Un joven cusqueño de 33 años, que perdió la vida tras sufrir un accidente de tránsito, donó sus órganos para que sean trasplantados. (Foto: GEC/referencial)
Un joven cusqueño de 33 años, que perdió la vida tras sufrir un accidente de tránsito, donó sus órganos para que sean trasplantados. (Foto: GEC/referencial)
Redacción EC

Un joven cusqueño de 33 años, que perdió la vida tras sufrir un accidente de tránsito, donó sus órganos para que sean trasplantados, por médicos de Essalud, a tres personas, entre ellas una menor, que padecían graves enfermedades que ponían en riesgo sus vidas.

MIRA | Iquitos: ladrón devuelve espejo que robó de motocicleta al reconocer que el dueño era conocido de un amigo suyo

A pesar del difícil momento, los familiares del joven que residía en el Cusco firmaron la autorización para ceder el hígado y los riñones de su ser querido que permitieron seguir dando vida a tres pacientes que se encontraban en lista de espera.

Ante este gran gesto solidario de la familia, el equipo de Procura y Trasplante de órganos del hospital Adolfo Guevara Velazco de Essalud activó los protocolos que permitieron la extracción de los órganos.

Rubén Chahua Torres, gerente de EsSalud Cusco, informó que el hígado fue trasladado a Lima, en un vuelo aéreo, para ser trasplantado a una niña de 11 meses que se encuentra internada en el hospital Edgardo Rebagliati.

LEE MÁS | Cusco: reportan incidentes y problemas en instalación de sesión descentralizada del Consejo de Ministros

En tanto, los dos riñones se quedaron en la región Cusco, los cuales fueron trasplantados por especialistas del hospital Adolfo Guevara a dos pacientes adultos que padecían de enfermedad renal crónica.

Exhortación

El gerente de EsSalud anotó que en el hospital Adolfo Guevara más de 400 pacientes con enfermedad renal crónica reciben tratamiento de diálisis, de los cuales 26 se encuentran en lista de espera para recibir un trasplante renal.

En ese sentido, hizo un llamado a la población para que su sume a este acto altruista que salva vidas.

“Insto a la colectividad que tome consciencia y tenga en cuenta que se puede dar vida después de la muerte. Ese acto de amor debe ser reflejado en nuestro DNI, colocando SÍ a la donación de órganos. Esta es una muestra de que el amor puede trascender más allá de la muerte”, finalizó el funcionario.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más