Si bien la coyuntura del coronavirus nos obliga quedarnos en casa, es posible encontrar felicidad en estos tiempos. Foto: Archivo EC.
Si bien la coyuntura del coronavirus nos obliga quedarnos en casa, es posible encontrar felicidad en estos tiempos. Foto: Archivo EC.
Daniel Goya

“Los que buscan la felicidad suelen ser los más infelices”, señala , doctor en psicología, magister en antropología y autor del libro “. Yamamoto ha recorrido el mundo realizando una investigación sobre las razones, características y orígenes de la felicidad y halló que la felicidad no es ninguna clase de objetivo o meta. Es, en realidad, una aceptación, una forma de ver la vida. Según su libro, la felicidad es alcanzada por personas de cualquier condición que aceptan amablemente lo que les tocó vivir, se adaptan a su entorno y salen adelante.

La investigación de Yamamoto señala que hemos sido engañados durante mucho tiempo. Nos han hecho creer que buscar la felicidad es cambiar lo que tenemos por algo que creemos que es mejor. Cuando en realidad se trata de aceptar lo que nos rodea para adaptarnos de la mejor manera. “Los estudios muestran que se puede encontrar personas muy felices que tienen entorno realmente difíciles como trabajadores de alto riesgo, prostitución o madres adolescentes. Son condiciones de vida que ponen a prueba a las personas y algunos de ellos saben salir adelante y ser felices en esas circunstancias”, indica el especialista en felicidad quien advierte que esta superación no tiene que ver necesariamente con la resiliencia. “La resiliencia es una capacidad de salir adelante frente a la adversidad, pero hay personas que no son resilientes, pero igual salen adelante. Dar la señal de que la resiliencia es una condición para la felicidad no es un buen mensaje”, aclara.

FELICIDAD EN CASA

De acuerdo a la investigación realizada por Yamamoto en los efectos del aislamiento social en situaciones de pandemias, el contexto de aislamiento social podría generar un aumento de la depresión y un crecimiento de los síntomas de estrés postraumático. Para combatir esos riesgos el especialista recomienda tres acciones concretas.

Primero, tomar consciencia de que estamos en una situación grave y que aislarnos es la decisión correcta. Si pensamos que la cuarentena es una tontera, sentiremos que estamos en una situación absurda y eso nos estresará más. Segundo, debemos realizar un balance de la economía y planificar bien los gastos. Incluso gestionar un plan económico de ajuste, sobre todo las familias que pueden verse afectados económicamente en estos días en los que no trabajarán. Y tercero, desempolvar un valor que tenemos los peruanos: la adaptación optimista. El peruano es recursero, tira cintura, se adapta a la situación y sale adelante. El problema es que sale a la buena o a la mala, bueno, ahora hay que hacerlo a la buena. Hay que ser realista. Me quedaré quince días, quizás treinta y probablemente más en la casa, entonces tiene que ver cómo sacarle provecho a la situación, ver la luz al final del camino, buscarle el lado positivo. Podemos unir más a la familia y dar el buen ejemplo a los hijos. Pero si constantemente me estoy quejando y digo que es un castigo insoportable quedarse en casa voy a generar estrés en los niños”, explica.

¿QUÉ TAN FELICES SOMOS LOS PERUANOS?

En setiembre del año pasado encontró que el 42% de los peruanos no era feliz, mientras que solo el 17% se calificaba como muy feliz. Por su parte, Yamamoto encontró que la ciudad más feliz del Perú es Huancayo. “Por que allí las personas se aceptan y se reconocen como son, no buscan aparentar que son más. También hay un gran respeto por el otro y por la meritocracia y se adaptan fácil y positivamente a las circunstancias adversas”, indica.

Por otro lado las ciudades más infelices del Perú, de acuerdo a los resultados, son aquellas que han tenido diferentes tipos de historia, que ha habido un enorme nivel de violencia y que todavía no se recuperan de lo que han pasado o son ciudades donde la autoestima está muy inflada. “Hay zonas en el Perú donde las personas dan un discurso sobre que ellos son el ombligo del mundo -y con eso se puede deducir de qué ciudad-, y en el fondo tienen mucha inseguridad y si les tocas el tema de su origen andino, a menos que estén en su actividad de brichero, van a sentirse ofendidos. Es también una sociedad donde puedes sacarte la mugre trabajando, pero siempre serás el campesino, el cholo, el nuevo rico y no podrás entrar al estatus alto, porque debes pertenecer a las familias notables de la zona”, asegura Yamamoto.

LOS PAÍSES MÁS FELICES DEL MUNDO: RÁNKING 2019

El Perú se encuentra en la posición 65. Fuente: ONU.
El Perú se encuentra en la posición 65. Fuente: ONU.

VIDEOS RELACIONADOS

Coronavirus: detenido por sacar la basura

Coronavirus en Perú: detienen a hombre en inicio de inmovilización

Coronavirus en Perú: el transporte interprovincial

Coronavirus en Perú: aglomeración de pasajeros y pocos buses en estación Naranjal (19/03/20)

TE PUEDE INTERESAR