Redacción EC

A pesar que es el responsable de la salud del presidente de Estados Unidos, el doctor Sean Conley prefiere el perfil bajo y pasar casi desapercibido. Pero todo cambió esta semana cuando se convirtió en el centro del debate luego que el propio anunciara que, tras discutirlo con él, decidió tomar la polémica hidroxicloroquina para prevenir el , medicina que no ha sido recomendada para combatir el COVID-19.

Conley, un veterano de la Marina de Estados Unidos, es un médico osteópata y entró a la Casa Blanca en mayo del 2018.

La unidad médica de la Casa Blanca generalmente está compuesta por médicos de las fuerzas armadas estadounidenses. Conley entró a servir al mandatario tras la salida de Ronny Jackson, quien en su momento alabó “los buenos genes” de Trump, revelando que este apenas duerme de cuatro a cinco horas al día y no hace ejercicios a excepción de sus rondas de golf.

La especialidad de Conley también es un detalle a tener en cuenta. Los osteópatas no son considerados médicos tradicionales en varios países del mundo, no así en Estados Unidos donde son reconocidos como médicos con todas las de la ley.

La medicina osteopática hace énfasis en el estado de salud general y la relación entre los nervios, los músculos, los huesos y los órganos del cuerpo. Los médicos osteópatas basan el diagnóstico y el tratamiento en la idea de que los sistemas del cuerpo están interconectados y aplican un conjunto de técnicas manuales y tratamientos no invasivos para las dolencias de salud.

(Marina de Estados Unidos / Lt. William Legg)
(Marina de Estados Unidos / Lt. William Legg)

En Estados Unidos, los médicos osteópatas se identifican por las letras “DO” mientras los médicos alopáticos (medicina convencional) se identifican por las iniciales “MD”.

La polémica hidroxicloroquina

El lunes, horas después de que Trump anunciara que voluntariamente estaba tomando la hidroxicloroquina, Conley escribió una carta pública relatando que discutió con el presidente los pros y contras del consumo de la medicina, después de que uno de los choferes de la Casa Blanca diera positivo por COVID-19.

“Concluimos que el beneficio potencial del tratamiento sobrepasaba el riesgo relativo”, señaló el médico en el comunicado difundido por la Casa Blanca. “En consulta con nuestros socios interinstitucionales y expertos en la materia en todo el país, continúo monitoreando los estudios que investigan posibles terapias para el COVID-19”, escribió Conley.

Al describir su consulta con Conley, Trump dijo ante la prensa el lunes: "Le pregunté: ‘¿qué te parece?’. Él dijo: ‘Bueno, si te gusta’. Yo respondí: ‘Sí, me gustaría. Me gustaría tomarlo’. Tomo una pastilla todos los días”, relató a los periodistas.

La FDA, la agencia federal que regula los medicamentos en Estados Unidos, advierte contra la administración de hidroxicloroquina para la prevención o el tratamiento del coronavirus, y señala los efectos secundarios como “problemas graves de ritmo cardíaco en pacientes con COVID-19”. La FDA solo autoriza su uso en casos de emergencia.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo esencial sobre el coronavirus

_____________________

VIDEO RECOMENDADO

China debe aceptar una coexistencia a largo plazo con Taiwán, dice presidenta Tsai Ing-wen. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR