Hace poco más de dos semanas que dejó su cargo y le hizo su lugar a Donald Trump . Más allá de compartir su apoyo a las protestas de los últimos días, poco se supo del ex presidente hasta que aparecieron estas fotos de sus relajadas vacaciones en las caribeñas Islas Vírgenes Británicas.

[]

En ellas se lo ve radiante junto a su amigo Richard Branson, el billonario dueño de la empresa Virgin, que lo sacó a pasear en su lancha y lo desafió a que aprendiera a hacer kite surf. En dos días, logró pararse y jugar "como un niño" sobre el mar.

En su blog, el empresario contó cómo supo que Obama era fanático de los deportes acuáticos y lo emocionado que se sentía al haber podido invitarlo a su isla privada. 

"Me contó cómo justo antes de asumir su cargo había estado surfeando olas peligrosas en Hawaii y que su jefe de seguridad la había dicho que tenía que esperar ocho años para volverlo a hacer". El momento ya pasó y se lo vio muy feliz.

Fuente: La Nación, GDA

VEA LO ÚLTIMO DE MUNDO...

TAGS RELACIONADOS