La ministra de Cultura, Sonia Guillén, manifestó el interés prioritario de su sector para poner en valor el complejo arqueológico de Kuélap. (GEC)
La ministra de Cultura, Sonia Guillén, manifestó el interés prioritario de su sector para poner en valor el complejo arqueológico de Kuélap. (GEC) / JUAN PONCE VALENZUELA
Redacción EC

La ministra de Cultura, Sonia Guillén Oneeglio, confirmó el pronto reinicio de las obras de rehabilitación, conservación y puesta en valor de diversas áreas del complejo arqueológico de Kuélap, en la región Amazonas.

La integrante del gabinete dio a conocer de estas acciones en la ciudad de Chachapoyas, luego que un equipo multidisciplinario de Ministerio de Cultura y del Plan Copesco Nacional, encargada de las obras, realizara una supervisión conjunta en las instalaciones de Kuélap.

La ministra de Cultura manifestó el interés prioritario de su sector para poner en valor el complejo arqueológico de Kuélap, patrimonio de la región Amazonas y atractivo turístico en la zona nororiental del país.

“La situación de Kuélap era un problema álgido, una situación que requería una pronta intervención, por ello se ha decidido, conjuntamente con Copesco, dar continuidad para atender lo que debemos trabajar en Kuélap”, anotó.

La funcionaria señaló que los especialistas de ambas instituciones verificaron en Kuélap el mantenimiento y protección de cobertura provisional existente, los trabajos de monitoreo, control y seguimiento de las grietas identificadas en las edificaciones,

También analizaron la protección de material lítico clasificado y las acciones de limpieza de los canales de drenaje, dentro y fuera del área de intervención; además del reforzamiento de la estructura de la cobertura.

La ministra Guillén enfatizó que se debe seguir trabajando coordinadamente con Copesco, del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).

“Son nuestros colaboradores naturales, asimismo debemos ampliar la perspectiva del trabajo hacia el entorno del complejo arqueológico, con las poblaciones, integrada a una gestión cultural mucho más activa”, indicó.