Una de las fotos de Connerjack Oswalt que su familia usó para los carteles de persona desaparecida que pegó en las calles de California.
Una de las fotos de Connerjack Oswalt que su familia usó para los carteles de persona desaparecida que pegó en las calles de California.
Agencia AP

Un joven de 19 años que desapareció de la casa de su familia en hace casi tres años fue encontrado en Utah, lo que causó asombro y alivio a sus padres, quienes temían no volver a verlo nunca más.

Connerjack Oswalt estaba temblando y con frío cuando los agentes lo encontraron el sábado durmiendo en una tienda de conveniencia en el condado de Summit, conocido por sus áreas de esquí, dijo el alguacil Justin Martínez. Oswalt parecía haber estado viviendo en las calles durante unas dos semanas.

MIRA: Los hermanos Menéndez: de asesinos a estrellas de TikTok, donde adolescentes piden revisar sus condenas

Su familia lo había buscado durante años, repartiendo volantes, escaneando sus imágenes en las redes sociales y persiguiendo desesperadamente pistas de manera infructuosa. Incluso regresaron a la ciudad de su nacimiento, Idaho Falls, con la esperanza de que finalmente regresara allí.

“Cualquier indicio de algo que se le pareciera remotamente, lo seguíamos”, dijo su padrastro, Gerald Flint. “Ha sido una verdadera pesadilla”.

Oswalt, a quien le diagnosticaron autismo y otras afecciones de salud mental, tenía 17 años cuando dejó la casa familiar de Clearlake, California. Su madre, Suzanne Flint, recordaba haber hecho quesadillas, pero cuando llegó la hora del almuerzo, él no estaba.

MIRA: El hombre que secuestró un autobús con 26 niños y los encerró en un búnker podría quedar en libertad

“Nunca dejé de buscarlo. No había un día en que no lo estuviera buscando, de alguna forma o manera”, dijo. Las circunstancias exactas de su desaparición y su paradero en los últimos dos años están bajo investigación, dijo la policía.

Lo que su familia sí sabe es que después de que los agentes encontraron a Oswalt en la tienda de conveniencia de Utah, le preguntaron si le gustaría venir en su patrulla. Estuvo de acuerdo y finalmente dejó que los oficiales le tomaran una huella digital.

Eso los llevó a una orden pendiente de febrero en Nevada.

MIRA: Hombre mata a su abuela metiéndola en un congelador y vive con el cadáver durante meses

“Los agentes simplemente sintieron que había algo allí, algo más allá de una orden penal. Había un esfuerzo humanitario que necesitaba ser explorado más a fondo”, dijo Martínez.

Los oficiales se pusieron a trabajar buscando informes de niños desaparecidos y en peligro. Encontraron un informe de persona desaparecida de 2019 en Clearlake, California. Aunque tenía un nombre ligeramente diferente al de la orden de Nevada, las fotos coincidían y llamaron a su familia.

Cuando los Flint recibieron la llamada por primera vez, les preocupaba que su hijo hubiera sido encontrado muerto. Después de que su esposa confirmara la identificación a través de una marca de nacimiento, Gerald Flint salió del trabajo, se subió a su automóvil y condujo cuatro horas hasta Utah.

“Todos en la habitación estaban llorando”, dijo. “Podrían haberlo descartado, pero no lo hicieron y eso hizo toda la diferencia en el mundo”.

Los trabajadores sociales con conocimientos sobre el autismo se hicieron cargo del cuidado de Oswalt después de la reunión con su familia, dijo el teniente del alguacil del condado de Summit, Andrew Wright. Su familia espera traerlo de vuelta en casa pronto.

“No lo tratamos como un criminal. Lo tratamos como alguien que tiene algo más profundo en lo que necesitábamos profundizar”, dijo Martínez. “Esa intuición es lo que realmente reunió a esta familia”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más