Perú no estará en la exposición universal sobre gastronomía
Perú no estará en la exposición universal sobre gastronomía
Francisco Sanz Gutiérrez

Exactamente en una semana –el viernes 1 de mayo– abrirá sus puertas la Hasta su clausura, seis meses después, millones de personas visitarán los pabellones de más de 100 naciones. No encontrarán el del Perú.

Nos llenamos la boca con las maravillas que hablamos de nuestra comida, así que el lema de la Expo Milán 2015 –“Alimentar el planeta, energía para la vida”– parecía un guiño al Perú. El detalle es que cerramos los ojos y no estaremos, no al menos con la puesta en escena de 108 países que exhibirán sus atractivos en pabellón propio.

La participación del Perú –planificada desde el 2012– suponía la construcción de un pabellón de 440 metros cuadrados a un costo que, en aquel año, bordeaba los US$4 millones.

En junio del 2014, sin embargo, un oficio del Ministerio de Relaciones Exteriores –cuando Eda Rivas estaba al frente– remitido a Prom-Perú daba cuenta de que “debido a la ausencia de recursos que permitan financiar el pabellón peruano en el citado evento se ha declinado la participación de nuestro país, lo cual ya ha sido transmitido a las autoridades del Gobierno Italiano y a los organizadores”.

Según fuentes consultadas en cancillería, la cantidad inicial fue materia de revisión. Los costos reales de construcción y equipamiento, así como de mantenimiento y de personal durante los 6 meses de duración de la Expo habrían determinado un presupuesto de 12 millones de euros (US$13 millones).

Tal cifra consta en un documento enviado en agosto del 2014 por Torre Tagle a la Comisión de RR.EE. del Congreso, cuando esta pidió explicaciones. “El presupuesto en referencia no fue aprobado y la alternativa de crédito suplementario también fue desestimada por el MEF. Reiteradamente, se hizo conocer la trascendencia del evento. No obstante, se indicó la existencia de otras prioridades que exigían recursos financieros. Dicha limitación originó que el Perú declinara oficialmente su participación”.

Si de comparación sirve, el Vaticano acaba de hacer público que destinó 3 millones de euros para hacer realidad su pabellón. Chile, entre tanto, materializó el suyo por US$28 millones.

OPORTUNIDAD NO APROVECHADA
“Es un problema de expectativas y realidades. A alguien se le ocurrió aprovechar la ocasión para hacer una exposición fastuosa. Doce millones de euros no es poca cosa, tales expectativas desbordaron las posibilidades del MEF”, cuentan fuentes del Ministerio de RR.EE.

“Es lamentable que no se haya podido concretar la participación peruana con el alcance y magnitud que corresponde”, nos respondió la cancillería sobre la ausencia de un pabellón.

Desde el Mincetur niegan tener que ver con la presentación de tal presupuesto para su aprobación. “No es una tarea que haya hecho el Mincetur ni que se haya tercerizado a alguna empresa, es erróneo pensar así, es un presupuesto presentado por los organizadores. Lo que estamos haciendo ahora es salvar la situación”, refirió un funcionario de dicho ministerio.

Hace poco, la ministra Magali Silva nos dijo estar esperanzada “en participar dentro del recinto ferial con un restaurante en proceso de diseño”, pero ello no será posible (ver nota aparte). La presencia será fuera de él y ya se aprobó una transferencia de 5’800.000 soles a Prom-Perú para financiar presentaciones relacionadas a la Expo.

Mientras países que hoy se desangran –Afganistán o Yemen– estarán dentro de la feria, el Perú tendrá que contentarse con actividades extramuros.

NUESTROS VECINOS

Quinua boliviana
Bolivia se presenta con este tema: “La quinua, un futuro sembrado hace miles de años”. El país altiplánico prevé captar US$50 millones en intenciones de negocios. También exhibirán la papa y el café.

Variedad chilena
Chile llega con este lema: “Un país rico en diversidad”. En un pabellón de 1.800 metros cuadrados, el vecino se mostrará como una de las despensas del sur del mundo.

Nutrición argentina
“Argentina te alimenta” es la frase escogida por dicho país, que no solo se preciará de ser el quinto exportador mundial de alimentos sino también de nutrir el debate sobre la soberanía alimentaria.

Carne uruguaya
Por vez primera, Uruguay tendrá pabellón. Con el lema “La vida crece en Uruguay”, en casi 800 m2 se montará una parrilla gourmet.