Zenaida Condori

Colaboradora de El Comercio en Arequipa

simplementezenaida@gmail.com

El nuevo jefe del Comando Regional de , Gustavo Rondón, fue nombrado el pasado 24 de julio, un día después de la anunciada intervención del Ministerio de Salud () en la región. El funcionario es responsable de articular las disposiciones del Ejecutivo con las autoridades arequipeñas, y llegar a la población para disminuir la curva de contagios. Sobre esta estrategia, conversó con El Comercio.

—¿En qué situación estaba Arequipa cuando asumió la jefatura del comando?

Era una catástrofe sanitaria. [Estábamos] en medio de un ascenso exponencial de contagios, pasábamos de tener un índice de positividad de 6% a 23%.

—¿Cuántas personas ya fueron examinadas?

En Arequipa somos cerca de un 1′386.000. Ya se tomaron muestras a 411.395, que representan el 29.6% de la población de la región. A la fecha son 58.056 casos positivos y 1.074 fallecidos.

—¿Cómo evalúa la intervención del Minsa?

Los números son fríos, pero ya se nos había escapado el manejo de la pandemia. En una guerra sanitaria que se estaba perdiendo, no estábamos unidos, había discrepancias y la respuesta no fue rápida. Con el Minsa han llegado técnicos, ocho para la atención hospitalaria y 10 para el primer nivel (centros de salud, postas). Por ejemplo, en cuanto al flujo, antes demoraba casi una hora la realización de trámites para que un paciente sea hospitalizado. Ahora se hacen en 15 minutos.

—¿Por qué Arequipa tuvo que llegar a una crisis sanitaria de ese tipo?

Cada quien asume sus responsabilidades. Ahora hay que ir para adelante.

—El Colegio Médico ha pedido formalmente que la gestión sanitaria corresponda solo al Minsa, ya no al gobierno regional.

Cuando dependía del Minsa fue el mejor período, porque no se politizaba tanto. Con la regionalización, a veces asumen cargos los médicos que ayudaron en la campaña y no siempre son los más técnicos. Sea un modelo u otro, lo importante son las personas.

—¿Parte de la responsabilidad de esta crisis en Arequipa es porque el gobernador Elmer Cáceres Llica no tomó las mejores decisiones?

Claro. La pandemia nos ganó en Arequipa porque fuimos lentos. No se previó la verdadera magnitud de lo que se venía. Aunque hay más responsabilidad en los gerentes [regionales] de Salud, porque un gobernador ve más el tema político y no tiene la preparación sanitaria.

—Hoy el panorama de gestión es distinto. ¿Pero por qué las cifras de casos positivos y fallecidos siguen aumentando?

Los casos van a seguir incrementándose. Si trabajamos intensamente, quizás después de agosto veamos una luz al final del túnel. Hablemos claro: vamos a tener un repunte en el crecimiento de casos, porque las personas diagnosticadas siguen contagiando. Si la gente no es responsable y no pone de su parte, así intervenga la Organización Mundial de la Salud (OMS), esa curva no va a bajar en Arequipa.

—El martes se reunió con los alcaldes distritales de Arequipa y lanzó la propuesta de extender el toque de queda de uno a tres días por semana (de viernes a domingo) para intervenir casa por casa. ¿En qué consiste esta estrategia?

Ahora ya no hablamos de un infectado, sino de familias enteras infectadas. Vamos a preparar un kit de tratamiento (con ivermectina, azitromicina, paracetamol) para entregar a toda la población casa por casa. Necesitamos una inmovilización de tres días para encontrar a toda la familia en su vivienda. Es como una campaña de vacunación, pero para diagnosticar el COVID-19. Se dispondrán de todas las pruebas rápidas. Si hay un caso positivo o presenta síntomas, se dará tratamiento a toda la familia.

—¿Cómo se distribuirá el monitoreo?

Dependerá de la población de cada distrito y del tiempo que nos demande por manzanas. [Ampliar el toque de queda por] más de tres días es difícil, porque la gente tiene que trabajar. La estrategia se realizaría los viernes, sábado y empalmamos con el domingo. Si no alcanza el tiempo, continuamos a la siguiente semana.

—Esto requerirá un consenso de todos los sectores.

Estoy corriendo. Los alcaldes distritales tienen que apoyarnos. Ya nos reunimos con las principales autoridades: el jefe de las Fuerzas Armadas, de la policía, con el alcalde de Arequipa y el gerente general del gobierno regional. Ahora nos toca con los alcaldes provinciales, consejeros regionales, colegios profesionales, entre otros.

—¿Cómo se está preparando el comando para esto?

Primero, garantizaremos el tratamiento y organizaremos al personal. Estamos invitando a médicos para que trabajen, sin concurso. Hay 60 plazas con un sueldo entre S/7.000 y S/9.000.

—¿Si esta estrategia no funciona?

Sálvese quien pueda.

Arequipa reporta nuevos casos de contagios de COVID-19

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS