Redacción EC

Brigadas de socorristas que buscan entre toneladas de ceniza y arena a sobrevivientes de la erupción del en , no dudaron en ayudar a decenas de animales que se salvaron de la tragedia.

Perros, gatos, patos y gallinas han sido rescatados de las cenizas y el lodo ya sea por sus dueños o por equipos de rescate. Los rescatistas se encargaron de alimentar a los indefensos animales y de transportarlos a un lugar seguro.

La erupción del volcán de Fuego, la más violenta en más de cuatro décadas, dejó al menos 99 muertos y unos 200 desaparecidos.

El volcán, localizado a unos 50 kilómetros de la capital del país, dejó 1.7 millones de personas afectadas, 12,000 evacuados y 3,300 pobladores en albergues, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) de Guatemala.

Pero el peligro persiste. El coloso registraba el miércoles explosiones entre débiles y moderadas que generaban una columna de ceniza que se elevaba a unos 4,700 metros sobre el nivel del mar, provocando avalanchas moderadas en sus inmediaciones.

Fuente: Reuters