Según la investigación, Cipollone se mostró “preocupado” por las consecuencias legales que tendrían “las actividades del presidente Trump durante el 6 de enero y los días anteriores”.
Según la investigación, Cipollone se mostró “preocupado” por las consecuencias legales que tendrían “las actividades del presidente Trump durante el 6 de enero y los días anteriores”. / SAUL LOEB / AFP
Agencia EFE

El exconsejero de la Casa Blanca durante el mandato de , , fue citado por el Comité de la Cámara Baja de para que preste declaración en la investigación que trata de esclarecer el del 6 de enero de 2021.

MIRA: Trump presionó y amenazó a vicepresidente Pence para que anulara las elecciones en EE.UU., según comisión

El presidente de dicho comité, Bennie Thompson, y la vicepresidenta, Liz Cheney, anunciaron el requerimiento este miércoles después de que la investigación revelara que Cipollone se mostró “preocupado” por las consecuencias legales que tendrían “las actividades del presidente Trump durante el 6 de enero y los días anteriores”.

Los representantes del comité concretaron en una carta dirigida el exconsejero que, aunque reconocen su “compromiso” con la investigación, necesitan conocer su testimonio y registrarlo “como se ha hecho en otras investigaciones del Congreso con otros exasesores de la Casa Blanca”.

Según las averiguaciones del comité, Cipollone estuvo presente en reuniones junto a abogados en las que se debatieron las estrategias a llevar a cabo para tratar de anular las elecciones que el expresidente Donald Trump perdió en 2020.

Cipollone fue uno de los principales defensores de Trump durante el primer juicio político en su contra, proceso del que fue absuelto el exmandatario tras una votación en el Senado en febrero del 2020.

La citación a Cipollone llega tan solo un día después de que Cassidy Hutchinson, ayudante del entonces jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, proporcionara más detalles acerca del grado de conocimiento que el expresidente y su equipo tenían sobre las posibilidades de violencia el 6 de enero.

Según el relato de Hutchinson, el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, le aseguró unos días antes del 6 de enero que esa fecha iba a ser “grande”, mientras que su jefe, Meadows, la confesó que las cosas podían ir “muy, muy mal” en esa jornada.

Días después, cientos de sus simpatizantes irrumpieron en la sede del Congreso mientras se celebraba una sesión conjunta de las dos cámaras para ratificar la victoria electoral de Biden. Un total de cinco personas fallecieron en esos sucesos, entre ellas un agente que sufrió un infarto horas después del asalto.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más