Odebrecht: denuncian al ex hombre fuerte del tren eléctrico
Odebrecht: denuncian al ex hombre fuerte del tren eléctrico

Uno de los personajes de mayor protagonismo desde el inicio de la licitación del tren eléctrico fue Oswaldo Plasencia Contreras, ex director ejecutivo de la Autoridad Autónoma del Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao (AATE) y ex asesor del ex presidente . Hasta ahora, él no forma parte de la lista de funcionarios con orden de captura por parte del fiscal que investiga el Caso Lava Jato, Hamilton Castro. Sin embargo, sí existe una investigación en otra fiscalía que lo ha acusado penalmente por un presunto beneficio a la empresa  en perjuicio del Estado por más de US$50 millones.

“El señor Plasencia ha sido denunciado por la procuraduría de la Contraloría General de la República, por haber favorecido indebidamente a la contratista Consorcio Tren Eléctrico (formado por Odebrecht y Graña y Montero) en la construcción del tramo 1 de la línea 1 del metro”, afirmó el procurador de la contraloría, Jaime Ortiz Rivero.

Según el informe de auditoría de la contraloría, Plasencia, en su calidad de director ejecutivo de la AATE, aprobó cuatro ampliaciones de plazo (dos a la obra y dos a la elaboración del expediente técnico), cuatro presupuestos adicionales y tres presupuestos deductivos, lo que habría evidenciado un interés del ex funcionario en ayudar al contratista.

“Plasencia es procesado por el delito de negociación incompatible por favorecer indebidamente a un particular directa o indirectamente en una contratación del Estado. Actualmente, hay una acusación en la Segunda Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima. No solo se formalizó la denuncia que hizo la contraloría, sino que ya se acusó a los cinco ex funcionarios y al gerente técnico del consorcio de la supervisora Cesel-Poyri por el delito de negociación incompatible”, apuntó el procurador Ortiz.

La contraloría, además, observó que Plasencia no cumplió con sancionar económicamente al Consorcio Tren Eléctrico cuando este no ejecutó la entrega de equipos considerados vitales para la obra. Este estaba obligado a adquirir unos repuestos de los sistemas electromecánicos y un lote de piezas críticas cuyo costo era de US$7’079.944. Según la contraloría, el no entregar oportunamente los equipos debió generar una penalidad de US$50’921.274, equivalente al 10% del contrato.

“Todo esto tenía que ser entregado en 180 días según el cronograma del contrato, pero, debido a la intervención del señor Plasencia y del ex jefe del proyecto del consorcio supervisor, resulta que esto no se requirió, no se entregó y no se impuso ninguna penalidad. ¿Por qué? Porque usaron una estrategia que era ponerlo como un deductivo”, afirmó Ortiz. Explicó que ese deductivo significó reducir el valor del total de los materiales de la obra. “Obviamente esta jugarreta, por llamarlo de alguna forma, permitió al Consorcio Tren Eléctrico no pagar los 50 millones de penalidad”.

Otra de las irregularidades en las que habrían incurrido los funcionarios de la AATE fue permitir que Odebrecht elaborase el expediente técnico y ejecutara la obra sin la participación de los ingenieros brasileños consignados en su propuesta como jefe de proyecto y residente de obra. Un requisito que había sido determinante para que el consorcio obtuviera la buena pro.

—Los poderes de Plasencia —
Plasencia acudió a la Comisión Lava Jato del Congreso que presidió Juan Pari en el período anterior. En la sesión, admitió que las modificaciones de obra del tren no contaban con el marco legal habitual y habían quedado fuera del control de la contraloría.

Precisamente, el dictamen de Pari concluyó que, durante su gestión como director ejecutivo de la AATE, Plasencia “tuvo plenos poderes para aprobar adendas, adicionales de obras y expedientes técnicos definitivos”, gracias al marco del Decreto de Urgencia 032-2009, firmado por el entonces presidente Alan García.

—Plasencia responde —
El Comercio se comunicó con Oswaldo Plasencia para conocer su versión sobre los hechos relatados, pero se negó tajantemente a dar detalles del tema.

“La verdad es que no me interesa, así de simple. No me interesa. [...] Deberían investigar para no publicar estupideces que, la verdad, desinforman a todo el mundo”, aseveró.

—La palabra de García—
“El señor Plasencia Contreras […] no conozco que esté imputado de nada, salvo de tener el celo de exigir que se cumpla con celeridad las cosas para hacer las obras”, dijo el ex jefe del Estado ante la Comisión Pari.

Aunque primero su abogado Wilbert Medina lo negó, Alan García admitió su relación directa con Plasencia: “Solo he tenido tres [asesores] además, el doctor Luis Carranza, ex ministro; la señora Susana Pinilla, y en un momento el señor Plasencia”.

MÁS EN POLÍTICA... 

Conoce cuáles fueron los hechos más destacados de la política esta semana [FOTOS] ► — Política El Comercio (@Politica_ECpe)