Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

Los vacíos en los gastos de campaña de Luis Castañeda en el 2014

Luis Castañeda Lossio

Luis Castañeda Lossio durante la campaña municipal del 2014. Está junto a José Luna, quien era secretario general de Solidaridad Nacional. (Foto: Joan Ríos / El Comercio)

Joan Ríos

Para resaltar las diferencias con su rival política Susana Villarán, Luis Castañeda Lossio emprendió la campaña por la Alcaldía de Lima del 2014 con el eslogan “Vuelven las obras”. La frase aludía a las críticas a Villarán por la falta de proyectos de construcción. Casi cinco años después, el ex presidente de una empresa constructora ha puesto bajo sospecha la campaña de ambos políticos.

El Comercio reveló que José Adelmáiro Pinheiro (Léo Pinheiro), ex jefe de la empresa brasileña OAS, declaró ante los fiscales del equipo especial del Caso Lava Jato que entregó US$100 mil para la candidatura del líder de Solidaridad Nacional en el 2014, a través de Martín Bustamante. Antes, este Diario había informado que en la misma época la campaña de Susana Villarán recibió US$4 millones de la constructora con el mismo propósito.

► OAS acordó darle aporte de US$100 mil a Luis Castañeda en una reunión en su casa
► OAS pagó coima de S/25 millones al 'club de la construcción'
► Fiscal: OAS y Odebrecht dieron US$10 millones a campañas de Susana Villarán
► Nadine Heredia: testimonio de colaborador complica situación de ex primera dama

Los fondos que la constructora habría entregado a Solidaridad Nacional provenían de la ‘controladoría’, un equivalente a la caja 2 de Odebrecht, un departamento para generar recursos para pagos con fines ilícitos.

Este aporte no fue reportado por el partido de Luis Castañeda en sus informes ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), aun cuando declararon que recibieron ingresos de otras empresas. En aquella campaña, Solidaridad Nacional rindió cuentas sobre el gasto de S/3’126.279,95. El 96% se destinó a publicidad en televisión.

La ONPE observó que este monto fue mayor que los ingresos recaudados durante la campaña: S/2’050.100. Esa entidad señaló que la diferencia se convirtió en una deuda no esclarecida por la agrupación política.

Además, la ONPE identificó, en su informe del 1 de diciembre del 2014, que el partido de Castañeda no reportó la información financiera de 233 listas presentadas en el ámbito nacional. Solo dio cuenta de los ingresos y gastos de la campaña a la alcaldía y al Concejo Metropolitano de Lima. Tampoco reportó la contratación de S/618 mil adicionales en publicidad televisiva. Al cierre del proceso, tenían facturas por pagar a medios de comunicación por S/589 mil.

—Fondos reportados—
Con amplia ventaja en las preferencias electorales, Castañeda realizó una campaña en la que por muchos momentos fue esquivo a la prensa. En una de sus pocas intervenciones, criticó al publicista Luis Favre, quien había asesorado a Villarán en la campaña contra la revocación. “Hay un brasileño que tuitea y marca la pauta, que dice qué hay que leer. ¿Por qué no se va a su país?”, dijo.

En cambio, Castañeda se ufanó de contar con asesores en comunicación nacionales: Ítalo Quispe, Natalie Pajuelo y Víctor Gonzales. Ellos lo ayudaron a diseñar la campaña con la que se sentó por tercera vez en el sillón de alcalde de Lima.

Luis Castañeda Lossio

(Elaboración: El Comercio)

El Comercio

¿Cómo se generaron los recursos gastados por Solidaridad Nacional? El financiamiento tuvo varias etapas. En la primera mitad del 2014, este partido recibió aportes de 21 personas por un total de S/163 mil. Entre los principales aportantes, se encuentra el hijo del ex congresista José Luna Gálvez, José Luna Morales, con S/39.600.

En la lista también aparece el ahora alcalde de Miraflores, Luis Molina, así como Gladys Llanos Moncada y Julio Torres Romero –involucrados en la investigación por la contratación de trabajadores fantasmas por parte del ex legislador Luna Gálvez y entonces secretario general de Solidaridad Nacional–, quienes aportaron S/9 mil cada uno.

Los informes de aportes a la campaña presentados ante la ONPE registran que 52 candidatos a las alcaldías distritales y a los concejos municipales depositaron S/3.800 cada uno a las arcas del partido. En total, dieron S/197.600, entregados entre el 19 de mayo y el 17 de junio del 2014. Martín Bustamante, entonces candidato a teniente alcalde de Miraflores y ahora sindicado como el intermediario para recibir el aporte de US$100 mil de OAS, realizó uno de estos depósitos.

Los siguientes informes de Solidaridad Nacional no registran aportes entre la segunda mitad de junio y agosto de ese año. Pero entre el 9 y el 18 de setiembre –a menos de un mes de la votación– recibieron S/1’521.975 en efectivo, de 68 personas y 10 empresas.

Además, la compañía Pixel Media, representada por Alejandro Bances Riojas, hizo un aporte de publicidad televisiva equivalente a S/200.200, registrado con fecha 9 de setiembre del 2014. Esta fue la donación más grande registrada a favor de Solidaridad Nacional.

Después de esos, los aportes que les siguen en tamaño correspondieron a tres empresas: Inversiones Iakob, representada por Luis Humanchumo Rodríguez; Imprenta Gráfica Sergius, de Sergio Córdova Macuado; y Quartz Seguridad y Vigilancia, de John Palacios Meza. La persona natural que hizo los aportes más altos fue la empresaria Karina García Meneses, por S/64 mil.

El ex presidente de OAS señaló a los fiscales peruanos que la reunión con Castañeda en la que se acordó el aporte de US$100 mil fue entre setiembre y octubre del 2014. El reporte migratorio de Pinheiro muestra que estuvo en el Perú el 25 de setiembre.

Según los documentos presentados ante la ONPE, a partir de esa fecha Solidaridad Nacional facturó S/478 mil de los S/3 millones que se gastaron en contratos publicitarios con medios de comunicación.

Al asumir su nueva gestión, en enero del 2015, Castañeda cambió el proyecto Río Verde, a cargo de OAS, por la construcción del ‘by-pass’ de 28 de Julio. Esta obra, que costó más de US$59 millones, presentó graves deficiencias técnicas y fue cuestionada por la revelación de comunicaciones entre Giselle Zegarra, ex funcionaria de la gestión de Castañeda, y Pinheiro para retrasar la firma del proyecto planeado por la administración de Villarán.

—Observaciones en otros reportes financieros—
El ex alcalde Luis Castañeda Lossio ha participado en dos elecciones presidenciales, las cuales perdió, y tres municipales, las cuales ganó. Los informes de su candidatura presidencial en el 2011 registran aportes por S/5,7 millones. La ONPE señaló que los montos se mantienen dentro de los límites establecidos.

Pero sus egresos superaron esta cifra: S/9,4 millones. La diferencia fue consignada como una deuda, incluso con medios de comunicación. Hasta octubre del 2012, un año y medio después de concluir la campaña, no las habían pagado.

En tanto, en la campaña a la reelección a la Alcaldía de Lima del 2006, Castañeda fue en alianza con Unidad Nacional. Aquella vez, su partido reportó ingresos y egresos equivalentes. Mientras recibió aportes por S/3’022.628, sus gastos alcanzaron S/3’016.157. El 72% se usó en publicidad.

La campaña de su heredero, Luis Castañeda Pardo, no es más transparente. Solidaridad Nacional no reportó los gastos en los que incurrió en su infructuosa candidatura del 2018. La única rendición de cuentas enviada por el partido –con la firma de Martín Bustamante como secretario general– no registra ingresos ni egresos. En el documento figura el 5 de abril del 2019 como fecha de recepción.

El tesorero y contador que certificó esta rendición fue Víctor Chuquihuaccha Joyo, ex candidato a regidor de San Juan de Lurigancho.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada