El médico de la Casa Blanca, Sean Conley. (Brendan SMIALOWSKI / AFP).
El médico de la Casa Blanca, Sean Conley. (Brendan SMIALOWSKI / AFP).

Aquí está mi evidencia: he recibido muchas llamadas positivas sobre su uso”. Las anécdotas fueron suficientes para convencer a Donald Trump para empezar a usar hidroxicloroquina, una medicina ‘milagrosa’ que lo salvaría del coronavirus. En junio, los periodistas le preguntaron sobre su salud, su ritmo cardiaco, y la prescripción del fármaco. Trump no se hizo muchos problemas al revelar de dónde había salido su confianza.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más