Las fuerzas de la autoproclamada República Popular de Donetsk disparan un mortero autopropulsado 2S4 Tulipán no lejos de Bakhmut, Ucrania, el 1 de diciembre de 2022. (EFE/EPA/ALESSANDRO GUERRA).
Las fuerzas de la autoproclamada República Popular de Donetsk disparan un mortero autopropulsado 2S4 Tulipán no lejos de Bakhmut, Ucrania, el 1 de diciembre de 2022. (EFE/EPA/ALESSANDRO GUERRA).
/ ALESSANDRO GUERRA
Agencia AFP

El tope al precio del petróleo ruso decidido por las potencias occidentales no tendrá impacto en la ofensiva de Moscú en , aseguró este lunes el Kremlin.

“La economía de la Federación Rusia tiene todas las capacidades necesarias para responder por completo a las necesidades y requerimientos de la operación militar especial. Estas medidas no tendrán impacto”, declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

MIRA: Cómo el crudo invierno cambia el curso de la guerra en Ucrania

El portavoz se refería así al tope que la Unión Europea, los países del G7 y Australia adoptaron contra el petróleo ruso para perjudicar económicamente a Moscú.

El mecanismo adoptado prevé que sólo se pueda entregar el petróleo ruso vendido a un precio igual o inferior a 60 dólares el barril.

El precio del barril de crudo de los Urales está cotizando actualmente en torno a 65 dólares, ligeramente por encima del tope adoptado, que debe entrar en vigor a partir de este lunes.

MIRA: La base militar (y el pueblo) que se convirtieron en símbolo de resistencia para Ucrania y derrota para Rusia

El objetivo de esta nueva sanción es privar a Moscú de una parte de los voluminosos ingresos que obtiene de la venta de sus hidrocarburos, y disminuir su capacidad de financiación del esfuerzo de guerra en Ucrania.

Peskov añadió que estas medidas tendrán “tal vez un impacto en la estabilidad del mercado mundial de la energía”, y consideró que son “un paso hacia su desestabilización”.

Según dijo también, Moscú ya está “preparando” represalias por este tope al precio de su petróleo.

La activación del tope coincide con la entrada en vigor este lunes del embargo de la UE a la importación de petróleo ruso por vía marítima.

El Kremlin avisó de que no entregará más petróleo a los países que adopten el mecanismo del tope de precios, una posición que el domingo reiteró el viceprimer ministro encargado de Energía, Alexander Novak.

Novak, citado por las agencias rusas, afirmó que su país está trabajando en “mecanismos” para “prohibir el uso” de la herramienta de limitación del precio.

“Una injerencia semejante sólo puede provocar una mayor desestabilización del mercado, y una penuria de recursos energéticos”, argumentó el dirigente.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más