Casos de contagios en el interior del Congreso se han incrementado en enero. El área más afectada corresponde a los despachos de los parlamentarios. (Foto: GEC)
Casos de contagios en el interior del Congreso se han incrementado en enero. El área más afectada corresponde a los despachos de los parlamentarios. (Foto: GEC)
Redacción EC

Con la colaboración de Isabel Ayma.

Ante una alta cifra de contagiados por y las nuevas disposiciones del Gobierno, el disminuyó al mínimo indispensable el trabajo presencial de su personal. Sin embargo, aun cuando, el Parlamento no realiza un control de descarte en sus trabajadores desde el mes de diciembre.

MIRA: Pedro Chávarry es destituido del Ministerio Público por la JNJ

Una fuente del personal del Parlamento dijo a El Comercio que gran parte de dicho colectivo está optando por realizarse pruebas de manera independiente, ya que no se les está realizando diagnósticos desde el mes de noviembre, a pesar de que muchos laboraban presencialmente.

Asimismo, agregó que la falta de control de pruebas era un reclamo recurrente entre los trabajadores, quienes terminaban realizándose descartes de manera independiente en clínicas privadas con el seguro otorgado por el Congreso.

“Nos estaban haciendo la prueba, pero ¿qué pasó con el siguiente mes? ¿qué pasó con diciembre? ¿qué pasó con enero? (...) Nosotros tenemos un seguro que nos cubre este tipo de pruebas, pero cuando nos programaban para la prueba, obviamente, no nos programaban para el mismo día, sino para dentro de dos o tres días, ¿y qué pasa con esos días en espera? Tenías que ir a la oficina. En esa espera, la gente que trabaja presencial podía contagiarse”, indicó.

La Oficina de Comunicaciones del Congreso indicó a este Diario que “no tiene la fecha exacta” de la última vez que se realizó un descarte a los trabajadores, pero alegó que las pruebas dejaron de hacerse debido al término del contrato con la empresa ocupacional encargada, y a la baja tasa de contagios que se presentaba en los trabajadores.

“Terminó el contrato y no hubo una urgencia para que se hagan las pruebas en ese momento, porque el nivel de contagios era bajo, al igual que la curva de nuestro país. No había reportes de personal contagiados o con síntomas. En enero se iba a hacer la contratación (de la toma de pruebas de descarte)”, señaló en un pronunciamiento.

En comunicación con El Comercio, Fuzión Médica, empresa ocupacional que realizaba las pruebas rápidas a los trabajadores, indicó que la última contratación que tuvieron del Parlamento fue a inicios del mes de diciembre y que venían laborando con ellos desde el inicio de la pandemia, realizando 3.000 pruebas aproximadamente de manera mensual al personal.

MIRA: Hay 118 candidatos que deben más de S/2,7 millones a la Sunat

Al respecto, Tulio Vizcarra, Secretario General del Sindicato de Trabajadores del Congreso de la República, sostuvo que sí se estuvo haciendo un control en el Palacio Legislativo hasta el año pasado y que la directiva ahora está en proceso de compra para realizar un nuevo descarte al volver al trabajo presencial. “El servicio médico ha estado haciendo pruebas siempre, incluso atrás del palacio hay una carpa donde ha habido programación para que se vayan a hacer la prueba los trabajadores. Eso ha funcionado muy bien. Tengo entendido que se está pidiendo un lote elevado para tomar las pruebas a quiénes vayan a regresar nuevamente al trabajo”, dijo.

El secretario también indicó que con el seguro que les brinda el Parlamento se pueden hacer pruebas de manera personal. “Nosotros tenemos un seguro. La gente va a hacerse a la clínica y no hay problema. Yo incluso me he hecho la prueba por el seguro privado, es cuestión de usarlo. A los que no tienen seguro se les ha estado priorizando las pruebas. Tú tienes un seguro y tienes la libertad de ir ahorita y te hace la prueba, y, si no lo haces, ¿cómo te quejas? ¿cómo yo reclamo algo que ya lo tengo?”, agregó.

La Oficina de Comunicaciones también indicó que el área de Recursos Humanos del Legislativo, a través del Grupo Funcional de Servicio Médico del Congreso, inició la compra de 4.000 pruebas antígenas y 500 moleculares, que espera se concrete en la semana. Asimismo, sostuvo que, por el volumen de compra, la llegada de estas no iba a hacer inmediata y “con el fin de proteger a los trabajadores” se autorizó una compra inmediata de 180 pruebas para casos urgentes. De igual manera, resaltó que el personal cuenta con un seguro EPS que les brinda atención médica y la aplicación de pruebas moleculares según la sintomatología.

Este Diario intentó comunicarse con el área médica del Congreso; sin embargo, se nos indicó que no estaban autorizados para dar información al respecto.

VIDEO RECOMENDADO

Elecciones 2021: ¿Qué medidas dispuso la ONPE para los comicios ante la COVID-19?
La Onpe dio a conocer cuáles serán los protocolos de seguridad y prevención contra la COVID-19 para las elecciones generales del 2021