Clifford, quien se auto describe como empresaria con varias líneas de negocio, presuntamente cobró 200 dólares por las falsas tarjetas de vacunación. (Foto referencial: Robyn Beck / AFP)
Clifford, quien se auto describe como empresaria con varias líneas de negocio, presuntamente cobró 200 dólares por las falsas tarjetas de vacunación. (Foto referencial: Robyn Beck / AFP)
Agencia AFP

Fiscales de acusaron a 15 personas por presuntamente ser parte de una red que entregaba falsos certificados de vacunación contra el COVID-19, liderada por una mujer conocida como “AntiVaxMomma”.

MIRA: Rescatan a un puma de un departamento en Nueva York

Jasmine Clifford, de 31 años, originaria de Nueva Jersey, es señalada de vender unos 250 falsos carnés de vacunación a través de su cuenta de Instagram @AntiVaxMomma, según dijo la oficina del fiscal de Manhattan en un comunicado.

A partir de mayo de este año, Clifford, quien se auto describe como empresaria con varias líneas de negocio, presuntamente cobró 200 dólares por las falsas tarjetas de vacunación.

Clifford también conspiró con Nadayza Barkley, de 27 años, para introducir de manera fraudulenta los nombres de al menos 10 personas en la base de datos de vacunados de Nueva York, por lo cual cobró 250 dólares más, de acuerdo con el ente investigador.

Jasmine Clifford, de 31 años, es señalada de vender unos 250 falsos carnés de vacunación a través de su cuenta de Instagram @AntiVaxMomma. (Foto: Instagram @5starjazziiii)
Jasmine Clifford, de 31 años, es señalada de vender unos 250 falsos carnés de vacunación a través de su cuenta de Instagram @AntiVaxMomma. (Foto: Instagram @5starjazziiii)

La iniciativa estatal “Excelsior Pass” provee pruebas digitales de vacunación por medio de un código QR único que los usuarios descargan en su teléfono a través de una aplicación.

Barkley fue acusada junto con 13 personas que supuestamente compraron las tarjetas. Todos presuntamente trabajadores de hospitales y asilos de ancianos.

“Necesitamos que las compañías como Facebook (...) prevengan la ocurrencia de fraude en sus plataformas”, dijo el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance.

“Hacer, vender y comprar falsos pases de vacunación es un crimen serio con consecuencias sobre la salud pública”, agregó.

Los arrestos se dan mientras los estados endurecen los requisitos de vacunación para frenar el avance de la variante delta.

Los críticos dicen que las tarjetas de vacunación son muy fáciles de falsificar.

La aduana estadounidense señaló el 13 de agosto que sus oficiales en Memphis han confiscado más de 3.000 falsas tarjetas de vacunación este año.

VIDEO RECOMENDADO

En Nueva York, la vacuna es pase a la diversión
Desde el martes el certificado sanitario es el "ábrete sésamo" para muchas actividades en Nueva York, que retoma lentamente su ritmo. Pero en el sur del país, en Luisiana, los hospitales están en jaque, desbordados de pacientes consumidos por la COVID-19. (Fuente: AFP)

TE PUEDE INTERESAR