El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pronuncia un discurso ante los trabajadores que participan en la manifestación para conmemorar el Primero de Mayo (Día del Trabajo) en Caracas.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pronuncia un discurso ante los trabajadores que participan en la manifestación para conmemorar el Primero de Mayo (Día del Trabajo) en Caracas. / Yuri CORTEZ / AFP
Agencia EFE

Activistas de Venezuela exigieron este domingo, con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, al Gobierno de que impida los “ecocidios” en el país y que detenga las invasiones en parques naturales, como la “construcción de mansiones”.

Durante una caminata en el suroeste de Caracas, recriminaron al Ejecutivo que permita construir en el parque natural Waraira Repano, más conocido como El Ávila, y que se realice actividad minera en zonas protegidas, como ocurre con el Arco Minero del Orinoco.

Mira: Maduro acusa a Duque de ataques a refinerías y sistema eléctrico de Venezuela

El coordinador del Frente Norte de Caracas, Julio Rojas, señaló que Maduro conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente promoviendo ecocidios”, permitiendo “la explotación del Arco Minero” y con la “complicidad por omisión y acción en invasiones de parque naturales por parte de colectivos que causan la destrucción de la flora y fauna”.

Explicó que en el parque Leonardo Ruiz Pineda se ven “colectivos armados deforestando la zona, quemando grandes lotes de áreas verdes para la construcción de conucos (huertas) improvisados”, ante lo que -aseguró- el Ministerio de Ecosocialismo “guarda silencio cómplice”.

Rojas dijo, además, que “los llamados enchufados (chavistas) están tomando de forma ilegal varias zonas protegidas del cerro El Ávila para la construcción de mansiones, todo bajo la excusa de la fundación de una comuna dentro de estos espacios protegidos”.

Recordó que, a finales de 2021, la organización alertó de que “personajes ligados a altos jerarcas del Gobierno” compran ilegalmente “grandes extensiones de tierras” y edifican “quintas lujosas sin importar el estar destruyendo un patrimonio ecológico y símbolo de Caracas.

Por su parte, Emma Salazar, activista de la ONG Ecorina (Ecosistemas Renovables: Investigación y Acción), denunció la invasión y siembras “ilegales” en áreas del Parque Recreacional Ruiz Pineda, “por parte de personas afectas al régimen de Maduro, y recordó que este hecho se ha denunciado desde hace ocho años.

También José Gregorio Ochoa, portavoz de la ONG Fundea, señaló que “La Red Verde de Caracas no tiene hoy nada que celebrar”.

“Los pocos árboles de las zonas urbanas están siendo cortados, los parques metropolitanos y nacionales están siendo talados y quemados para dar paso a una agricultura incipiente que no produce nada para beneficio de la comunidad y que más bien causa erosión en los suelos”, agregó.

Reclamó, además, que el parque El Algodonal “está siendo también invadido por agricultura incipiente con el apoyo del Ministerio del Ecosocialismo, lo mismo ocurre en el Parque Nacional Macarao, donde se encuentra un embalse de agua, o en el Parque Universal La Paz, en el Zoológico de Caricuao, y tantos otros”.

“Estamos en presencia de un auge de invasiones masivas y depredación ambiental con la complicidad de sectores gubernamentales”, detalló el luchador social.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más