Miguel Torres: "Kenji está siendo víctima de la desinformación"
Miguel Torres: "Kenji está siendo víctima de la desinformación"
Fernando Vivas

Fue una semana dura para el fujimorismo. Los 25 años del malhadado 5 de abril se cumplieron en medio de la polémica en torno al proyecto de ley de injerencia en los medios de las congresistas Letona y Aramayo, de las discrepancias entre Keiko Fujimori y su hermano Kenji y de las protestas provocadas por la decisión de la Comisión de Constitución de modificar el D.Leg. 1323 en un par de incisos referidos a la población LGTBI. El parlamentario , presidente de dicha comisión y flamante subsecretario nacional de Fuerza Popular, nos dio el encuentro en la sala Víctor Andrés Belaunde del Congreso.

—Fue un duro 5 de abril, ¿no?
Ha sido una semana que invita a la reflexión. Me quedo con esa parte. No me gusta la parte en que hay ataque y agresión.

—¿Cuál es su reflexión personal?
Como hombre de leyes, me resulta muy difícil justificar el 5 de abril.

—¿Qué decía su padre [Carlos Torres y Torres Lara] al respecto?
No me lo dijo a mí directamente. Yo era muy pequeño. Lo cuestionó. Fue uno de los fujimoristas que estuvieron en desacuerdo.

—El país encara la reconstrucción. Su lideresa ha dicho que colaborarán con lo que requiera el gobierno en materia legislativa. ¿Nueva delegación de facultades?
Hay varias formas, como los decretos de urgencia que no necesitan habilitación del Congreso, pero que son materia de revisión posterior. Y, claro, la delegación, pero por la experiencia que tenemos hay que ser muy cuidadosos.

—Creo que está pidiendo chepa.
[Ríe]. No, me siento orgulloso de tener un equipo técnico que no le tiene miedo al trabajo. No nos achicamos. Tengo que hacer un reconocimiento a los miembros de todas las bancadas.

Nos faltan, y lo digo con un suspiro, seis decretos [de 112]. La experiencia me ha hecho aprender muchísimo. Y me he sorprendido porque siento, que, espero que involuntariamente, el gobierno ha vulnerado el principio de cooperación de poderes.

—Si hubo un exceso del Ejecutivo al legislar, ¿fue por mala voluntad?
No lo creo, espero que no. No olvido que oí al presidente decir: “Nos hemos dado cuenta de que hemos podido hacer más cosas”. ¿La delegación era para inspirarse o para cumplir con ejecutar lo presentado al Congreso?

—Y Luis Galarreta dijo que si pedían más temas [en la delegación], los daban. ¿Todos nos quedamos cortos?
Siempre nos quedamos cortos. Yo mismo, con una agenda específica sobre pequeña empresa, si bien la cumplo, veo que hay necesidades inmensas.

—Ha dicho que las objeciones al D.Leg. 1323 son de fondo y no de forma. ¿Evaluaron pasarlas por alto?
Dejamos claro que el criterio no era si el decreto me gusta o no, sino que se acogiera a lo delegado. ¿Nos podíamos ‘baipasear’ esto? No.

—El Ejecutivo dice que legislar sobre crímenes de odio y discriminación a la población LGBTI encaja en las facultades sobre seguridad ciudadana. Es razonable.
No, porque cuando hemos tratado cada decreto hicimos mención a que el Tribunal Constitucional ha precisado que la delegación tiene que ser muy específica. Cuando el Congreso delega, está renunciando al debate, por eso esto es tan importante. Comprendo la exaltación que puede provocar este tema, pero hemos propuesto la modificación porque no estaba clara la delegación.

—Veo que no va a cambiar su posición cuando se vote la modificación en el pleno. ¿Luego votaría a favor de un proyecto de ley similar?
Podría dar mi voto a favor si cuidamos de no cambiar la palabra ‘discriminación’ por otras [me enseña el texto donde esa palabra está desagregada en cuatro conceptos distintos].

—Razonable atingencia.
No hay animadversión sobre el tema. Muchos de nosotros estamos esperando con ansia que algún proyecto se presente y valdrá el voto de confianza.

—Por su generación, ¿le preocupa que llamen conservador a FP?
No me preocupa porque no termino de entender qué es progresista, liberal, conservador, derecha e izquierda. Más que preocuparme cómo nos ven, me preocupa que alguien me insulte y me llame homofóbico. Es curioso que quien habla de crímenes de odio catalogue de homofóbico a alguien.

—¿Puede haber fujimoristas que voten contra la modificación?
Podría ser si están desinformados sobre lo que hablamos de forma y fondo.

—Su amigo Kenji piensa distinto.
Creo que Kenji está siendo víctima de la desinformación. Cree que nos referimos a temas de fondo, pero no de forma. No es abogado, Kenji es ingeniero.

—Más bien, él ha dicho que ha sido víctima de ‘bullying’. ¿Da fe de ello?
Todos los que éramos hijos de políticos participamos de cierta soledad. Kenji era mi compañero de aula. Si te dicen a los 10 años ‘acaban de matar a un ex ministro, el próximo será tu padre’, eso te genera una niñez particular. También lo vi rodeado por amigos en el colegio, pero si él dice que ha sido víctima no dudo de que así sea; pero más de afuera, de la prensa, no en el colegio.

—Fue víctima del humor televisivo.
Pasamos cosas difíciles y con él hubo un ensañamiento. Pero uno defiende los temas más allá de que te hayan caricaturizado. Es un tema de convicciones.

—Termina la delegación de facultades y Fuerza Popular debe mostrar que tiene un plan legislativo.
Claro, lo que va a suceder es que en esta legislatura van a ver a FP con resultados concretos. Todo toma tiempo en el Congreso. Pudimos lograr con mucho esfuerzo el tema del IGV justo; ahorita estamos batallando por la norma de las ‘alertas educativas’, que significa que no se sancione a pequeñas empresas la primera vez que cometan una falta.

—Usted tiene un cargo.
Recientemente he sido designado subsecretario nacional.

—FP está muy asociado al Congreso. No hay un vocero que no sea congresista.
Sí, el secretario nacional, José Chlimper. Y si habla mucho lo critican.

—Porque está en el BCR.
Existe la vida partidaria y cuando hemos enfrentado los desastres naturales, la hemos visto.

—¿Harán un congreso pronto?
Estamos entrando en un proceso donde evaluaremos la labor de cada dirigente. Hay la voluntad de abrir las puertas a nuevos militantes.

—Hay reformas constitucionales que si no se hacen ahora, no aplican para las elecciones del 2018.
Es una de mis ansiedades. Patricia Donayre ha avanzado bien con la reforma electoral, el 24 está entregando todo. Hay temas que su grupo no ha tocado porque así lo convenimos. Uno de esos temas es la reelección [de alcaldes y gobernadores]. Hay varios proyectos presentados, algunos amplían el plazo, otros proponen una sola vez pero no para ahora. Eso debe ser debatido la próxima semana.

—¿Cuál es su posición personal?
Complicado. Encuentro la frustración de buenos alcaldes porque 4 años es poco. Y encuentro reclamos justificados de la población que no quiere que se enquisten algunas personas. En la bancada hay las dos posiciones. Debatiremos y tomaremos una decisión.

—Castañeda será factor de debate.
Ahí sí yo me negaría. No puedo dar una ley por una persona. Estaré contento en que un tema como este se debata. Estoy contento en general con los debates que estamos teniendo y estaré orgulloso cuando se dé la ocasión para demostrar que en mi partido la conciencia se respeta.

MÁS EN POLÍTICA...

"La política peruana, como el cangrejo", la columna de Juan Paredes Castro () ► — Política El Comercio (@Politica_ECpe)