Agencia AFP

Rescatistas y voluntarios buscaban este jueves desesperadamente a los desaparecidos bajo la lama causada por las lluvias torrenciales que ya dejaron al menos 110 muertos en la ciudad brasileña de Petrópolis, mientras el tiempo se agota y hay riesgo de nuevos deslizamientos y precipitaciones.

Los vecinos seguían rebuscando entre el lodo a los desaparecidos por los ríos correntosos que el martes arrastraron todo al pasar y dejaron un reguero de destrucción en esa antigua ciudad imperial en una zona serrana al norte de Rio de Janeiro que registra sus peores lluvias en 90 años.

MIRA: La pandemia de coronavirus causa 854 muertos más en Brasil

En Alto da Serra, uno de los barrios más afectados por el furioso temporal, la actividad era frenética.

“Desgraciadamente va a ser difícil encontrar a alguien con vida. Como está todo, es prácticamente imposible, pero por lo menos (hay que) entregar los cuerpos para que la familia pueda enterrarlos y hallar sosiego”, explicó a la AFP Luciano Gonçalves, un voluntario de 26 años, cubierto de barro, mientras con una pala y una azada en las manos rebuscaba entre la lama.

Otro vecino, Anderson Mota Barreiros, de 37 años, escarbaba apresuradamente en busca de su hermana, entre lamentos por la falta de ayuda.

Según las autoridades, unos 500 bomberos, con la ayuda de cientos de voluntarios, perros, máquinas excavadoras, camiones, botes y una decena de aeronaves se emplean en las tareas de rescate.

Otros que perdieron a sus familiares en los casi 300 deslizamientos permanecían sentados delante de sus casas con la mirada perdida entre tanta destrucción.

Vista aérea después de un deslizamiento de tierra en Petrópolis, Brasil, el 16 de febrero de 2022. (Florian PLAUCHEUR / AFP).
Vista aérea después de un deslizamiento de tierra en Petrópolis, Brasil, el 16 de febrero de 2022. (Florian PLAUCHEUR / AFP).

Cifras de desaparecidos

Por ahora hay 110 muertos confirmados y 24 rescatados, mientras que las cifras de desaparecidos bajo la lama son confusas, debido a los pocos cuerpos identificados, que por ahora es de 33.

La Policía Civil afirma que hasta este jueves hubo “134 registros de desaparición”. El Ministerio Público dijo a la AFP que en su servicio de localización de personas siguen registrados 35.

Hasta ahora, unas 700 personas desplazadas fueron trasladas a refugios improvisados, la gran mayoría en escuelas públicas.

Tras su viaje a Rusia y Hungría, el presidente Jair Bolsonaro visitará el viernes por la mañana la zona afectada de esta ciudad turística, donde los familiares ya están empezando a enterrar a sus muertos.

“Más lluvias fuertes”

La situación amenaza con empeorar en las próximas horas.

El gobierno brasileño alertó el miércoles de un riesgo “muy alto” de nuevos deslizamientos de tierra en esa zona, debido a la previsión de más lluvias para los próximos días que podrán causar nuevas “inundaciones”.

Defensa Civil advirtió también el jueves de que “hay previsión de lluvias fuertes para la tarde y la noche”, lo que puede complicar todavía más las tareas de rescate.

Según los expertos, la tragedia es consecuencia de una combinación de factores, entre estos una lluvia en seis horas superior a la media histórica de todo febrero, la topografía de la región y la existencia de grandes barriadas de casas precarias, muchas de ellas construidas de manera ilegal, en las escarpadas zonas de riesgo.

Un azote para los pobres

El gobernador de Rio de Janeiro, Claudio Castro, dijo que “la peor lluvia desde 1932″ unió una “tragedia histórica” y “un déficit que realmente existe” en infraestructura y vivienda.

Para Estael Sias, meteoróloga de la agencia Metsul, los platos rotos de esta combinación de desastres climáticos y urbanismo sin control los pagan los más pobres.

“Los que terminan teniendo que vivir en estas regiones de riesgo son los más vulnerables, los que están más expuestos a este tipo de situaciones. Y eso sin contar que estamos viviendo una crisis económica producto de la pandemia que lo empeoró todo, porque la cantidad de personas que salieron de áreas que no estaban en riesgo para instalarse en áreas de riesgo sin duda aumentó”, explicó.

Brasil ha vivido en los tres últimos meses episodios de intensas lluvias, especialmente en los estados de Bahia (nordeste) y de Minas Gerais (sudeste), que han dejado decenas de muertos y causado destrozos en centenares de municipios.

Los científicos sostienen que, debido al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos serán cada vez más recurrentes.

En enero de 2011 más de 900 personas murieron en la región serrana del estado de Rio por las fuertes lluvias que causaron fuertes destrozos en varias ciudades, entre ellas Petrópolis.

_____________

“Lo han perdido todo”

Hasta el momento, las autoridades no han informado la cantidad de desaparecidos.

“No quiero ver lluvia nunca más en mi vida”, exclamó otro vecino, Jerónimo Leonardo, de 47 años, que el martes tuvo que salir a toda prisa de su casa, que quedó relativamente conservada.

La iglesia de Santo Antonio, cercana al área del desastre, abrió sus puertas para acoger a más de 150 personas, evacuadas de sus casas por las inundaciones o el peligro de deslave a causa del temporal. Muchas otras fueron atendidas principalmente en escuelas.

“Muchos de los que llegan lo han perdido todo, o perdieron a sus parientes. Es una situación difícil”, dijo a la AFP Celestino, el párroco de la iglesia.

Unos 400 militares trabajaban en tareas de auxilio en el lugar junto con equipos de Defensa Civil y bomberos, con perros, máquinas excavadoras, camiones, botes y una decena de aeronaves.

El gobierno brasileño alertó de un riesgo “muy alto” de nuevos deslizamientos de tierra en la región montañosa de Rio de Janeiro, “especialmente en Petrópolis”, debido a la previsión de más lluvias para los próximos días que podrán causar nuevas “inundaciones”.

En su visita a Rusia, el presidente Jair Bolsonaro deseó que “Dios consuele a los familiares” de las víctimas de la “catástrofe” en Petrópolis, durante una conferencia de prensa conjunta con el anfitrión, Vladimir Putin, a quien agradeció su solidaridad ante lo ocurrido.

El gobierno afirmó que el mandatario visitará la zona el viernes.

Las personas sacan el cadáver de una persona de entre los escombros después de un deslizamiento de tierra en Petrópolis, Brasil, el 16 de febrero de 2022. (CARL DE SOUZA / AFP).
Las personas sacan el cadáver de una persona de entre los escombros después de un deslizamiento de tierra en Petrópolis, Brasil, el 16 de febrero de 2022. (CARL DE SOUZA / AFP).

Fenómenos extremos

Algunos puntos de Petrópolis recibieron hasta 260 milímetros de lluvia en menos de seis horas, un volumen superior a la media histórica para todo febrero (240 mm), de acuerdo con la agencia meteorológica MetSul.

“Las precipitaciones acumuladas (...) son inusuales”, señaló la meteoróloga Estael Sias en una nota en el sitio de MetSul, donde asegura que este desastre “no es ni el primero ni será el último”, dadas las características climáticas, topográficas y poblacionales de la región.

Brasil ha vivido en los tres últimos meses episodios de intensas lluvias, especialmente en los estados de Bahia (nordeste) y de Minas Gerais (sudeste), que han dejado decenas de muertos y causado destrozos en centenares de municipios.

El desastre que dejan las lluvias torrenciales en Petrópolis, Brasil. (REUTERS/Ricardo Moraes).
El desastre que dejan las lluvias torrenciales en Petrópolis, Brasil. (REUTERS/Ricardo Moraes).

Los científicos sostienen que, debido al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos serán cada vez más recurrentes.

En enero de 2011 más de 900 personas murieron en la región serrana del estado de Rio por cuenta de las fuertes lluvias, que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra en una vasta área, incluida Petrópolis y sus vecinas Nova Friburgo, Itaipava y Teresópolis.

Petrópolis, de 300.000 habitantes, es una ciudad turística por su valor histórico, la naturaleza circundante y un clima más ameno en comparación con la costera Rio de Janeiro, debido a su altura.

En el pasado fue lugar de veraneo de la antigua Corte imperial brasileña. Durante el siglo XVIII e inicios del XIX, fue un punto vital en el camino entre Rio y Minas Gerais que encantó por su clima y su paisaje al Emperador Pedro I.

___________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Imágenes impactantes del tsunami provocado por la erupción de un volcán submarino en Tonga
La violenta erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami que ha golpeado las costas de esta nación insular y que también ha encendido las alarmas en otros países de la región.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más