"Los resultados del referido censo proporcionarán información estadística económica básica actualizada sobre los establecimientos productores de bienes y servicios para generar indicadores económicos a nivel geográfico, sectorial y temático, con el propósito de contar con data relevante". (Foto referencial: GEC)
"Los resultados del referido censo proporcionarán información estadística económica básica actualizada sobre los establecimientos productores de bienes y servicios para generar indicadores económicos a nivel geográfico, sectorial y temático, con el propósito de contar con data relevante". (Foto referencial: GEC) / DIANA CHAVEZ
Dante Carhuavilca Bonett

En los últimos 14 años la economía peruana ha registrado cambios sustanciales que han modificado su estructura productiva. La mayor apertura comercial, la incorporación de nueva infraestructura básica y empresarial, las diversas interrelaciones de los factores productivos, la modificación del consumo de bienes y servicios que realizan los hogares, el aumento de supermercados y centros comerciales, el uso intensivo de las TIC en el proceso productivo, la capacidad de innovar y adoptar nuevas tecnologías, entre otros factores, han tenido un impacto en el tejido empresarial y en la estructura económica del país. Todo ello, aunado a la pandemia del COVID-19, que ha cambiado el contexto económico y social del Perú y del mundo.

Desde el 2008 –fecha del último – hasta el 2021, la producción nacional y sectorial ha registrado un crecimiento diferenciado en el tiempo y heterogéneo sectorialmente. La producción entre el 2008 y el 2012 creció en promedio anual 6,2%, en el quinquenio 2013-2017 el incremento anual fue de 3,6% y entre el 2018 y el 2021 la tasa de crecimiento por año alcanzó el 1,7%. De otro lado, los tres sectores productivos que registraron mayor crecimiento entre el 2008 y el 2021 fueron telecomunicaciones, servicios financieros y construcción.

Por ello, resulta indispensable conocer cómo ha variado la dinámica de los negocios y la estructura productiva desde el 2008 hasta la actualidad. Para ello, el ejecutará el V Censo Nacional Económico (V CENEC) durante el 2022.

Los resultados del referido censo proporcionarán información estadística económica básica actualizada sobre los establecimientos productores de bienes y servicios para generar indicadores económicos a nivel geográfico, sectorial y temático, con el propósito de contar con data relevante que sirva de herramienta para el planeamiento y formulación de políticas públicas relacionadas con las actividades productivas del país. Permitirá también conocer información sobre producción, venta, principales rubros de costos, depreciación de maquinaria, empleo, sueldos, nuevas formas de trabajo (presencial y remoto), nivel de comercio electrónico en las ventas y en las compras de las empresas, uso de las TIC en los procesos, gastos en investigación y desarrollo, entre otras variables.

El desarrollo del V CENEC requiere de la participación directa y activa de las entidades públicas y privadas vinculadas con la actividad económica del país; por esa razón, la Comisión Consultiva estará conformada por representantes de instituciones públicas y privadas, así como por expertos de diversos centros de investigación. Ejecutar el censo económico es una necesidad para fortalecer con información actualizada la toma de decisiones pública y privada, orientada a impulsar el crecimiento y desarrollo nacional.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más