Pianista Richard Clayderman celebrará sus 40 años de carrera este 25 de marzo con un concierto en la explanada de la Huaca Pucllana. (Foto: Difusión)
Pianista Richard Clayderman celebrará sus 40 años de carrera este 25 de marzo con un concierto en la explanada de la Huaca Pucllana. (Foto: Difusión) / DIFUSION
Czar Gutiérrez

Todo en él es francamente monstruoso: 70 millones de discos vendidos, 267 discos de oro, 70 de platino, 80 vueltas alrededor del globo terráqueo, etcétera. ¿Me actualiza estas cifras, por favor? Desde la comodidad de un loft que levita sobre el Sena, Philippe Pagès, más conocido como (París, 1953), contesta: “Sé que he dado casi 3 mil conciertos, pero de cifras mi manager sabe más que yo. Es mucho. Y no es frecuente que un músico, específicamente un pianista, recorra el mundo tocando durante más de 40 años”.

Tampoco es frecuente que dos productores organicen un cásting de pianistas hasta encontrar al más idóneo en hacer música ambiental. ¿Es usted un producto del laboratorio de Oliver Toussaint y Paul de Senneville? “Mis productores tenían una mansión en París con tres estudios en los sótanos y podían pasar fácilmente a los estudios de grabación desde sus oficinas. Esa fue la clave, grabar más de mil canciones en 40 años. También organizaron mi agenda de conciertos y las actividades promocionales. No era un laboratorio, fue una asociación de personas muy activas y preocupadas que se esforzaron por crear la mejor música posible”.

-Pero Ud. dice que no hace música clásica. ¿Qué tipo de arte es el suyo?

No soy un pianista clásico. Estudié a clásicos como Mozart, Beethoven o Chopin, pero no toco música clásica. Toco lo que llamamos en Francia ‘musique de variété’, que podría traducirse al inglés como ‘crossover’.

-Liberace dijo que hacía “pop con un poco de los clásicos”. Y también “música clásica donde las partes aburridas quedaron fuera”. ¿Aplica para lo suyo?

Estoy de acuerdo con lo que dijo Liberace: un poco de pop y un poco de música clásica. Eso es lo que hago.

-Sus conciertos obedecen a una fórmula: un repaso a su historia musical, áreas románticas, homenajes al cine, a los musicales de Broadway, un segmento en francés y una selección de música local.

Dentro de nuestras mentes todos tenemos un gran sentido del romanticismo y de la necesidad de amar. Y esto es lo que me gusta tocar. La música del amor, la música romántica. Los temas más bellos jamás creados por los compositores son temas de amor. Y si toco muchos temas de amor en mis conciertos es porque las composiciones más bellas son de amor. Resuenan en los corazones de los oyentes.

-Generalmente toca con un puñado de músicos locales y con pistas pregrabadas (coros, vientos). ¿Esa es su manera de resolver el problema de trasladar una filarmónica?

Mi sueño sería llevar conmigo una orquesta de 80 piezas con cuerdas y todo tipo de instrumentos, pero lamentablemente no es posible. En consecuencia, durante mis conciertos a veces toco solos de piano y a veces piano con cuerdas locales y cintas de reproducción. Esta vez en Perú estaré acompañado por un grupo de cuerdas del más alto nivel.

-En febrero del 2007 fue abucheado en el Ateneo Rumano de Bucarest por hacer playback.

En los últimos 10 o 15 años cada vez más artistas actúan con cintas de reproducción. Incluso hay cantantes solistas en estadios de 10 mil personas actuando con cintas de reproducción. Creo que hoy en día el público quiere ver al artista y no le importa tanto tener una orquesta. Pienso que mi forma de actuar con cintas de reproducción no molesta a la audiencia. Disfrutan de mis shows porque me ven actuar. Hay cámaras en mi piano y esto es lo que quieren ver y escuchar.

PROFETA EN OTRA TIERRA

Richard Clayderman sigue vendiendo millones de discos y no le preocupan los nuevos procesos de distribución musical. “Las ventas de mis álbumes han disminuido mucho, pero aplicaciones como Spotify continúan generando ingresos. No tengo mucho que quejarme”, dice. ¿Tampoco le importa ser casi desconocido en Francia? "Actúo tanto en Asia, América, Australia o Europa que no dedico tiempo a Francia, no participo en programas de televisión, no tengo exposición en la prensa y muy pocas apariciones en la radio. Por lo tanto, cada vez menos personas me conocen, excepto los mayores de cuarenta años”.

-¿Y a qué atribuye su éxito en Sudamérica?

Me complace saber que después de tantos años sigo siendo popular al norte y al sur de los Estados Unidos. Es fantástico que un artista francés, un pianista francés, siga siendo popular en tantos países tan lejos de Francia. Entonces, muchas gracias Sudamérica.

-Ha dicho que le gusta Pat Metheney, Larry Carlton, Herbie Hancock y Chic Corea. ¿A quiénes más escucha?

Paul McCartney, Led Zeppelin, Elton John y James Taylor.

-¿Cómo fue su encuentro con Paul McCartney?

Fue en Inglaterra hace 25 años. Estaba en mi camerino cuando tocaron la puerta y alguien preguntó si podían entrar. Eran Paul McCartney y su esposa. “Te he visto muchas veces en la televisión y quería saludarte, espero que tengamos un buen espectáculo juntos”, me dijo. Después de unos cinco minutos de conversación volvió a su camerino y yo me quedé en el mío. Fue muy bueno su show, como siempre.

DESTINO PERÚ

Con las maletas listas para viajar a Dubai, Japón y luego a Sudamérica, Clayderman recuerda su primer viaje a Lima: “Era 1985 y no sabíamos nada de Sendero Luminoso. Me sorprendió que desde el avión a la aduana me escoltara un policía. Mi taxi al hotel fue resguardado por dos patrulleros, un policía con ametralladora como copiloto. A las 5 de la mañana salí de mi habitación a correr, mis dos guardaespaldas armados estaban dormidos. Estuve una hora corriendo por las calles de Lima, hasta que algunos periodistas me descubrieron y accidentalmente creé una conmoción, nadie podía creer que estaba sin guardaespaldas. Ellos fueron severamente reprendidos por su jefe y estuvieron prácticamente pegados a mí durante toda mi estadía en Perú”.

-¿Su próximo show en Lima presentará algunas innovaciones?

En comparación con la última vez que actué en Lima, seguro que mi show será 85% nuevo.

-¿Tocará “La flor de la canela” o “El cóndor pasa”?

Haré todo lo posible para llevar a cabo, si no los dos, al menos uno de ellos.

MÁS INFORMACIÓN

Lugar: Explanada de la Huaca Pucllana. Día: 25 de marzo. Hora: 8 p.m. Entradas: Teleticket.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Ezio Oliva en entrevista con El Comercio

Ezio Oliva en entrevista con El Comercio