Doña Gonzala se describe como una mujer con mucha actividad; le gusta gusta bordar, cocinar, salir al tianguis y con sus amigas. (Foto: El Universal de México, vía GDA).
Doña Gonzala se describe como una mujer con mucha actividad; le gusta gusta bordar, cocinar, salir al tianguis y con sus amigas. (Foto: El Universal de México, vía GDA).
Redacción EC

El regreso a clases en ha traído diversas historias y perspectivas sobre las clases en línea o por televisión, tal es el caso de una mujer de la tercera edad cuya imagen tomando apuntes de clase en su casa se hizo viral en cuestión de horas.

Gonzala González Hernández le dijo a su hija que quería tomar clases ahora que la pandemia del coronavirus ha hecho que estas puedan recibirse desde casa, vio una oportunidad para aprender. “Todos los días se pone muy puntual a tomar sus clases, lo que no sabe nos lo pregunta”, comenta en entrevista para , su hija Rita Pergon.

“La pandemia acabó físicamente a mi mamá, creo que anímicamente también. Ella era una mujer muy activa”, dice y hace énfasis en que, al pertenecer a la población vulnerable, pues padece de hipertensión, se ha mantenido dentro de casa desde el comienzo de la pandemia.

Doña Gonzala se describe como una mujer con mucha actividad; le gusta gusta bordar, cocinar, salir al tianguis y con sus amigas. Desde joven le gustó la costura y estudió corte y confección, pero “no podía pagar una carrera, no había dinero. Solo estudié la primaria”, relata.

“Nunca se cansa uno de aprender. Yo vi las clases por televisión y le dije a mi hija: ‘voy a ver qué aprendo’, y me ha gustado porque ponen ejercicios, ponen (clases sobre) el cuerpo. Todo lo he apuntado”, menciona la señora Gonzala González.

Le hubiera gustado ser estilista, oficio que no pudo estudiar porque “tenía que dar gasto en mi casa y no tenía para comprar las cosas de la escuela”, dice Gonzala, quien también ofrece un recuerdo de su padre y todo el amor que les dio tanto a ella como a sus hermanos.

Su gusto por la costura la llevó a realizar el vestido de novia de una de sus hijas, via Facebook aprendió a bordar en listón y durante el año vende sus productos. “Así saca su economía”, menciona su hija.

Desde joven le gustó la costura y estudió corte y confección, pero “no podía pagar una carrera, no había dinero. Solo estudié la primaria”, relata. (Foto: El Universal de México, vía GDA).
Desde joven le gustó la costura y estudió corte y confección, pero “no podía pagar una carrera, no había dinero. Solo estudié la primaria”, relata. (Foto: El Universal de México, vía GDA).

La imagen que se hizo viral fue publicada por su hija en su cuenta de Twitter, donde se inmediato recibió la respuesta de usuarios, quienes felicitaban a la mujer por su actitud y ánimo de aprendizaje.

Mi madre es una guerrera. Ha tenido que brincar muchos obstáculos. Pudo salir adelante, sin estudios, con sus cinco hijos”, dice orgullosa Rita Pergon.

Viven en la Ciudad de México, y desde el confinamiento han permanecido juntos doña Gonzala, su esposo y su hija Rita. Antes de la pandemia, la mujer de 77 años salía tres veces a la semana a hacer ejercicio, ahora, “me paro, rezo mis oraciones, me baño y empiezo a ver la tele. De ahí me paro a hacer la comida y en la tarde me pongo a bordar”.

Doña Gonzala se dice admirada de aquellos profesores que imparten sus clases en línea y que aún batallando con las herramientas tecnológicas, siguen dando clase. Les anima a continuar con su labor e invita a los jóvenes a seguir aprendiendo porque “es su futuro, que no dejen de estudiar ahorita que hay mucha  facilidad”.

Extraña pasar tiempo con sus amigas ya que se considera “muy callejera; extraño tomar el café con mis compañeras”, dice, pero también encuentra extraordinaria la oportunidad de recibir clases sin salir, “estoy maravillada”, dice gustosa.

Fuente: “El Universal” de México, vía GDA.

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en España: detienen a “negacionista” del COVID-19 por incitación a la violencia | VIDEO

TE PUEDE INTERESAR