Mafalda Beatriz Secreto fue acusada de haber asesinado a su pareja, José Luis Arenas, en la ciudad bonaerense de Colón. (La Opinión, Pergamino).
Mafalda Beatriz Secreto fue acusada de haber asesinado a su pareja, José Luis Arenas, en la ciudad bonaerense de Colón. (La Opinión, Pergamino).

La Justicia de Pergamino, en , absolvió el 4 de julio a la mujer que mató de un tiro a su pareja, cuyo cuerpo fue hallado descuartizado en la ciudad bonaerense de Colón en el 2019. Consideraron que había actuado en defensa propia ante los constantes ataques y hechos de violencia de género de los que era víctima.

“No es cierto que haya contado con otra salida”, consideraron los integrantes del Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de Pergamino, al absolver a Mafalda Beatriz Secreto, de 65 años, en la última jornada del juicio oral al que fue sometida por el homicidio de José Luis Arenas, de 60, hallado asesinado el 1 de junio de 2019 en una vivienda ubicada en la calle 11 entre 50 y 51, de Colón.

MIRA: “Intentó ahogarme, me puso una pistola eléctrica en el estómago”: la denuncia de Yrma Lydya a su esposo antes de ser asesinada

En la sentencia, los magistrados hicieron referencia directa a la situación de violencia que sufría la mujer, al destacar que Arenas “controlaba y disponía de la vida de Secreto”, la cual “se encontraba bloqueada directa e indirectamente”.

Al escuchar el veredicto absolutorio, la mujer rompió en llanto y, una vez concluida la audiencia, expresó: “Le doy gracias a los jueces que me escucharon. Gracias a la justicia que me escuchó. Porque le pusieron atención a la perspectiva de género. Es terrible lo que sufrimos las personas abusadas”.

Por su parte, la abogada de Secreto, Raquel Hermida Leyenda, dijo que aunque el Ministerio Público “trató de centrar este caso en la supuesta decisión de Mafalda de tratar de desaparecer el cuerpo” de su pareja, lo sucedido fue “en contexto de violencia de género”.

“La conducta de Mafalda fue la única que podía. Esta situación fue completamente excepcional”, destacó.

Durante los alegatos, realizados el pasado 16 de junio, el fiscal Ignacio Uthurry solicitó que Secreto sea condenada a 18 años de prisión por el “homicidio agravado por la relación de pareja en estado de emoción violenta” de Arenas.

Para la fiscalía, la acusada tuvo “cierta perturbación de la conciencia” a raíz de distintos episodios sufridos previo al crimen, aunque no alcanzó para calificarlo como una legítima defensa.

En tanto, la abogada defensora Hermida Leyenda, pidió al TOC N°1 que absuelva a la mujer, ya que era víctima de constantes agresiones por parte del hombre asesinado, lo cual finalmente fallaron los jueces.

El cuerpo de Arenas fue encontrado el 1 de junio de 2019 en una vivienda ubicada en la calle 11 entre 50 y 51, de Colón, localidad ubicada a 50 kilómetros de Pergamino.

Según la pesquisa, esa mañana Secreto fue a la casa de su hermano para decirle que había asesinado a su pareja y que necesitaba ayuda para deshacerse del cadáver.

Horas después, el hombre se presentó en la comisaría local para informar el homicidio a la policía.

Ante esta situación, los efectivos concurrieron a la vivienda de la hermana del denunciante y encontraron a la mujer, quien reconoció el hecho, por lo que fue trasladada a la seccional, mientras que los peritos hallaron el cadáver de Arenas en un galpón ubicado en el fondo del terreno, tapado con la lona de una pileta.

El cuerpo estaba boca abajo y descuartizado, ya que le faltaban los miembros inferiores a la altura de la rodilla, y el brazo derecho desde el codo, y además presentaba un balazo en el maxilar derecho que, según la autopsia, fue lo que le provocó la muerte.