Lo que muestran los resultados es que tenemos un país menos polarizado de lo que uno se imaginaba”. Stéphanie Alenda, directora de Investigación de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales de la Universidad Andrés Bello, se refiere al aplastante rechazo de Chile a la nueva Constitución: las 16 regiones del país votaron por esa opción, una contundencia del 62% que dejó de lado los pronósticos que hablaban de escenarios estrechos. “Es un buen resultado para el país porque se temía más tensión y porque todo apunta a que el interés por una nueva Carta Magna se resolverá de manera institucional”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más