La primera dama de Ucrania, Olena Zelenska. (REUTERS)
La primera dama de Ucrania, Olena Zelenska. (REUTERS)
BBC News Mundo

La primera dama de , , concedió una inusual entrevista a la prensa de su país en la que aparece junto a su esposo, el presidente , apenas por segunda vez desde que empezó la guerra a finales de febrero.

Zelenska ha permanecido en lugares secretos por motivos de seguridad.

Mira: La misteriosa desaparición de Sophia Huang Xueqin, la mujer que impulsó el #MeToo de China

"Nuestra familia ha sido despedazada, así como todas las familias ucranianas", dijo en la entrevista.

La reportera entonces le planteó: "La guerra esencialmente apartó a su marido de su lado".

"Nadie me quita a mi esposo, ni siquiera la guerra", respondió Zelenska.

"Pero sí, él vive para su trabajo, y nosotros [su familia] casi no lo vemos. No lo vimos durante dos meses y medio. Hablamos por teléfono. Ahora estamos teniendo algunas ocasiones para vernos. Estoy agradecida por esta oportunidad [la entrevista], que nos permite pasar tiempo juntos".

Olena Zelenska contó que apenas ha visto a su esposo, Volodymyr Zelensky, en estos casi 3 meses de guerra. (REUTERS)
Olena Zelenska contó que apenas ha visto a su esposo, Volodymyr Zelensky, en estos casi 3 meses de guerra. (REUTERS)

“Un encuentro romántico en la televisión”, afirmó la entrevistadora.

"Sí, un encuentro en la televisión. Estoy agradecida", contestó la primera dama, que tiene dos hijos con Zelensky: una niña llamada Oleksandra y un niño que se llama Kyrylo.

Sobre el primer día de la acción militar rusa, el 24 de febrero, Zelenska señaló que se despertó con sonidos extraños del exterior, "como probablemente todo el mundo".

"Estaba oscuro y vi que Volodymyr [Zelensky] no estaba a mi lado. Él ya estaba vestido, con traje, pero sin corbata. Le pregunté qué estaba pasando y me dijo: 'Comenzó'. No puedo describir las emociones… ansiedad, estupor… Él me dijo eso y salió. Después de aquello, no nos vimos por un buen tiempo".

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, visitó a Olena Zelenska por el Día de la Madre el pasado 8 de mayo. (REUTERS)
La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, visitó a Olena Zelenska por el Día de la Madre el pasado 8 de mayo. (REUTERS)

Al lado de Zelenska, el presidente ucraniano dijo que el fin de la guerra en Ucrania depende de la diplomacia.

"Estoy muy convencido de esto. Hay cosas que no podemos concluir sin sentarnos en una mesa de negociaciones (…) Porque nosotros queremos todo de vuelta, y Rusia no quiere devolver nada", indicó Zelensky.

La guerra en Ucrania está a punto de cumplir tres meses sin un final claro en el horizonte.

Este fin de semana, el principal negociador ucraniano, Mykhailo Podolyak, descartó cualquier posibilidad de alto el fuego con concesiones territoriales por parte de Ucrania.

Podolyak alega que eso permitiría la permanencia de las tropas rusas en esos lugares y facilitaría posibles ataques futuros.

Después de capturar la ciudad portuaria de Mariúpol, las fuerzas rusas siguen atacando la región de Donbás, en el este de Ucrania.

Se cree que se están preparando para intentar tomar las ciudades de Slovyansk y Severodonetsk.

Este domingo, Zelensky extendió la ley marcial en Ucrania tres meses más, hasta el 23 de agosto.

Esa ley determina, por ejemplo, que los hombres de 18 a 60 años tienen que quedarse en el país para combatir en la guerra.