Kelly Turner pasará 16 años en prisión tras aceptar un acuerdo de culpabilidad. (Foto: Twitter)
Kelly Turner pasará 16 años en prisión tras aceptar un acuerdo de culpabilidad. (Foto: Twitter)
Redacción EC

Una mujer de Colorado, , se declaró culpable de haber aprobado procedimientos médicos para enfermedades terminales que su hija de 7 años no padecía y fue sentenciada a 16 años de prisión.

El pasado enero, Kelly Turner aceptó un acuerdo de culpabilidad por los delitos de robo agravado, fraude caritativo y abuso infantil que causó la muerte por negligencia de la pequeña Olivia Grant, quien falleció en 2017, señaló el .

Las sentencias contra Turner serán ejecutadas de manera simultánea, señaló la jueza del condado de Douglas, Patricia Herron, durante el juicio celebrado el último miércoles. Asimismo, declaró que esta condena no está sujeta a reconsideración.

Olivia falleció en agosto de 2017 por una insuficiencia intestinal después de que su madre firmara una orden para no resucitarla, indicándole a los médicos que la calidad de vida de la pequeña era demasiado mala para mantenerla con vida.

“Ella aprobó cirugía tras cirugía e insistió en que Olivia no estaba mejorando”, dijeron los fiscales del distrito en un comunicado. “Fue la Sra. Turner quien puso a su hija en cuidados paliativos y presionó para que se ordenara no resucitar”, señalaron.

Cuando su hija tenía 2 años, la Sra. Turner solicitó tratamientos para el estreñimiento y los retrasos en el desarrollo.

De otro lado, Lonnie Gautreau, el padrastro de Turner aseguró que su hija padece del síndrome de Munchausen por poder, un trastorno mental en el que un padre o cuidador induce una enfermedad en un niño para llamar la atención.

“Los abuelos de Olivia están completamente devastados por la muerte prevenible de su brillante, talentosa y hermosa nieta”, dijo Hollynd Hoskins, el abogado que representa el patrimonio y la familia de la pequeña Olivia.

“Esta verdad sobre Olivia me ha causado un dolor tan profundo que continúa devastándome todos los días”, dijo Gautreau.

En 2018, un año después de la muerte de Olivia, Turner llevó a su otra hija al hospital para tratamientos que no eran “médicamente necesarios”. Esto derivó a que los médicos decidieran avisar a las autoridades, una vez que descubrieron que la pequeña había muerto de una “enfermedad misteriosa e intratable”.

Coincidentemente, la hermana de Olivia se recuperó tras ser “retirada del cuidado de Turner”, señalaron los fiscales.

Turner fue arrestada en 2019 de un año de investigación. Las autoridades descubrieron que la mujer tenía un amplio historial de presentar a los médicos diagnósticos falsos mientras solicitaba apoyo financiero de organizaciones benéficas, individuos y el gobierno.

Ella había recaudado $22,270 a través de GoFundMe y entre 2014 y 2018 recibió más de $500,000 de Medicaid, entre otros fondos.

La pequeña Olivia participó en eventos planeados por la Fundación Make-A-Wish y fue vista en paseos con policías y bomberos vestida de princesa y superhéroe, honrando sus deseos de servir a su comunidad.

VIDEO RECOMENDADO

EEUU niega alarmismo sobre tropas rusas en frontera con Ucrania
El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, negó el lunes que haya "alarmismo" en las advertencias sobre una posible invasión de Rusia contra Ucrania, al recibir en Washington al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, quien que consideró Europa atraviesa el "momento más peligroso" para su seguridad desde el final de la Guerra Fría.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más