Gladys Pereyra Colchado

Dos semanas antes de que inicie oficialmente el , 64 niños menores de 5 años ya habían muerto por en el país, los casos de sumaban 742.932 (el doble de lo reportado en ese periodo del año pasado) y los de alcanzaban los 29.968, tres veces más que en el 2021. Tres enfermedades agudizadas por las bajas temperaturas que, antes de que se recrudezca frío, ponen en evidencia la vulnerabilidad de un país que este año afrontará temperaturas por debajo de lo normal.

LEE TAMBIÉN | COVID-19 en el Perú: ¿Cómo va el avance de vacunación de la segunda y tercera dosis?

La proyección del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) es que existen altas probabilidades de que en la costa centro, costa sur y sierra sur occidental del país registren temperaturas inferiores a los valores usuales de la estación. Se prevé que en las zonas altas de Tacna, Moquegua, Arequipa y parte de Puno se registren temperaturas mínimas de hasta -20 °C durante la noche. Mientras que en Lima Metropolitana, donde se podrían presentar valores por debajo de los 10°C, existen zonas como Ticlio Chico en las alturas de Villa María del Triunfo donde la temperatura podría caer a los 6°C con una .

Todo esto sin contar con las heladas y friajes, fenómenos de caída brusca de temperatura en zonas altoandinas y de la selva que cada año se repiten, principalmente, entre mayo y setiembre. Solo por estos dos fenómenos se estima que hay 3.6 millones de personas viven en centros poblados ubicados en zonas con una susceptibilidad alta o muy alta.

El problema, para Eugenia Fernán-Zegarra, adjunta para la Administración Estatal de la Defensoría del Pueblo, es que la preparación desde el gobierno no es suficiente. En mayo pasado, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), aprobó el ), que prioriza la intervención conjunta de varios ministerios en diez regiones del país con un presupuesto 524 millones de soles.

“Es bastante tardío que se haya aprobado en mayo cuando la disminución de temperatura inicia en abril. Esto muestra la ineficacia del Estado, todos los años se destina presupuesto, pero se necesitan planes de contingencia listos desde mucho antes. Los bienes contratados se realizan de forma tardía”, dijo a este Diario. Por ello, propone la declaratoria de emergencia nacional que permita una adopción de medidas de excepción y urgentes, como la adquisición de ayuda humanitaria, para zonas vulnerables y regiones no consideradas en el PMHF.

Invierno de pandemia

Aunque ni las heladas ni el friaje son fenómenos desconocidos, Fernán-Zegarra sostiene que este año hay un impacto mayor por las consecuencias de la pandemia. “El nivel de pobreza se ha incrementado por la inflación, hay una crisis alimentaria y las condiciones socioeconómicas no son buenas. Esto sumado al cambio climático nos hace más vulnerables”, añade.

Perú afronta un invierno más frío con baja vacunación y más de 3 millones de personas vulnerables (Infografía: Antonio Tarazona)
Perú afronta un invierno más frío con baja vacunación y más de 3 millones de personas vulnerables (Infografía: Antonio Tarazona)

El efecto de los dos años de COVID-19 también se evidencia en la reducción de la vacunación. El Dr. Jorge Luis Escobar Chuquiray, director General de Gestión del Riesgo de Desastres y Defensa Nacional en Salud del Minsa, explica que la población más vulnerable en las bajas temperaturas son niños y adultos mayores, cuyas campañas de vacunación contra neumococo (bacteria que causa la neumonía) e influenza están apenas en 26.5% y 19.6% de cobertura.

Para entender cómo el frío impacta en la salud, el médico explica que el enfriamiento del cuerpo afecta el sistema inmunológico, lo que facilita el ingreso de bacterias o virus. “Si el paciente no tiene grasa, si está desnutrido, no puede generar calor y esto genera alteraciones en el sistema inmunológico. La desnutrición en niños está en casi 12% y en anemia estamos haciendo todos los esfuerzos por llegar a 38%”, explica a este Diario.

Solo el Minsa ha destinado 1′220.370 soles para el plan, explica Escobar. En vacunación, tienen la meta de vacunar a más de 286 mil menores de 5 años y 422 mil adultos mayores contra neumococo e influenza. Actualmente se ha desplegado aproximadamente 2 mil profesionales de salud para este fin, aunque, reconoce, no es suficiente.

“Estamos movilizando brigadas a todo el país para llegar a un nivel de por lo menos más del 50% de vacunados. Hay que recordar que somos solo 32 mil médicos a nivel nacional, obviamente hay una brecha”, dice.

La prevención, entonces, requiere una intervención multisectorial. Una de las estrategias para enfrentar el frío de forma directa es la construcción de viviendas seguras acondicionadas térmicamente o Sumaq Wasi, diseñadas para captar el calor del sol y conservarlo en su interior. De acuerdo con la viceministra de Vivienda, Cecilia Lecaros, el PMHF contempla unas 43.000 viviendas nuevas en zonas de heladas y 11.000 en zonas de friaje, como primera prioridad hasta el 2024. De estas, se han construido 14.025 entre agosto del año pasado y el 22 de junio. En Puno, una de las regiones donde la caída de temperatura es más drástica, van 5.748 de las 29 mil que se contemplan, es decir, el 19.5%.

“Se trata de viviendas nuevas de unos 33 metros cuadrados que mejoran la temperatura entre 8°C y 10°C respecto al exterior. Es un aislamiento térmico”, explica.

La dificultad es que durante los meses más crudos del invierno no se puede construir porque el frío afecta los materiales como cemento y fierro. “Son cinco meses del año efectivos para construcción. El clima también ha tenido variaciones y encontramos más bajas temperatura o mucha más precipitación de lluvia”, indica a este Diario. En el resto de meses se trabaja la identificación de familias beneficiarias, constitución del núcleo ejecutor con miembros de las comunidades y pre ejecución de las obras.

Hoy se cumplen cinco días del invierno y ya hay una alerta de descenso de temperatura nocturna para la sierra que va del lunes 27 al miércoles 29 de junio. Se prevé que en localidades sobre los 4000 m s. n. m. de la sierra sur la temperatura caiga a valores inferiores a -18°C. Aún no hay un nuevo aviso de friajes, pero ya van nueve en el año y recién inicia la temporada. Solo el año pasado hubo 22 eventos de este tipo hasta noviembre.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más