El domingo, una jueza decidió dejar en libertad a María Eva Ortiz, sindicada como miembro del cártel de Santa Rosa de Lima y madre del cabecilla de dicha organización criminal, por falta de pruebas. La captura de Ortiz fue noticia una semana atrás debido a que provocó que su hijo, José Antonio Yépez ‘El Marro’, amenazara al Gobierno de (AMLO) con tomar represalias.

La operación en la que cayó Ortiz tuvo lugar en el municipio de Celaya, estado de Guanajuato, el pasado 21 de junio. Durante la redada fueron capturadas un total de 25 personas, todas bajo el delito de posesión y comercialización de droga, además se incautaron 2 millones de pesos (unos US$87.032) y un kilo de metanfetaminas.

En respuesta, el cártel bloqueó carreteras en 14 de los 46 municipios del estado y en Celaya se incendiaron siete negocios y 21 vehículos. Los violentos actos parecen haber tenido resultado en el proceso pues actualmente solo dos de los detenidos siguen en prisión, ambos por delitos previos, y la justicia solicitó abrir una investigación por la presunta tortura cometida por los miembros de seguridad locales y federales durante el operativo.

Pero, ¿cómo y cuándo nació este cártel en la zona y por qué parece tener tanto poder para no dudar en enfrentar directamente al gobierno mexicano?

Para conocer la crueldad del cártel de Santa Rosa de Lima basta con revisar una escalofriante estadística. La guerra que ha desatado con otra organización criminal, el cártel Jalisco Nueva Generación, por el control de Guanajuato, ha provocado el 91% de las 1.903 muertes registradas en ese estado entre enero y mayo de este año, según las autoridades locales.

Originado en el 2014 en la localidad de Santa Rosa de Lima, municipio de Villagrán, en Guanajuato, esta organización criminal inició sus actividades delictivas dedicados al ‘huachicoleo’, como se denomina en ese país al robo de gasolina de los ductos instalados por todo el territorio. En el 2017, el cártel de Santa Rosa de Lima llegó a tener 1.696 puntos de robo de combustible en el “Triángulo de las Bermudas”, como se conoce a la zona conformada por los municipios de León, Irapuato, Salamanca, Celaya y Los Apaseos. Luego, sumaron a sus actividades la venta de droga, secuestro y extorsión a pequeños y medianos empresarios en Celaya, Irapuato y Salamanca.

El cártel no tardó demasiado tiempo en comenzar a operar en los vecinos estados de Querétaro y Michoacán.

En sus inicios, la organización criminal estuvo liderada por David Rogel Figueroa alias ‘El Güero’ hasta el 2017, fecha en la que ‘El Marro’ asumió la conducción del cártel según autoridades federales. Con su llegada ‘El Marro’ declaró la guerra al cártel de Jalisco Nueva Generación por el control de la zona, además convirtió a la organización en una suerte de cártel familiar integrado por al menos 14 parientes cercanos, según investigaciones de la Policía Federal citadas por el diario El Universal.

Captura de video en el que 'El Marro' amenaza al Gobierno tras la detención de su madre en un operativo realizado en Celaya, Guanajuato.
Captura de video en el que 'El Marro' amenaza al Gobierno tras la detención de su madre en un operativo realizado en Celaya, Guanajuato.

De acuerdo al medio mexicano, la hermana de ‘El Marro’ estaba a cargo de las actividades ilícitas en Celaya, sus tíos se encargarían de lavar el dinero del cártel, su cuñado es un operador de alto nivel dentro del grupo y así continúa la lista llegando a contar hasta a 14 familiares cercanos al narcotraficante.

‘El Marro’ es un exintegrante del cártel de Los Zetas que abandonó dicha organización criminal tras la capturas de sus líderes durante la última década, ha sido detenido en el 2008 por los cargos de robo y delincuencia organizada.

(Este cártel) empezó a tomar relevancia cuando el combate al ‘huachicol’ recrudeció por parte del Gobierno Federal. Cuando el presidente lanza una ofensiva contra los ‘huachicoleros’, Guanajuato ocupaba el primer o segundo lugar en cantidad de tomas clandestinas encontradas. Enfocaron las baterías sobre este grupo delictivo y empieza la ofensiva sobre Jose Antonio Yepes Ortiz, justo el 6 de marzo del 2019 empezó la lucha por la recuperación de esos territorios, donde no entraba ninguna autoridad”, explicó hace unos días el director del periódico Milenio en la ciudad de León, Miguel Ángel Puértolas.

Hidalgo, Estado de México, Puebla, Tamaulipas y Guanajuato fueron los estados con mayor robo de combustible en el 2019. (AFP)
Hidalgo, Estado de México, Puebla, Tamaulipas y Guanajuato fueron los estados con mayor robo de combustible en el 2019. (AFP)

ESTRUCTURA DEBILITADA

Tras su llegada a la presidencia, AMLO inició un combate abierto contra el ‘huachicoleo’ desplegando a la Marina, el Ejército y la Policía Federal para frenar los saqueos de ductos federales.

Tras dos exitosos meses desmantelando a este tipo de organizaciones, el mandatario recibió su primera amenaza directa. “Ahí te dejo un regalito en mi refinería”, se leía en el mensaje escrito junto a un artefacto explosivo que fue instalado en una camioneta abandonada frente a la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la ciudad de Salamanca.

López Obrador, te exijo que saques a la Marina, Sedena (ejército) y fuerzas federales del estado (Guanajuato), si no te voy a empezar a matar gente inocente. Atente a las consecuencias. Atentamente: El señor Marro”, completaba la amenaza escrita en una sábana.

Un mes más tarde, en marzo del 2019, el operativo “Golpe de Timón” realizado entre las autoridades federales y las estatales de Guanajuato daba un certero golpe al cártel de Santa Rosa de Lima, saldándose con la captura de 42 integrantes, la incautación de más de 100 vehículos y el registro a 25 inmuebles.

La resiliencia del CSRL se debe principalmente a tres factores: su líder alias ‘El Marro’, la diversificación que ha logrado en sus fuentes de ingreso, y su arraigo en las comunidades donde opera”, aseguró Víctor Sánchez, consultor y experto en seguridad de la Universidad de Coahuila, al sitio especializado InSight Crime.

Sin embargo, la implacable persecución de las autoridades federales y su guerra con el cártel Jalisco Nueva Generación parecen limitar al cártel de ‘El Marro’ a su territorio actual, cortándole la posibilidad de expandirse y volverse aún más poderoso.

Los golpes de las autoridades continuaron este año, primero con la captura del padre de ‘El Marro’ en marzo y luego con una intervención registrada el 12 de abril en la que atraparon a cinco familiares del líder del cártel, además de cinco armas de fuego largas, tres cortas, 12 cargadores y 398 cartuchos. A ello habría que sumarle la captura de siete miembros del cártel en una operación confirmada por la comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategia de Seguridad Ciudadana del Estado, Sophia Huett López, y la de otros 35 delincuentes en enero.

En ese mismo mes, además, ‘El Marro’ sufrió uno de los golpes más duros en los últimos años. Durante la boda de su hermana Karem Elizabeth Yépez Ortiz, un grupo de élite del cártel Jalisco Nueva Generación interrumpió la celebración con la intención de asesinar al cabecilla, misión en la que fallaron no sin antes matar a Karem.

Pese a todos estos golpes, la organización aún mantiene poder en la zona. Aparentemente el suficiente como para que el 21 de junio, tras la detención de su madre, ‘El Marro’ apareciera en un video al borde de las lágrimas y con un fúsil colgando del hombro para amenazar al Gobierno.

Les voy a ser una piedra en el zapato, les voy a rajar su madre (reventar), van a ver”, amenaza el narcotraficante en la grabación difundida por redes sociales. “No crean que porque se llevaron a mi madre ahora la van a poner como operadora financiera, jefa de cártel, como saben hacer. Por ella y por toda mi gente le voy a echar huevos (poner ganas) al asunto. No crean que a mí me espantan”.

______________________

VIDEO RECOMENDADO

Imágenes del atentado contra el jefe de seguridad en México. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR