Criados por su padre para ser enrolados en Sendero Luminoso, los hermanos Víctor, Jorge y Marco Quispe Palomino (alias 'José', 'Raúl' y 'Gabriel') han dirigido las acciones terroristas en el Vraem durante más de dos décadas. Solo ‘José’ sigue vivo.
Criados por su padre para ser enrolados en Sendero Luminoso, los hermanos Víctor, Jorge y Marco Quispe Palomino (alias 'José', 'Raúl' y 'Gabriel') han dirigido las acciones terroristas en el Vraem durante más de dos décadas. Solo ‘José’ sigue vivo.
Ricardo León

Al cierre de esta edición, todavía continuaban las operaciones de las fuerzas combinadas (, Marina, Fuerza Aérea y ) en el sector de , donde se ubica uno de los principales campamentos terroristas del , y donde –según la información recogida desde varias fuentes– habría estado oculto junto a sus columnas armadas.

‘José’ es cabecilla del autodenominado Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), que está conformado por remanentes de , quieres operan en complicidad del narcotráfico que impera en la zona.

Las operaciones comenzaron el jueves 11. Aquel día, más de 30 patrullas fueron insertadas en los alrededores del centro poblado de Machaguay,en la selva lata de Vizcatán, y desde allí se desplazaron hacia la quebrada Jajasmayo. Las fuentes explicaron que luego de un muy largo trabajo de inteligencia se confirmó que allí se escondía ‘José’.

Las acciones ese primer día tuvieron varias complicaciones. No solo el mal tiempo dificultaba el desplazamiento de los helicópteros, sino que además algunas naves fueron atacadas desde el monte. En uno de estos ataques, el oficial de mar primero Óscar Pinedo fue herido en la rodilla y debió ser evacuado. De todos modos, las operaciones continuaron.

Fuerzas Armadas y Policía se enfrentan a terroristas durante operativo en la zona del Vizcatán, en el Vraem. (Foto: Dante Piaggio / Archivo El Comercio)
Fuerzas Armadas y Policía se enfrentan a terroristas durante operativo en la zona del Vizcatán, en el Vraem. (Foto: Dante Piaggio / Archivo El Comercio)

Paso a paso

Aunque la información es confusa e incompleta, ayer se pudieron tener más detalles sobre lo sucedido en las horas siguientes.

Los terroristas de diversos campamentos iniciaron un intercambio muy intenso de comunicaciones por radio, varias de las cuales pudieron ser interceptadas por la inteligencia militar. Lo primero que llamó la atención fue que algunos mandos pedían suero y unidades de sangre para atender a sus heridos en la localidad de Unión Mantaro. Como la ayuda demoraba en llegar, un pequeño grupo incursionó en el centro poblado Jesús de Belén y exigieron medicinas al dueño de una pequeña botica.

El intercambio de informaciones por radio era frenético, pero se pudo deducir que habría dos terroristas fallecidos, una mujer herida y otros seis sujetos –jóvenes ellos– con quemaduras.

Aunque trascendió que una de las bajas podría ser ‘Celia’, una mujer de mediana edad que integra el grupo (ver recuadro), esto no fue confirmado por las fuentes militares y policiales consultadas.

También se informó que en el lugar fueron halladas armas de guerra, incluyendo un fusil que habría pertenecido al propio ‘José’. En la zona también se encontró una tumba clandestina. Se especula que allí habría sido enterrado Jorge Quispe Palomino, alias ‘Raúl’, quien era el segundo al mando y murió en enero del 2021.

Tras ellos

Mao, uno de los referentes ideológicos de Sendero Luminoso, escribió que “cuando el enemigo avanza, retrocedemos; cuando el enemigo acampa, lo hostigamos; cuando no quiere pelear, lo atacamos y, cuando huye, lo perseguimos”. Eso mismo se intenta aplicar contra los Quispe Palomino ahora en el Vraem.

Para explicar el sentido de la frase aplicada al presente hay que remontarse a mediados de agosto del 2013, exactamente nueve años atrás. Un fino trabajo de inteligencia, que incluyó infiltraciones y la captación de colaboradores eficaces, acabó con la vida de Alejandro Borda Casafranca, alias ‘Alipio’, un veterano y muy sanguinario cabecilla, y de Marco Quispe Palomino, alias ‘Gabriel’, el tercero de los hermanos que encabezan este grupo terrorista.

“Debemos ser fuertes. Hay que decirle a la gente que debe ser fuerte (...) Ya pasó, ya pasó. Avisen a la gente que deben reagruparse. Tienen que ponerse fuertes”, dijo ‘Raúl’ por radio aquella vez.

El MPCP se reagrupó, efectivamente, pero en espacios cada vez más reducidos, con serias dificultades logísticas y con escasa potencia de fuego.

El segundo gran golpe que sufrieron fue precisamente la muerte de ‘Raúl’. Con ello, ‘José’ se quedaba solo, disminuido, es desventaja y con pocas personas de su confianza, como ‘Olga’, ‘Julio Pukañahui’ y ‘Antonio’.

“Esto podría durar más de 10 días”, dijo ayer una fuente militar del Vraem. Se refería a las operaciones para perseguir y atrapar –o abatir– a los terroristas que escaparon del campamento en Jajasmayo. Sin embargo, más allá de la superioridad numérica o técnica de las fuerzas combinadas, el principal factor a tener en cuenta es el territorio. El conocimiento de la geografía del Vraem es el mayor seguro de vida ‘José’ hasta el momento.

'Celia' es una de las nuevas 'voceras' del grupo terrorista del Vraem. Se investiga si ella es una de las bajas sufridas en el ataque reciente. (Captura de video)
'Celia' es una de las nuevas 'voceras' del grupo terrorista del Vraem. Se investiga si ella es una de las bajas sufridas en el ataque reciente. (Captura de video)

El rol de ‘Celia’

No se conoce su nombre pero usa el apelativo de ‘Celia’. Fue criada desde muy joven en campamentos senderistas y recientemente se convirtió en una suerte de ‘vocera’ del MPCP.

Después de ‘Olga’, la mujer de más alto rango en el grupo terrorista del Vraem, y de ‘Vilma’, quien ha dirigido personalmente asesinatos selectivos en los últimos años, ‘Celia’ podría considerarse una de las figuras en ascenso.

A fines de julio de este año, se difundió un audio grabado con la voz de ‘Celia’. Allí, la terrorista llama a un “boicot a las elecciones regionales y municipales del 02 de octubre del 2022″, y sostiene que “votar es avalar y legitimar a los nuevos corruptos, carniceros y hambreadores del pueblo”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más