Una foto de archivo de una manifestación de familiares y amigos de las víctimas de la matanza de Las Vegas. (AFP)
Una foto de archivo de una manifestación de familiares y amigos de las víctimas de la matanza de Las Vegas. (AFP)
Redacción EC

Las Vegas. Douglas Haig, de 57 años y natural del estado de Arizona, en , se declaró este martes culpable de fabricar, sin licencia, munición que luego vendió a , autor de la matanza de 58 personas en , Nevada, en 2017.

Haig reconoció que vendió 720 rondas de municiones trazadoras a Paddock semanas antes de la masacre perpetrada el 1 de octubre de ese año desde una habitación del hotel y casino Mandalay Bay contra asistentes a un festival musical.

El hombre de Arizona no fue vinculado directamente con el tiroteo, pero apareció en las investigaciones cuando se descubrieron sus huellas dactilares en algunas de las balas usadas por Paddock y halladas en el cuarto del hotel.

El abogado de Haig dijo en una corte federal de Las Vegas que su cliente no tenía conocimiento de las intenciones de Paddock y que “estaba absolutamente devastado cuando se enteró de la tragedia”.

Ante el juez James Mahan, Haig reconoció que desde un taller casero en su residencia en Mesa, Arizona, fabricaba las municiones que vendía por internet y en diferentes ferias de armas en el país a través de su compañía Specialized Military Ammunition, ahora cerrada tras una redada del FBI hecha tres semanas después de la matanza.

Con su declaración de culpabilidad, el acusado evita un proceso judicial previsto para iniciar en diciembre, y que lo enfrentaba a una pena de hasta cinco años de cárcel y una multa de 250.000 dólares.

Su abogado espera unos 2 años de cárcel aunque adelantó que pedirá libertad condicional.

La declaración de culpabilidad de Haig ocurre poco después de que se reporte la muerte de Kimberly Gervais, que perdió la movilidad tras resultar herida en la columna espinal durante el tiroteo y debió permanecer en un centro medico en Redlands, en el sur de California.

Gervais falleció el pasado viernes a los 57 años y las causas serán determinadas en una autopsia, señaló la oficinal del forense del Condado de San Bernardino.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS