Ana Núñez

La iniciativa nació hace casi diez años en el colegio Markham. A partir de la observación constante de los recreos, la profesora Patricia Díaz Pro se percató que había un pequeño que era muy tímido y que debido a su dificultad para relacionarse socialmente con sus compañeros, se pasaba esos dorados minutos tras el toque de la campana, caminando alrededor del jardín. Solo. Poco después pudo identificar a otro niño así. Y a otro. Y a otro mas. La maestra estableció una relación muy cercana con estos pequeños a fin de conocer mejor sus características de personalidad, motivaciones, fortalezas y debilidades. Encontró que tenían otro tipo de habilidades que no eran visibles para los demás y que el no encajar en el esquema de ser sociable y deportivo, los distanciaba del grupo.

Entendió, entonces, que esa sensación de no pertenencia dañaba su autoimagen y autoconfianza, y podía ser recibida como una agresión. Era necesario implementar un espacio de juego que pudiera albergar a niños con estas características y a muchos más. Patricia Díaz estaba decidida a llevar adelante el proyecto y el Markham la apoyó plenamente.

Así nació el Activity Centre (AC), un espacio de juego diferente que está abierto durante los recreos y en el que los alumnos tienen la posibilidad no solo de disfrutar con las múltiples actividades que se ofrecen (como legos, actividades artísticas, manuales, máscaras, juegos de mesa, etc. que les permiten desarrollar su atención-concentración, motricidad y tolerancia) sino también establecer vínculos con otros niños que comparten sus mismos intereses, pasando un recreo entretenido y desarrollando sus habilidades blandas. Adicionalmente este espacio está a cargo de ellos mismos. Son los mismos alumnos quienes plantean las actividades que quieren realizar y Patricia y los demás integrantes del proyecto se encargan de implementarlas para que puedan ser ejecutadas.

Son los propios niños los que eligen qué tipo de actividades quieren realizar en el Centro de Actividades durante el recreo.
Son los propios niños los que eligen qué tipo de actividades quieren realizar en el Centro de Actividades durante el recreo.

“Contamos con líderes dentro del AC, quienes postulan al puesto y son capacitados para asumir un cargo de responsabilidad en las distintas actividades. Esto tiene como objetivo que además de ayudar con la organización y el cuidado de los materiales, alienten a sus compañeros en las diversas actividades, desarrollando solidaridad y empatía. Todos los alumnos pueden ejercer un rol de liderazgo dentro del AC, por ello los líderes son rotados a lo largo del año de acuerdo a un horario. A los líderes se les hace un seguimiento y asesoría permanente a cargo del Departamento de Consejería para asegurar el buen funcionamiento de la actividad y apoyarlos en la importante labor que realizan”, cuenta la profesora Patricia Díaz Pro, Psicóloga Clínica con el grado de Maestría en Psicología Educacional y actualmente Student Counsellor en el Colegio Markham.

El AC se creó en el 2010, en un espacio pequeño y con solo dos actividades (pintura y scrapping). Hoy ofrece más de 15 actividades, todas propuestas por los alumnos de acuerdo a sus intereses. Y a diario, recibe un promedio de 70 alumnos durante el periodo de recreo. La iniciativa de la profesora Díaz Pro ha sido reconocida públicamente por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), en coordinación con la Red de Educadores Humanistas y la Corriente Pedagógica Humanista de Perú, como una experiencia que busca promover la paz y la no violencia en el colegio, resaltando el buen trato y la convivencia.

El Centro de Actividades del colegio Markham comenzó con dos actividades, ahora tienen más de 17 y en cada recreo, ingresan por lo menos 70 niños.
El Centro de Actividades del colegio Markham comenzó con dos actividades, ahora tienen más de 17 y en cada recreo, ingresan por lo menos 70 niños.

La meta es continuar buscando soluciones a través del juego, que permitan que los alumnos logren un bienestar socioemocional para seguir formando personas íntegras. “Los alumnos pueden tener dificultades naturales como parte de la convivencia, pero es en el AC en donde se hacen evidentes y ellos mismos aprenden a resolver los problemas que se les presenten. El ambiente que les ofrecemos es controlado y tranquilo, ideal para crear vínculos pacíficos y positivos en base de la comunicación. Es en este sentido que nuestro objetivo principal es hacer prevención primaria, promoviendo el bienestar socioemocional de nuestros alumnos”, finaliza la profesora Díaz, quien está convencida de que este es un espacio que se puede implementar en los demás colegios en Lima, de acuerdo a sus necesidades y posibilidades.


Profesora Patricia Díaz Pro, creadora del Centro de Actividades del colegio Markham que ha sido reconocido por la UNESCO . Ella es Psicóloga Clínica con el grado de Maestría en Psicología Educacional, actualmente es Student Counsellor en el Colegio Markham
Profesora Patricia Díaz Pro, creadora del Centro de Actividades del colegio Markham que ha sido reconocido por la UNESCO . Ella es Psicóloga Clínica con el grado de Maestría en Psicología Educacional, actualmente es Student Counsellor en el Colegio Markham