Entre 2000 y 2018, se han decomisado más de 35 mil animales vivos, que corresponden a 79 especies diferentes. (Foto: Wildlife Conservation Society (WCS) Perú)
Entre 2000 y 2018, se han decomisado más de 35 mil animales vivos, que corresponden a 79 especies diferentes. (Foto: Wildlife Conservation Society (WCS) Perú)

La separación de los seres queridos, la incertidumbre y el creciente –e incluso desesperante– aburrimiento son algunos factores que hacen de la una situación complicada. En tiempos donde quedarse dentro de cuatro paredes nos mantiene a salvo, el único pensamiento que reconforta es que llegará el día (tal y como se está desarrollando en otras ciudades donde la emergencia sanitaria parece estar controlada) en el que podamos disfrutar de acciones que eran tan cotidianas como dar un paseo en el parque de la esquina, ver el mar y más. Manteniendo, eso sí, la distancia. Pero, ¿qué pasaría si la cuarentena tiene un plazo indefinido? Esa es la realidad de cada -que es extraído ilícitamente de su hábitat natural- para ser vendido en el mercado ilegal de mascotas.

Wildlife Conservation Society (WCS), de la mano de la agencia 121, ha lanzado la campaña “La otra cuarentena”, que busca reflejar la situación de la fauna silvestre en nuestro país. “Nuestras duplas creativas, al sentir el encierro propio, se preguntó cómo sería si eso nunca terminara. De esa angustia salió la idea. La misión de WCS nos parece noble, importante y -lamentablemente- ignorada por la sociedad. Detrás de ellos hay un esfuerzo gigante y mucho compromiso. Es un placer colaborar con ellos”, dice Lucas Bargen, director creativo de la agencia.

MIRA: Espectáculo de la naturaleza: ¿los animales están recuperando lo que es suyo o recién notamos su presencia?
(Foto: Wildlife Conservation Society (WCS) Perú)
(Foto: Wildlife Conservation Society (WCS) Perú)

Desde hace más de siete años que WCS Perú trabaja de la mano de las instituciones de gobierno y la sociedad civil para reducir el tráfico ilegal de animales silvestres y evitar los riesgos a la salud que puede conllevar este delito, mediante las investigaciones en campo y los análisis de decomisos. Entre 2000 y 2018, se han decomisado más de 35 mil animales vivos, que corresponden a 79 especies diferentes, y donde muchas de ellas están consideradas en alguna categoría de amenaza. Las especies más traficadas en el país son la rana jaspeada, la rana del Titicaca, la tortuga taricaya, la boa mantona y el loro cabeza roja. En las desoladoras imágenes, se ve a alguno de estos animales en cautiverio.

“Dar este mensaje, en un momento en el que gran parte de la población se encuentra en confinamiento y con limitaciones de libre circulación, permitirá tener un mayor impacto y despertar la conciencia colectiva sobre este problema”, agregan. El tráfico de fauna silvestre representa, además, riesgos para la salud de las personas debido a la posibilidad de diseminación de agentes patógenos que podrían causar enfermedades, no solo a otros animales y sino también a los humanos.

(Foto: Wildlife Conservation Society (WCS) Perú)
(Foto: Wildlife Conservation Society (WCS) Perú)
(Foto: Wildlife Conservation Society (WCS) Perú)
(Foto: Wildlife Conservation Society (WCS) Perú)

DATO:

WCS tiene la misión de proteger la vida silvestre y los paisajes naturales a lo largo del planeta desde 1895. Protegen muchas de las especies icónicas del mundo, incluyendo jaguares en Sudamérica, gorilas en África y gigantes marinos en los espacios oceánicos más increíbles del mundo. Desde 1969 conservan la vida silvestre y los paisajes naturales del Perú.

VIDEO RECOMENDADO

Campaña a favor de animales silvestres rescatados del tráfico ilegal recibe respaldo