El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en el Palacio Nacional de la Ciudad de México.
El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en el Palacio Nacional de la Ciudad de México. / EFE/ José Méndez
Agencia AFP

El canciller de , Marcelo Ebrard, acusó este lunes al expresidente estadounidense de estar “agitando el anti-mexicanismo” como parte de la campaña electoral en ese país para los comicios legislativos de noviembre.

“Es un hombre en campaña agitando el anti-mexicanismo que lo caracteriza”, escribió el ministro en Twitter.

Mira: Texas ordena parar la ejecución de Melissa Lucio, la hispana condenada a muerte por el fallecimiento de su hija

Ebrard reaccionó así a comentarios de Trump durante un mitin del partido republicano el pasado fin de semana, en el que dijo haber forzado a un alto representante del gobierno de Andrés Manuel López Obrador a aceptar el despliegue de miles de soldados mexicanos para frenar la migración indocumentada.

Según Trump, como resultado de esa presión México también adoptó un plan para que solicitantes de asilo en Estados Unidos permanezcan en el país latinoamericano.

Aseguró que para lograrlo amenazó al funcionario con imponer elevados aranceles a México.

“Nunca había visto a nadie doblegarse así. Dijeron que sería un honor poner a 28.000 soldados gratis”, contó Trump con sarcasmo, mientras era celebrado por sus simpatizantes.

Trump aludía a un acuerdo de junio de 2019 cuando México aceptó desplegar a miles de militares en sus fronteras norte y sur, evitando la imposición de un arancel del 25% a sus vitales exportaciones hacia Estados Unidos.

Washington exigió entonces a México convertirse en “tercer país seguro”, estatus por el cual los solicitantes de asilo son acogidos por el país vecino.

Aunque el gobierno mexicano rechazó dicha propuesta, analistas consideran que la había aceptado de facto al acceder a los llamados Protocolos de Protección al Migrante -conocidos como “Quédate en México”-, un programa implementado en enero de 2019 para que solicitantes de asilo esperen la respuesta a su pedido en territorio mexicano.

“Me consta el patriotismo del Presidente López Obrador en aquellos momentos críticos. Ante la amenaza de aranceles no aceptó el tercer país seguro”, agregó Ebrard.

López Obrador evitó responder directamente a Trump y consideró que el estadounidense no le faltó al respeto.

“Él es así (...), no voy yo a polemizar sobre eso”, afirmó el mandatario izquierdista en su conferencia de prensa diaria.

No obstante, rechazó que candidatos estadounidenses aprovechen las “fobias racistas y discriminatorias” que existen en ese país para ganar votos.

“No vamos a permitir a ningún partido de los dos de Estados Unidos, ni a ningún candidato, que utilicen a México como piñata y que nos van a tener que tratar con respeto como lo hacemos nosotros”, expresó.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más