El Vaticano acaba de hacer una de las reformas más importantes de los últimos años: los abusos sexuales cometidos por sacerdotes contra menores de edad serán considerados como delito. Además, cuenta la agencia AFP, se ampliarán los periodos de prescripción y se contemplará una indemnización a las víctimas.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más