En la marcha de Guayaquil participaron la alcaldesa y ciudadanos que protestaron contra la violencia desatada por los indígenas y sindicalistas en la capital (Foto: AFP)
En la marcha de Guayaquil participaron la alcaldesa y ciudadanos que protestaron contra la violencia desatada por los indígenas y sindicalistas en la capital (Foto: AFP) / MARCOS PIN
Redacción EC

Guayaquil. Una multitudinaria concentración se realizó hoy en la portuaria Guayaquil, la segunda ciudad de , contra las protestas que acosan a tras el ajuste económico que adoptó su gobierno y disparó el precio de los combustibles.

“¡La democracia no caerá en las calles de Guayaquil!”, clamó la alcaldesa de derecha Cynthia Viteri ante los manifestantes que se reunieron en la avenida 9 de Octubre.

Guayaquil le dio así un respiro al gobierno en el marco de la gran movilización del miércoles encabezada por los indígenas en Quito, en rechazo a las reformas que concertó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir millonarios préstamos.

Moreno está instalado en Guayaquil desde el lunes, cuando decidió trasladar la sede de gobierno ante el acoso de las manifestaciones, que en ocho días han dejan un muerto y centenas de heridos y detenidos.

La concentración fue convocada en defensa de la paz. La mayoría de los asistentes llegaron vestidos de blanco al acto, que coincidió con la fiesta cívica de Guayaquil.

Y aunque autoridades y dirigentes evitaron endosar un apoyo directo al presidente, entre los manifestantes el mensaje fue claro: “Las medidas son duras, pero esto le debía haber correspondido al (pasado) gobierno de , que no lo hizo. Y ahora tenemos que dejar que el presidente siga”, dijo Geovanni Molina, un jubilado de 68 años.

También Patricia Castillo, una comerciante de 60 años, defendió los ajustes con los que Moreno -según justifica su gobierno- pretende corregir el rumbo económico tras años de “derroche, corrupción y endeudamiento”.

“Hay mucha especulación, entonces la gente aprovecha para subir los precios y todo lo demás, pero por años no se subió el valor de la gasolina y necesitamos que la economía de nuestro país siga adelante”, expresó.

Moreno contrajo en marzo créditos por 4.209 millones de dólares con el FMI ante el elevado déficit y endeudamiento público, y la falta de la liquidez de una economía dolarizada. A cambio, lleva adelante reformas tributarias y laborales. El 2 de octubre anunció el fin del subsidio a los combustibles, con lo que los precios subieron en hasta 123%.

Fuente: AFP