Se prevé que el terminal aéreo se construya en un terreno de 40.000 m2 en Urubamba. En febrero pasado, así lucía la zona. (Foto: Presidencia de la República/archivo)
Se prevé que el terminal aéreo se construya en un terreno de 40.000 m2 en Urubamba. En febrero pasado, así lucía la zona. (Foto: Presidencia de la República/archivo)
Fernando Alayo Orbegozo

Periodista de la sección Nacional

fernando.alayo@comercio.com.pe

El Ejecutivo admitió que las evaluaciones preliminares para determinar si se afecta el patrimonio por la construcción del aeropuerto internacional de en (AICC) “no constituyen” el estudio de impacto patrimonial (EIP) recomendado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ().

Tal como reveló El Comercio, en julio la entidad internacional solicitó al Perú la información técnica que garantizara la protección de los bienes inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial ubicados en zonas aledañas al AICC: Machu Picchu, el Qhapaq Ñan y la ciudad del Cusco. Además, consideró necesario “alertar” al país por estas consultas.

El Ministerio de Cultura (Mincul) respondió a la Unesco que, si bien los planes de monitoreo y evaluación arqueológica en la zona no mostraron “evidencias culturales en superficie ni en subsuelo”, correspondía ampliar esos estudios previos y realizar el EIP requerido.

Consultado por este Diario, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) informó que “actualmente ya se cuenta con el EIP y pronto será enviado al Mincul”. Agregaron que la elaboración del nuevo documento no representó un costo significativo del proyecto del AICC, y que no afectará la fecha que se tiene prevista para iniciar el proyecto (segundo semestre del 2020).

El Comercio solicitó al MTC mayores detalles sobre el EIP realizado por sugerencia de la Unesco, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

Posturas

El alcalde distrital de Chinchero, Héctor Cusicuna, dijo que ningún representante del Ejecutivo le había informado sobre la elaboración de este EIP para el aeropuerto que se construirá en su jurisdicción, aunque agregó que mantiene “una comunicación constante” con el gobierno.

“El pueblo de mi distrito sabe que el aeropuerto tiene todas las licencias y evaluaciones requeridas. En la zona no existe ningún vestigio arqueológico. Nunca hemos visto por aquí a los miembros de la Unesco. ¿Es decir que los estudios realizados no sirven? No es así”, concluyó.

Para Alberto Martorell, expresidente del Comité Peruano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos Perú), el no haber hecho un estudio de impacto en Chinchero con las exigencias de la Unesco “es una acción irresponsable del Perú y demuestra falta de criterio técnico”.

Según Martorell, el Estado debió realizar una evaluación exhaustiva que derive en el otorgamiento de un certificado de inexistencia de restos arqueológicos (CIRA). “Sin embargo, sustituyeron ese acto sin base legal por una especie de monitoreo arqueológico, que ahora resulta insuficiente para el propio MTC y Mincul”, dijo.

En agosto, el sector Transportes indicó a El Comercio que, en la primera etapa del proyecto (remoción de tierras que finalizó en octubre), se gestionaron proyectos de evaluación arqueológica (PEA) y planes de monitoreo arqueológico (PMA). “El CIRA se solicitará si correspondiera”, dijeron entonces.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS