El mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante una rueda de prensa en Palacio Nacional en Ciudad de México. Tras décadas de polémica presencia de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) en México, la operación contra el general Salvador Cienfuegos fue la gota que colmó el vaso para el Gobierno de México, que ha optado por desafiar al organismo limitando por ley los movimientos de sus agentes. (EFE/Presidencia de México/)
El mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante una rueda de prensa en Palacio Nacional en Ciudad de México. Tras décadas de polémica presencia de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) en México, la operación contra el general Salvador Cienfuegos fue la gota que colmó el vaso para el Gobierno de México, que ha optado por desafiar al organismo limitando por ley los movimientos de sus agentes. (EFE/Presidencia de México/)
Agencia EFE

Agencia de noticias

La Cámara de Diputados de aprobó este martes la reforma de la Ley de Seguridad Nacional que retira la inmunidad de los agentes extranjeros en el país, una iniciativa presentada por el Gobierno para limitar los movimientos de la agencia antidrogas de (DEA) y que con este aval será enviada para su promulgación.

Con 329 votos a favor, 98 en contra y 40 abstenciones, la Cámara de Diputados ratificó la reforma aprobada la semana pasada por el Senado, la cual fue enviada al Ejecutivo para su promulgación y entrada en vigor.

La iniciativa obliga a los agentes de otros países a compartir su información con las autoridades mexicanas, les prohíbe arrestar a personas, les exige una autorización para llevar armas, establece que no tienen inmunidad judicial y amenaza con la expulsión de las agencias si quebrantan la ley.

Si bien la iniciativa afecta a cualquier funcionario extranjero con actividad policial en México, es una respuesta del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador a las actividades de la DEA.

El pasado octubre, López Obrador expresó su malestar por no haber sido informado de la investigación de la DEA contra el general Salvador Cienfuegos, que derivó en su captura en Los Ángeles (EE.UU.) por presuntos vínculos con el narcotráfico cuando dirigía el Ejército durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Tras una intensa negociación, el Gobierno mexicano cerró en noviembre un acuerdo inédito con la Administración saliente de Donald Trump para que levantara los cargos contra Cienfuegos, quien regresó a México en libertad mientras la Fiscalía investiga su caso.

Posteriormente, López Obrador mandó de urgencia esta iniciativa al Congreso para defender la “soberanía” de México.

El episodio más polémico de la presencia de la DEA en México fue la Operación Leyenda de 1985, cuando los agentes estadounidenses capturaron por su cuenta a varios narcotraficantes como respuesta al asesinato de su compañero Enrique Camarena.

En el marco de esta operación, la DEA arrestó al médico Humberto Álvarez Machín, acusado de participar en el asesinato de Camarena, y lo trasladó en secreto a El Paso (Texas) vulnerando las leyes de extradición.

López Obrador reconoció finalmente la victoria de Joe Biden en las elecciones de Estados Unidos del mes pasado y le mandó el lunes por la noche una carta felicitándolo después de que el Colegio Electoral de ese país lo ratificó como presidente electo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Alemania: Una carrera contrarreloj: la vacunación contra el coronavirus
Alemania: Una carrera contrarreloj: la vacunación contra el coronavirus

TE PUEDE INTERESAR