Las personas contagiadas serán trasladadas al hospital EsSalud Abancay ubicado en el sector de Altipuerto en Abancay. (Foto: Carlos Peña)
Las personas contagiadas serán trasladadas al hospital EsSalud Abancay ubicado en el sector de Altipuerto en Abancay. (Foto: Carlos Peña)
Carlos Peña

colaborador

c_p_c35@hotmail.com

Luego que el Gobierno Central decretara el retorno de la cuarentena para las provincias de Abancay y Andahuaylas en la región , una serie de situaciones se han presentado que detallan la grave crisis por la que atraviesa el sector salud en esta región.

Según el último reporte de la DIRESA Apurímac, la región tiene 2.323 casos confirmados de COVID-19, 35 muertos y 883 recuperados. La provincia de Abancay es la que más casos reporta con 1.019 positivos con COVID-19, seguido por Andahuaylas con 560, Cotabambas con 210 casos, Chincheros reporta 176 casos, la provincia de Grau con 139, Aymaraes con 120 y la provincia de Antabamba reporta 99 casos positivos.

MIRA: Apurímac: auditoría por obra paralizada en hospital de Andahuaylas se realizará en agosto

Una de ellas tiene que ver con el colapso del Hospital COVID de EsSalud que viene funcionando en el Centro Poblado de las Américas en la ciudad de Abancay, que llegó al máximo de su capacidad. Según los directivos de esta institución, debido al colapso tuvieron que internar a 6 pacientes con COVID- 19 en los ambientes de la unidad de trauma shock del servicio de emergencia del Hospital II EsSalud que se ubica en el sector denominado Altipuerto.

Alberto Villegas, jefe del comando COVID a nivel de EsSalud Abancay, informó que el hospital COVID de las Américas, tiene una capacidad de 20 camas y 7 camas UCI, pero que ahora todo tendrá que ser trasladado hacia el Hospital II de EsSalud en donde hay disponibilidad de 30 camas más y 6 camas UCI que ayudarán a atravesar esta complicada situación.

Por su parte, José Altamirano Rojas, director de la Red Asistencial de EsSalud Apurímac, manifestó: “Hemos tomado la decisión radical de trasladar el Hospital COVID las Américas hacia el Hospital Central porque estamos entrando en una situación complicada. Pensábamos en una segunda ola pero esto es un tsunami, esperamos que pronto se concluyan las 50 camas que dispuso el Programa Nacional de Inversiones en Salud PRONIS, si estas son insuficientes entonces tendremos que disponer del coliseo cerrado para instalar más camas pero no podemos permitir que nuestros hermanos apurimeños se mueran en la cola”.

Mientras esto ocurría en EsSalud Abancay, los médicos del Hospital Regional Guillermo Díaz de la Vega, realizaban un plantón de protesta en el patio del nosocomio en contra de la desatención por parte del Ejecutivo Regional de Apurímac. Ellos acusan al gobernador Baltazar Lantarón Núñez de no usar el presupuesto transferido por el Ejecutivo para la contratación de más personal médico, especialistas, enfermeras y técnicos en enfermería tras el incremento de casos positivos en la región. Reclaman, además, el pronto funcionamiento del laboratorio molecular, la falta de oxígeno a pesar que ya se firmó el convenio con la planta de Cachimayo en la región Cusco, la falta de equipos de protección personal EPPs entre otros puntos.

Fabiola Ascue, representante del cuerpo médico del Hospital Guillermo Díaz de la Vega, indicó que “si el gobernador se hace el sordo a nuestras demandas, seguiremos con los plantones y si no es capaz de resolver la demanda del sector salud, tendremos que lamentablemente entregar el hospital a la autoridad y para ello coordinaremos con la Fiscalía para hacerlo”.

VIDEO RECOMENDADO

Esta fue la última intervención de Pedro Cateriano antes de abandonar el Congreso

José Romero Donayre, decano del Colegio Médico del Consejo Departamental Apurímac, visitó ambas instituciones y pidió al Gobernador Regional de Apurímac, Baltazar Lantaron Núñez, que transfiera el presupuesto para la contratación de más personal humano.

”No solo es el problema del presupuesto, solo faltan 4 días y esperemos que de una vez funcione el laboratorio molecular. Lamento que exista un discurso triunfalista por parte de nuestras autoridades solo porque figuramos como una de las ultimas regiones con menos casos, no podemos menospreciar a este virus, nos va a ganar y queremos acciones inmediatas”, detalló.

Mientras tanto, el Gobernador Regional de Apurímac indico que ante el incremento de casos positivos, se habilitarán 5 hoteles para atender casos IGM+ con médicos, enfermeras y con una capacidad para 200 personas, que ya se firmó el convenio con la planta de Cachimayo para el abastecimiento de oxígeno y que en los próximos días entrara en funcionamiento el laboratorio molecular así como la distribución de ivermectina que se viene produciendo en convenio con la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac.