Ian Hirschsohn, de 78 años de edad, y su esposa Kathy Harvey, de 65, eran originarios de San Diego, California. Desde hace 35 años solían vacacionar en México. Habían rentado una casa cercana a la playa de El Socorrito, en Baja California. (Twitter).
Ian Hirschsohn, de 78 años de edad, y su esposa Kathy Harvey, de 65, eran originarios de San Diego, California. Desde hace 35 años solían vacacionar en México. Habían rentado una casa cercana a la playa de El Socorrito, en Baja California. (Twitter).
Redacción EC

Una pareja de jubilados estadounidenses que solía vacacionar desde hace 35 años en un balneario del noroeste de fue asesinada durante un asalto y sus cuerpos fueron abandonados en un pozo, informó este martes la fiscalía del estado de Baja California.

El fiscal investigador Hiram Zamora dijo a la prensa que los cuerpos fueron localizados en un pozo del balneario de Ensenada el pasado 3 de septiembre y que ya fueron identificados como Ian Hirschsohn, de 78 años de edad, y su esposa Kathy Harvey, de 65, originarios de San Diego, California.

“Fueron víctimas de homicidio ambos, adentro de su domicilio (...). Una persona ingresó con el objeto de robar. Vio a los dos señores y los privó de la vida”, dijo Zamora en declaraciones a la prensa.

El agresor trasladó los cuerpos en un vehículo hasta el puerto de Ensenada para ocultarlos en un pozo, de donde fueron sacados por bomberos.

Zamora explicó que el presunto responsable ya fue identificado y que se trataría de un hombre con problemas de adicciones contra el que ya fue solicitada una orden de captura.

A finales de agosto, familiares de la pareja los reportaron como desaparecidos.

La pareja de jubilados solía rentar una casa cercana a la playa de El Socorrito en la porción central de Baja California.

La zona es muy popular entre los estadounidenses, muchos de los cuales llegan en automóvil por estar ubicada solo a unas horas de la frontera.

Fuente: AFP

__________________

VIDEO RECOMENDADO

China: Xi Jinping asegura que su país pasó la “prueba” de la COVID-19
Xi Jinping aseguró que su país superó una prueba histórica y extremadamente difícil con su batalla contra el nuevo coronavirus.

TE PUEDE INTERESAR