Javier Arias (izq.), vocalista de la agrupación Bareto que regresa en plena pandemia con el tema "Un beso a medias", grabado a distancia (der.). Fotos: Bareto.
Javier Arias (izq.), vocalista de la agrupación Bareto que regresa en plena pandemia con el tema "Un beso a medias", grabado a distancia (der.). Fotos: Bareto.
Daniel Goya

Hace un año Javier Arias estaba en Nueva York y recibió una llamada que le cambió la vida. Meses antes había decidido dejar el Perú. Vendió sus cosas y se compró un pasaje de ida y sin retorno a Estados Unidos. El ganador en el 2018 del programa concurso “Los cuatro finalistas” había podido disfrutar de la fama y de la exposición en la televisión, pero a los seis meses las cosas cambiaron. “Bajó un poco todo, la atención, las coberturas. Entonces decidí irme a Estados Unidos, específicamente a Nueva York”.

Era mediados del 2019 y luego de seis meses Arias vio un afiche en Internet que daba cuenta de un concierto que Bareto iba a dar en la Gran Manzana. Él conocía a los integrantes, así que fue al concierto, se juntaron y bebieron como amigos. “Una semana después me llamaron para proponerme regresar a Lima y que fuera el vocalista de Bareto”, recuerda antes de explicar lo complejo de la situación. “Yo me había deshecho de todo, no tenía en Lima absolutamente nada. Ya había comenzado una vida en Nueva York, tenía trabajo y había empezado a cantar un poco”. “No te vas a arrepentir”, le dijeron por la línea telefónica, y a la semana ya estaba en el escenario cantando las canciones de Bareto. Fue él quien dio voz a la banda en su presentación en el Estadio Nacional, durante la inauguración de los Juegos Parapanamericanos Lima 2019.

Bareto, la banda del ritmo popular, la de las versiones creativas y contagiosas, la que ha hecho giras por Europa, la que enciende al público y despierta pasiones, ha estrenado un nuevo video de una canción escrita por Gian Marco y grabado durante el estado de emergencia. Jorge Olazo y Javier Arias se conectaron a una llamada de Zoom para hablar de las novedades de una banda que no deja de planear y construir su futuro.

—Bareto es una banda que aprovecha mucho las presentaciones en vivo. ¿Cómo les ha afectado emocionalmente dejar de hacer conciertos?

Javier Arias: A mí eso me ha destruido, la verdad. Somos una banda que toca en vivo, hermano. Además, no estábamos muy acostumbrados a las redes sociales. Si bien las usamos para difundir nuestras cosas, no estábamos acostumbrados a los ‘live’ y a tocar en una transmisión por Internet. Estamos acostumbrados a tener a la gente allí muy cerca de nosotros, gritando, saltando. Ha sido bastante chocante, pero estamos saliendo adelante.

Jorge Olazo: Hemos empezado a trabajar un poco a tientas, implementando recursos que no habíamos intentado antes, como los ‘live’, y poco a poco sentimos que va calando. Y nos alegra haber hecho el videoclip porque era una manera de darle la vuelta a la situación en la que estamos todos.

—¿Cómo grabaron el video con las limitaciones que la pandemia impone?

JO: Nosotros ya teníamos avanzado el plan del video. Teníamos un guion, había algo ya pensado, pero tuvimos que cambiar de idea. Ojalá algún día podamos usar la idea que teníamos en otro video más adelante. Y, bueno, sabíamos que este video debía tener baile, así que cambiamos de planes y nos grabamos desde nuestras casas, con los celulares, haciendo pasos de baile. Ha sido un mate de risa vernos y grabarnos bailando, porque Bareto es una banda que no se caracteriza por las coreografías precisamente.

JA: Yo sí fui a grabar a una locación con todas las medidas de seguridad. La idea siempre fue divertirnos. Y de pronto estaba por grabar y veía los videos de los demás haciendo los pasitos de baile y eso me llenaba de energía, y entraba en el vacilón con todos. El resultado es un video que está bien bacán.

—¿Cómo es para un artista enfrentarse a una presentación sin público presente y al que solo se le ve a través de un monitor?

JA: Es superraro. Es rarísimo. Te lo digo con toda sinceridad. Estamos acostumbrados a terminar la canción y que todo el mundo grite o aplauda. Yo lo que hago como cantante es mirar al público, mirar sus caras ver cómo bailan y de acuerdo a eso yo siento cómo va el concierto; en este caso mirando la pantalla no sabes qué está pasando atrás. Tal vez ya se fueron de la computadora, o a ver a sus hijos o se fueron a cocinar. Para mí es muy raro, pero ya me voy acostumbrando.

JO: Tal vez deberíamos hacer como en los partidos de fútbol de la Liga de Campeones, donde en el estadio hay un DJ que se encarga de lanzar sonidos del público para cada jugada, para las faltas, los goles, etc.

—¿En qué están trabajando hasta fin de año?

JO: Tenemos un disco grabado cuyo nombre todavía no podemos decir, pero que va a ser lanzado en Alemania. Estamos viendo también varias cosas para hacer vía Internet. Anteriormente, hicimos una presentación para ayudar a la comunidad shipiba de Cantagallo y siempre estamos viendo cómo seguir avanzando.

JA: Sí, sabemos que esto va a durar y no sabemos hasta cuándo. Así que estamos tratando de adecuarnos a esta nueva normalidad, pero siempre tratando de sacarle la vuelta y ver qué cosas podemos mejorar, qué podemos hacer.

TE PUEDE INTERESAR



TAGS RELACIONADOS