La policía detiene a un manifestante durante una manifestación contra la implementación de la ley de seguridad nacional en Hong Kong, China, el 24 de mayo de 2020. (EFE / EPA / JEROME FAVRE)
La policía detiene a un manifestante durante una manifestación contra la implementación de la ley de seguridad nacional en Hong Kong, China, el 24 de mayo de 2020. (EFE / EPA / JEROME FAVRE) / JEROME FAVRE
Ian Vásquez

Hong Kong es el caso más dramático del mundo de cómo la crisis del coronavirus está siendo aprovechada para aplastar las libertades de la gente. La semana pasada Beijing anunció una ley de seguridad que impondría sobre la ciudad, vulnerando así el acuerdo que garantizaba la autonomía de Hong Kong.