PROTAGONISTA. Pamela Rodríguez con la pequeña Lila, cuyo embarazo inspiró el libro Desmadre.
PROTAGONISTA. Pamela Rodríguez con la pequeña Lila, cuyo embarazo inspiró el libro Desmadre.
Ana Núñez

La experiencia de la maternidad sin idealizaciones. El lento retorno de la libido de una mujer que recién ha parido. El cuerpo con dolor fresco enfrentándose nuevamente a la vida. En resumen, el caos en el intento por integrar todos los roles que podemos asumir como mujeres. Y todo dicho de manera intimista, directa y sin edulcorante. Desmadre es el primer libro de Pamela Rodríguez.

INTIMISTA. Como su propia música, el libro de Pamela Rodríguez está narrado en tono íntimo y explícito.
INTIMISTA. Como su propia música, el libro de Pamela Rodríguez está narrado en tono íntimo y explícito.

¿Qué es Desmadre? ¿Una catarsis, un SOS, una botella al mar?

Es una de esas cosas que tenían que pasar, aunque no encuentro el momento en que dije ‘voy a hacerlo’. Simplemente, una cosa llevó a la otra. En realidad, una referencia que encuentro es cuando a los siete meses de embarazo el médico me manda a la cama por un exceso de contracciones. Ya echada en la cama, siendo yo una persona muy activa, de pronto sentí un vacío y empecé a escribir. Pensé: qué loco que se le llame dulce espera a esto...

¿Estamos hablando de un libro de no ficción?

Este es un libro de autoficción. No es pornografía emocional ni es tampoco una autobiografía. En este libro está mi verdad, pero también es una narración; entonces, hay elementos de ficción en pro de hacerla interesante. Pero también me di cuenta de que a través de mi historia personal se podía hablar de muchas cosas que son relevantes para nosotras como mujeres: la falsa idealización de la maternidad y. en general. la falsa idealización de la vida, de la felicidad, del éxito... Yo no veo a Desmadre como una historia sobre la maternidad exclusivamente; creo que hay una realidad que vive nuestra generación de mujeres, que somos probablemente la primera generación que realmente es libre para hacer lo que quiere. Entonces, en esta libertad también hay un conflicto de roles, porque puedes y quieres ser todo, y ahí también hay otro desmadre... A mí no me ha ido tan bien [ríe].

Es complicado ser buena madre, a la vez buena profesional, a la vez buena amante, a la vez...

Claro, sobre todo creo que es muy caótico el intento de integrarlo todo. Y sí, me parece interesante cómo el personaje principal [Mila] nace de mi vivencia personal: yo conocí a mi pareja [el padre de mi hija] por Tinder y nos enteramos de que íbamos a ser padres después de veinte días de vernos por primera vez después de una larga correspondencia.

Es una historia llena de elementos no ‘tradicionales’. ¿Quién tiene un hijo con alguien que conoció personalmente veinte días antes y de quien supo por Tinder?

No creas, yo entré en mucho conflicto en su momento. Y ahí empecé el libro: ¿cómo le voy a explicar a mi hijo que nos hemos conocido por Tinder? Después he ido evolucionando al pensamiento de que vivimos en la era digital, en la que digitalizamos todo: las amistades, el aprendizaje y hasta la salud. ¡El doctor Google está digitalizado!

PAMELA RODRIGUEZ PRESENTA SU LIBRO ´´DESMADRE´´
PAMELA RODRIGUEZ PRESENTA SU LIBRO ´´DESMADRE´´

¿Sientes temor por el ‘juicio público’ que podría tener tu libro?

Uno no puede controlar cómo reaccionan los demás, pero mi compromiso está con las mujeres que queremos compartir y hemos tenido mucho miedo de hablar, porque, claro, la imagen de la madre está totalmente juzgada: la mamá no puede ser libre, la mamá está desprovista de placer, la mamá ya ‘se ha realizado en la vida’... Pero ahora somos una generación que es libre y es importante comenzar a poner sobre la mesa esta situación con honestidad. Podrán decir lo que quieran sobre el personaje, que tiene de mí y no tiene de mí, pero no me pueden decir que lo que comparto sale de un lugar malo. No es amarillismo y creo que eso se siente cuando se lee. Con mucha dificultad, porque he escrito y reescrito mil veces, he querido ir al fondo, como por ejemplo que la libido se te va a la ‘michi’. Yo me juraba la sexy bomba toda mi vida y, de pronto, sin libido. Entonces, más allá de quien pueda reaccionar, yo no creo que sean esas las personas a las cuales quiero llegar. Yo quiero llegar a las mujeres que quieren encontrar testimonios reales sobre la maternidad y las relaciones de pareja para sentirse, aunque sea, acompañadas.

¿Es, entonces, un libro para otras mujeres?

Para otras mujeres, pero, a ver, este libro tiene su génesis en mi Instagram. Muchas de las partes del libro las había compartido antes como pequeños posts y no te imaginas la cantidad de hombres que me han escrito para agradecerme, porque dicen que no entienden a las mujeres y explicarles las cosas de una manera tan honesta permite también que los hombres entiendan la realidad de las mujeres. //