Los desgarradores testimonios de la masacre en Orlando
Los desgarradores testimonios de la masacre en Orlando

“Salgan todos y corran" fue el mensaje dejado en Facebook por el administrador de la discoteca Pulse en cuando un atacante armado irrumpió en el local y acabó con la vida de 49 personas.

Para algunos fueron sus últimas palabras, otros narraron cómo lograron salir con vida del lugar. Los mensajes recogidos tras la madrugada del domingo en Orlando retratan un escenario de caos y temor vivido por los asistentes a una fiesta latina en la discoteca gay Pulse.

El desgarrador mensaje de Eddie Justice (30 años), víctima de la masacre, a su madre Mina vía Whatsapp fue difundido por ella misma y se convirtió en símbolo de la tragedia al encarnar el miedo que sintieron quienes se encontraban dentro de la discoteca.

“Mamá, te amo, están disparando en la discoteca Pulse”, le indicaba Eddie a su madre. Cuando ella le preguntó si se encontraba bien, el hombre respondió: “Estoy atrapado en el baño. Llama a la Policía. Voy a morir”.

"Llama a la Policía, llama ahora. Él viene, voy a morir. Estoy en el baño de mujeres. Tienen que venir por nosotros, que se apuren. Él nos tiene en el baño de mujeres, está acá con nosotros", fueron los últimos mensajes desesperados del joven.

El atacante Omar Mateen, un estadounidense de 29 años y origen afgano, entró al recinto de Orlando armado con un fusil AR-15 y disparó sin descanso: 20 rondas, 40, 50 y luego más, según las autoridades. 

En un espacio tan reducido, las balas difícilmente erraban. Disparó a la policía. Tomó rehenes y falleció en un intercambio de disparos con miembros de los equipos especiales SWAT.

Ricardo Almodóvar, que asistió en la noche a la discoteca de Orlando, narró lo ocurrido. "El tirador abrió fuego a eso de las 2. Los que estaban en la pista y en el bar se tiraron al piso. Algunos quedamos cerca de la salida de atrás y pudimos salir corriendo. Estoy a salvo en casa, esperando que todos puedan salir bien. :(", manifestó a través de Facebook al tiempo que recalcaba la falta de control de armas para ingresar al local.

Christopher Hanson, quien se encontraba en el área VIP del local y dijo solo haber visto “cuerpos cayendo cuando estaba pidiendo una bebida en la barra”. "Pensé ¿es una broma?. Me dejé caer al piso y simplemente dije 'por favor, por favor, quiero que esto termine’. Y cuando eso sucedió, vi gente baleada y sangre", comentó.

La matanza de Orlando llega en momentos en que se intensifica la campaña de cara a las elecciones presidenciales de noviembre y abre una vez más el debate sobre las armas en Estados Unidos.

VEA LO ÚLTIMO DE MUNDO...

Fuente: Agencias

TAGS RELACIONADOS