante.


VEA EL VIDEO

Libros recomendados por “Leer para vivir”

LE PUEDE INTERESAR