El presidente argentino Alberto Fernández (der) posa con el mandatario de Chile Gabriel Boric antes de la apertura de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en Buenos Aires. (LUIS ROBAYO / AFP).
El presidente argentino Alberto Fernández (der) posa con el mandatario de Chile Gabriel Boric antes de la apertura de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en Buenos Aires. (LUIS ROBAYO / AFP).
Agencia EFE

El presidente de Chile, , pidió este martes durante su intervención en la la liberación de los “opositores que aún se encuentran detenidos de forma indigna” en Nicaragua y aseguró que Perú necesita un “cambio de rumbo” ante la violencia “inaceptable” del último mes.

“No podemos ser indiferentes cuando hoy en día en nuestra hermana nación del Perú personas que salen a marchar y a reclamar lo que consideran justo terminan baleadas por quien debiera defenderlas”, indicó Boric ante el plenario del bloque.

MIRA: Cumbre de la CELAC: presidente de Argentina acusa a la derecha “fascista” de amenazar democracia latinoamericana

El mandatario chileno, que se estrena en un cónclave de la Celac tras asumir el poder hace un año, recalcó “la imperiosa necesidad de un cambio de rumbo en Perú.

“El saldo que ha dejado el camino de la represión y la violencia -tras el fallido autogolpe de estado del expresidente Pedro Castillo- es inaceptable”, agregó.

Boric, que desde que ha llegado al poder ha criticado duramente los regímenes autoritarios de la región y por eso muchos analistas le consideran referente de la nueva izquierda latinoamericana, también se refirió a la crisis Venezuela y pidió la vuelta del país suramericano “a los foros multinacionales”.

MIRA: Los verdaderos motivos por los que Nicolás Maduro canceló su viaje a Argentina

“La política de la exclusión no ofrece resultados auténticos ni durables. Así lo demuestra la historia de nuestra América Latina y el Caribe con el ignominioso bloqueo de Estados Unidos a Cuba y más recientemente a Venezuela”, apuntó.

El venezolano Nicolás Maduro era la gran incógnita de los últimos días y la incertidumbre sobre su participación se mantuvo casi hasta el final.

El lunes por la tarde, el Gobierno venezolano informó de un presunto “plan de agresión” de la “derecha neofascista” contra la delegación que iba a encabezar Maduro y que en su lugar viajaría el canciller Yvan Gil.

Boric, sin embargo, pidió elecciones “libres, justas y transparentes” en Venezuela para 2024 y expresó el deseo de su Gobierno de “colaborar en el dialogo entre los distintos sectores del país para encontrar una salida” a la crisis.

“Fuera de la democracia no hay libertad ni dignididad posible (...) La dictadura (en Chile) nos enseñó de forma brusca a sangre y fuego los efectos de relativizar la democracia y los derechos humanos”, añadió el exlíder estudiantil, quien pidió condenar los atropellos a los derechos humanos “independientemente del signo político de quien gobierne”.

“La democracia se debe respetar especialmente en elecciones libres cuando gana aquel con quien no estoy de acuerdo y los derechos humanos son avances civilizatorios que deben ser respetados”, concluyó.

La VII Cumbre de la Celac reúne este martes en el céntrico hotel Sheraton de Buenos Aires a representantes de los 33 países de América Latina y el Caribe.

Además de Boric, asisten al cónclave una quincena de jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos, Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Luis Alberto Arce (Bolivia), Luis Lacalle Pou (Uruguay), Gustavo Petro (Colombia), Miguel Díaz-Canel (Cuba) y Xiomara Castro (Honduras).

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más