Prácticamente, las camas UCI del hospital Santa Rosa están vacíos. Desde el 30 de julio hasta ayer, jueves 26 de agosto, no se han registrado fallecidos por coronavirus en Madre de Dios. (Foto: Manuel Calloquispe)
Prácticamente, las camas UCI del hospital Santa Rosa están vacíos. Desde el 30 de julio hasta ayer, jueves 26 de agosto, no se han registrado fallecidos por coronavirus en Madre de Dios. (Foto: Manuel Calloquispe)
Manuel Calloquispe Flores

Colaborador de El Comercio en Madre de Dios

mcalloquispe@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

vive uno de sus mejores momentos. Hace 27 días que no se reportan personas muertas por y la cifra de contagios también ha disminuido, informa el titular de la Dirección Regional de Salud (Diresa), Ricardo Tello Acosta.

LEE AQUÍ: Madre de Dios organizó su propia vacunatón denominada ‘Cerrando Brechas’

En cuanto a los pacientes que permanecen internados en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santa Rosa, la cantidad es mínima: solo hay cuatro, sin embargo, tres de ellos mañana serán dados de alta.

Asimismo, en las salas de hospitalización COVID-19 de los nosocomios Santa Rosa y de Essalud, solo hay 11 pacientes.

Según Tello Acosta, esta situación se debe al avance de la vacunación de los adultos mayores y las personas vulnerables contra la pandemia.

Indicó que la tasa de deserción de adultos mayores de 80 años de edad que recibieron la primera dosis y no volvieron por la segunda era de 35% y ahora es de 17%. Esta disminución, explicó, se logró gracias a las estrategias de vacunación como la búsqueda de las personas casa por casa.

Las camas de hospitalización lucen también sin pacientes. (Foto: Manuel Calloquispe)
Las camas de hospitalización lucen también sin pacientes. (Foto: Manuel Calloquispe)

Hace unos meses, en la época más dura de la segunda ola pandémica, el 99% de los pacientes que se atendían en el hospital Santa Rosa no estaban vacunados, señaló. “De ahí la importancia de recibir la vacuna”, subrayó. Esto, pues como se sabe, las vacunas no evitan que las personas se contagien, pero sí que hagan la enfermedad grave y necesiten ser hospitalizadas.

LEE AQUÍ: vacunación COVID-19: más del 50% de los ciudadanos de Tacna ya están inmunizados con las dos dosis

En la actualidad, la campaña de vacunación en la región se encuentra en el grupo etario de 40 a 50 años de edad, en la que hay un gran número de personas que falta inmunizar.

Con el propósito de avanzar con la inoculación de estas personas, el último sábado se programó la primera vacunatón en la ciudad de Puerto Maldonado ( la primera en la región, además). Sin embargo, no tuvo una gran acogida. La meta era vacunar a 1.500 pobladores y solo se inmunizó a 560.

Para este sábado, se ha programado una segunda vacunatón para culminar la inmunización de las personas de este grupo etario.

Pero también para vacunar a las personas a las que les falta la primera y segunda dosis de los grupos etarios pasados, así como para aquellas que padecen comorbilidad, como hipertensos, síndrome de Down, entre otras enfermedades, informó Tello Acosta.

El sábado pasado se realizó la primera vacunatón. Empezó a las 5 de la mañana y culminó a las 5 de la tarde. Personal de salud, con el apoyo del personal militar y voluntarios de la Cruz Roja, trabajó en los cuatro lugares de mayor concurrencia de la ciudad de Puerto Maldonado. Lamentablemente, no se alcanzó la meta de vacunar a 1.500 personas. Este sábado es la segunda vacunatón. (Foto: Manuel Calloquispe)
El sábado pasado se realizó la primera vacunatón. Empezó a las 5 de la mañana y culminó a las 5 de la tarde. Personal de salud, con el apoyo del personal militar y voluntarios de la Cruz Roja, trabajó en los cuatro lugares de mayor concurrencia de la ciudad de Puerto Maldonado. Lamentablemente, no se alcanzó la meta de vacunar a 1.500 personas. Este sábado es la segunda vacunatón. (Foto: Manuel Calloquispe)

-Acciones de cara a la tercera ola-

El director de la Diresa subrayó que el plan para enfrentar la tercera ola de COVID-19 busca priorizar la vacunación de la mayor parte de la población, principalmente de la población vulnerable. Eso va impedir que fallezcan, de que lleguen a una unidad de cuidados intensivos, enfatizó.

El incremento de la infraestructura hospitalaria es otra estrategia para enfrentar la tercera ola, con la implementación de una segunda planta de oxígeno en el Hospital Santa Rosa y otra en el Hospital de Iberia en la provincia de Tahuamanu, donde se instalará una central de oxígeno y que estará en funcionamiento el 15 de setiembre.

Asimismo, en las próximas semanas se culminará la implementación del área de emergencia pediátrica y la construcción de los ambientes de gineceo y pediatría COVID-19. “Prácticamente, vamos a tener otro hospital dentro del Hospital Santa Rosa con todas las comodidades y servicios para atender a los pacientes con COVID-19″, señaló Tello.

-Vacunación en comunidades nativas-

El próximo jueves 2 de setiembre, se trasladará una brigada de vacunación hasta la provincia del Manu para vacunar a las comunidades nativas de Yomibato, Tayacome, Maizal y Cacaotal. Un helicóptero del Ejército se encargará del transporte.

La brigada de salud permanecerá 15 días en las comunidades, hasta culminar con la inmunización de los habitantes de esta provincia.

En total, se planea vacunar a 5.500 personas que viven en estos lugares, según el registro de la Federación Nativa del Ríos de Madre de Dios y afluentes.

A la fecha ya se ha inmunizado a 2.500 nativos.

Según el director de Diresa, para fines de setiembre se estima culminar con la vacunación de la comunidades nativas.

TE PUEDE INTERESAR